¿Cómo empezar a invertir en bolsa? Guía básica para principiantes

Si estás empezando y te has decidido a invertir en bolsa por primera vez, te explicamos qué es lo que tienes hacer para poder comprar o vender acciones en nuestra guía para principiantes. A continuación te mostraremos de una forma muy coloquial los pasos que has de dar, pero antes de nada, recuerda: lo primero y más importante que debes saber para invertir en bolsa es que comprar valores supone inevitablemente riesgos, por lo que, antes de nada, evalúalos. En serio. Si lo tienes claro, ¡te explicamos cómo hacerlo!

Abre una cuenta de valores

Si quieres invertir en bolsa pero eres del grupo de principiantes es lo primero que necesitas, tu cuenta de valores. Se trata de una cuenta (un instrumento contable) desde la que gestionarás tu cartera y que está asociada a una cuenta corriente en la que se cargarán el coste de las órdenes de compra que realices, así como las comisiones. Si en algún momento vendes algún valor, será en esa cuenta en la que se ingresará el dinero. En el caso de ABANCA, puedes contratarla gratis a través del nuestro bróker online con el usuario y la contraseña de tu banca a distancia.

Compra de valores

Si quieres invertir en bolsa, es decir, comprar acciones de una compañía, puedes hacerlo a través de nuestro broker online.

En él encontrarás además información muy detallada (la información legalmente exigible y todo lo que necesitas para poder tomar una decisión: precios, datos históricos, gráficos, etc.) de cada valor, fondo de inversión, ETF…  Hay mucha literatura en la web sobre estrategias de inversión, y seguro que tienes un amigo o cuñada que sabe mucho del tema, pero recuerda que es tu dinero, no el suyo, y que lo que haya pasado en el pasado ni significa que el futuro vaya a comportarse igual.

Ahí podrás buscar la compañía, el precio de cada acción y tramitar la orden de compra por el número de títulos que desees.

Las órdenes

La definición de orden es la decisión de compra (o venta) que tomas respecto a un valor en concreto y que llevas a cabo a través de un bróker. Lo que debes de tener en cuenta es que en ABANCA trabajamos con cuatro tipos de órdenes, que te explicamos a continuación.

  1. De mercado. Es una orden por la que compras o vendes acciones al precio que marca la bolsa en ese momento. Tiene prioridad frente al resto de órdenes y es prácticamente instantánea. El objetivo de esta orden es ejecutar la operación lo antes posible, pero debes saber que podría ejecutarse a distintos precios y esto implicaría más comisiones, una por cada precio ejecutado. Es útil cuando un valor tiene un precio interesante y quieres tenerlo en tu cartera o al revés, para deshacerte de un valor rápidamente porque está cayendo.
  2. Por lo mejor. El bróker seleccionará por defecto el mejor precio del mercado. La diferencia con la orden de mercado es que en caso de no haber títulos suficientes para cubrir la cantidad de títulos que quieres adquirir a ese precio, se evita la ejecución a distintos precios y, por tanto, se quedarán pendientes al precio de la primera ejecución. Es útil para evitar que se cobren más comisiones, como ocurre en las órdenes de mercado.
  3. Limitada. Tú estableces el precio al que quieres comprar o vender. El objetivo de esta orden no es la inmediatez, sino el precio. En caso de compra, marcas el precio máximo que estás dispuesto a pagar por un valor; si vendes, el mínimo que estás dispuesto a recibir. Es útil cuando tenemos claro a que precio queremos comprar y vender. En el mercado español tienen una duración de 90 días.
  4. On stop. Este tipo de órdenes sirven para establecer niveles de entrada y salida de los valores. Cuando se cumpla una condición de precio informada por el cliente (precio de disparo). La orden se envía a bolsa una vez que el precio de cotización cumple la condición de precio que hayas incluido en la casilla ‘Precio de Disparo’. Cuando el precio de negociación en Bolsa iguala al precio de disparo, la orden se lanza al mercado de forma automática. Dicha orden es enviada como una orden por lo mejor, a menos que se establezca un cambio límite, en cuyo caso, además del precio de disparo, la orden se enviará como una orden limitada.

Restricciones y condiciones a la hora de invertir en bolsa para principiantes

Tras seleccionar la modalidad de orden que más te conviene, tienes la opción de elegir restricciones y condiciones de forma opcional. Esto es muy relevante porque al fin y al cabo estamos hablando de un sistema telemático, no presencial. No es como comprar en un establecimiento físico, donde existe un intercambio inmediato, sino que al estar dando una orden de forma remota, tienes que saber qué pasa, por ejemplo si el mercado en el que cotiza la compañía está cerrado a la hora que haces la transacción o si no tienes acciones suficientes para satisfacer tu orden.

Estas condiciones las encontrarás en tu bróker online en el apartado de ‘Restricciones y Condiciones’, justo debajo del tipo de órdenes.

Hay tres opciones:

  1. Negociación: dentro de esta opción podrás encontrar a su vez dos modalidades más:
    • Todo o nada: le indicas al mercado que el número de acciones que envías en la orden deben ser ejecutadas en su totalidad de forma inmediata y si no es posible que se anule la totalidad de la orden.
    • Ejecutar o anular: las órdenes que no se ejecuten parcialmente se eliminan del sistema de forma inmediata. Se procede a la anulación si no se dan las condiciones indicadas por ti para su ejecución, ya sea total o parcial.
  2. Cantidad mínima: con este tipo de restricción, si no se ejecuta la cantidad mínima solicitada, la operación queda pendiente hasta que se cumpla o bien se anula cuando llegue a la fecha de vencimiento (sin que se haya cumplido la restricción)
  3. Cantidad a mostrar: puedes comprar un número de títulos pero seleccionar cuántos quieres que figuren en el mercado, ocultando el resto. Para optar por esta opción, debes saber que la cantidad mínima para mostrar u ocultar estas órdenes es de 250 títulos.

A partir de aquí, si te surge alguna duda puedes entrar en la página del bróker online de ABANCA o en la sección de ayuda de nuestra web, o acércate por cualquier de nuestras oficinas y charlamos un rato. Seguro que podremos ayudarte.

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. ABANCA no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Rentabilidades pasadas de las inversiones no garantizan rentabilidades futuras.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.