¿Cómo ahorrar en bodas, bautizos y comuniones si eres invitado?

Vestidos, trajes, peluquería, maquillaje, regalos, transporte, alojamiento… Estas celebraciones suponen un gran desembolso no solo para los anfitriones, sino también para los invitados. De hecho, según un estudio sobre el gasto de las bodas, bautizos y comunioneslos españoles invierten de media en este tipo de eventos unos 800 euros por persona.

Además, en España la mayoría de la gente se decanta por la primavera y el verano para casarse y organizar la primera comunión de sus hijos, por lo que es probable que, en los próximos meses, si no tienes una celebración… tengas varias. Si eres de esos “afortunados” que tiene cinco eventos este verano, no te agobies. Ahorrar en bodas, bautizos y comuniones sin que tu bolsillo se resienta lo mínimo es posible. La clave está en la planificación.

Ahorrar en bodas, bautizos y comuniones: consejos para invitados

La solución no pasa por dejar de asistir a las celebraciones a las que te han invitado, sino en establecer un presupuesto realista y, sobre todo, en cumplirlo. A continuación, te damos algunos consejos prácticos que te ayudarán a ahorrar en bodas y demás eventos de este tipo.

Decide a cuáles asistir

Si te han invitado a varias bodas, organiza tus prioridades y decide a cuáles asistir. No siempre es posible decir que sí a todo. Si tu presupuesto es ajustado, opta por acudir a aquellas que sean de amigos o familiares más cercanos. Lo mismo en comuniones, bautizos o despedidas de soltero. Deja a un lado esos eventos a los que sabes que te han invitado por puro compromiso. Con un regalo quedarás bien y tu bolsillo no se resentirá tanto.

Planificación

Por lo general las invitaciones a una boda llegan con meses de anticipación y esto te permite poder planificar todo con tiempo, sobre todo si tienes que desplazarte para el evento. De esta forma, puedes ir buscando alojamiento con tiempo y también puedes aprovechar ofertas como las rebajas para encontrar vestido para ese día a mejor precio.

La elección del vestuario

Aunque a todo el mundo le gusta estrenar atuendo, no pasa nada por repetir traje o vestido. Si las bodas son en círculos y con invitados diferentes no hay ningún problema. Tira de fondo de armario y aprovecha prendas que hayas utilizado en otras bodas, bautizos y comuniones. También puedes optar por atuendos más sencillos y cambiar el outfit con ayuda de accesorios diferentes. En caso de los hombres, se puede optar por repetir traje y cambiar solo la camisa y corbata.

Si no puedes reciclar vestido, acude a firmas low cost para no gastar más de la cuenta. Cada vez hay más opciones socorridas para un gran día. Si no encuentras nada, recurre a amigos o familiares que puedan prestarte el traje o el vestido. Si no, comprar un vestido a través de apps de segunda mano es también una opción asequible. Además, existen páginas web como La más mona o Wedding Style donde podrás alquilar vestidos de grandes firmas a precios reducidos.

La peluquería y el maquillaje

Acudir a escuelas de estilismo o a academias de peluquería son alternativas que muchas personas desconocen y que suponen un grandísimo ahorro. Y si no, siempre puedes recurrir a la infinidad de videotutoriales que existen en internet con los que podrás aprender a maquillarte, peinarte y hacer todo lo que quieras.

El regalo

Puedes optar por regalar dinero (sobre todo en el caso de las bodas) o por comprar algo a los anfitriones. Si escoges la segunda opción, asegúrate de que sea útil para ellos, económico para ti y, sobre todo, original y sorprendente.

Si hay lista de bodas, no olvides que cuanto antes hagas el regalo, hay más posibilidades de elegir. Si ninguno se ajusta a tu presupuesto, siempre puedes regalarlo con otro invitado de tu confianza.

Además, también existe la opción de realizar un regalo conjunto y pagarlo entre varios asistentes, sobre todo si acudís varios amigos a la boda, el bautizo o la comunión.

El transporte y el alojamiento

Si el evento se celebra fuera de tu ciudad, tendrás que hacer frente a gastos relacionados con el desplazamiento y las noches que pases fuera de casa. En estos casos, valora las diferentes posibilidades de las que dispones y organízate con antelación para valorar qué opción te compensa más. Los comparadores como Kayak o Rastreator podrán resultarte de gran ayuda.

Y si quieres ahorrar en bodas y demás celebraciones de verdad, puedes echar mano de apps como Airbnb para encontrar alojamientos baratos, de Blablacar para compartir vehículo o de páginas web como El Tenedor para reservar restaurantes al mejor precio si vas a salir a comer o a cenar fuera.

Despedida de soltero

Si te toca ir a una despedida de soltería, lo primero de todo, y antes de empezar con los preparativos, es establecer un presupuesto. Según la tradición, al novio o novia hay que pagarle todo. Así que tenlo en cuenta a la hora de calcular todos los gastos.

Ir en coche y pagar la gasolina entre todos es la opción más barata. Pero si queréis optar por un destino más alejado, consulta cuanto antes los billetes de avión para encontrar ofertas interesantes.

También es importante mirar con antelación las actividades y restaurantes para no dejar nada suelto y evitar sobrecostes en el destino.

¿Y pagar a plazos, por qué no?

Además de todo lo comentado anteriormente, a la hora de la verdad aplazar ciertos pagos puede ser la única opción si no quieres escatimar en gastos en la celebración que tienes a la vuelta de la esquina. Y, además, te permitirá llegar vivo a fin de mes, que no es poco.

Puedes pagar a plazos tus compras realizadas con tarjeta de crédito a través del móvil y al instante con el servicio Applázame de ABANCA. ¡Rápido, sin papeleos y a tu medida!

 

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.