Gastar dinero en luces LED: ¿cuánto ahorraremos ante la subida de la luz?

La subida del precio de la luz tras el cambio en la factura de la electricidad que se aplicó el pasado mes de junio ha provocado diferentes cambios en los hábitos y modos de vida ya establecidos en muchos hogares españoles.

Por ello, resulta fundamental modificar determinadas actuaciones cotidianas y adoptar medidas con el fin de reducir el consumo y ahorrar frente a la actual subida de la luz.

¿Por qué cambiar las bombillas tradicionales por luces led?

La luz supone un porcentaje considerable de toda la energía que se consume en el hogar, y por ello es necesario llevar a cabo algunas variaciones para lograr reducir el gasto energético en casa.

Además de realizar acciones cotidianas como controlar la temperatura de la calefacción, ahorrar en determinados electrodomésticos como el aire acondicionado o prestar atención a los diferentes tramos horarios que se han establecido para la nueva tarifa eléctrica, es esencial hacer cambios en la iluminación doméstica.

Las luces led constituyen una de las mejores inversiones que puedes hacer para tu hogar. Aunque son un poco más caras que las bombillas tradicionales o incandescentes, su precio ha disminuido. Además, este coste puede amortizarse a medio o largo plazo en nuestra factura de la luz.

También deberás tener en cuenta que el desperdicio de energía en calor va a ser nulo con el uso de la bombilla led de bajo consumo, a diferencia del gasto que supone el empleo en el hogar de la iluminación tradicional, que consume mucha energía.

De hecho, existen numerosos estudios que determinan que las luces led consumen una media de un 50% menos que las luces tradicionales.

Por lo tanto, aunque muchas personas puedan pensar que las luces led gastan mucha luz, lo cierto es que el consumo luces led resulta eficiente para el hogar.

¿Cuánto ahorraremos en la factura de la luz?

El empleo de la iluminación adecuada en nuestro hogar supondrá un ahorro considerable en la factura de la luz.

Con bombillas eficientes podrás reducir la cifra de gasto en un 50% como mínimo (el gasto final en la factura se traduciría en un máximo de 10 euros), y una bombilla led bajo consumo puede ayudarte a conseguir un ahorro energético incluso de un 80% con respecto a las bombillas incandescentes.

Concretamente en España, el ahorro al emplear una bombilla LED podría ascender a más de 14 euros anuales.

Además, las luces led no contienen ningún agente contaminante entre sus componentes, y por lo tanto emiten menos dióxido de carbono, protegiendo así el medio ambiente y evitando en parte el calentamiento global. Entre sus ventajas también destaca, además de su bajo consumo y ahorro económico, su larga duración: las bombillas led bajo consumo pueden durar hasta veinte veces más que las tradicionales.

Las lámparas LED, cuya tendencia de uso se encuentra al alza, se encienden y apagan inmediatamente, sin ningún calentamiento previo, y soportan cualquier tipo de clima, ya que están diseñadas con materiales resistentes y duraderos.

También es interesante destacar que la iluminación led es más brillante que la tradicional. Esto se debe a que las bombillas incandescentes utilizan cinco veces más la energía para poder generar igual cantidad de luz que las luces led.

Tipos de luces led según el uso

Además de la eficiencia -en general, el consumo de las luces led es inferior con respecto al de las bombillas tradicionales-, es importante considerar otros aspectos para poder encontrar las bombillas que mejor se adapten a cada casa.

Aunque las luces led ahorro de energía son aptas para toda clase de estancias, tanto interiores como exteriores, no todas se adecúan a todos los domicilios.

En función del tipo de uso, existen múltiples funciones como:

  • Bombillas estándar: ideales para lámparas de colgar, por ejemplo.
  • Esféricas: recomendadas para uso de sobremesa.
  • Bombillas con forma de globo: suelen emplearse en las farolas.
  • Con forma de vela: para apliques y lámparas colgantes.
  • Focos led de exterior.

Asimismo, según la luz, puede haber luces led de luz cálida, natural, luz fría,…

Por ejemplo, para los dormitorios se recomienda usar lámparas LED de mesa con luz cálida. Para las salas de estar, sin embargo, se prefieren generalmente lámparas de pie, también de luz cálida.

Las luminarias de techo se adaptan mejor a las cocinas y baños, lugares en los que se prefieren bombillas de luz natural. Por otro lado, las lámparas colgantes están pensadas para el comedor. Los focos suelen emplearse en los jardines y otras áreas exteriores.

Las bombillas inteligentes: otro tipo de luz led eficiente

Las bombillas inteligentes son dispositivos de tecnología LED que podemos controlar desde una aplicación móvil (cuentan con un sistema de conexión Bluetooth o WiFi), bien sea para simples ejercicios como encender o apagar el dispositivo desde cualquier lugar, regular la intensidad del brillo o incluso para integrarlas con otros aparatos inteligentes de nuestro hogar.

Entre sus principales ventajas destaca, además de su larga vida útil y su gran eficiencia, la facilidad para instalar las bombillas y el ambiente personalizado que pueden crear en tu casa.

Además, cuentan con una amplia variedad de modelos y formas. Según las posibilidades de color, hay modelos que ofrecen opciones completas de tonalidades RGB y permiten cambiar la intensidad de luz para crear ambiente.

Por el color de su luz, existen diversos tipos de bombillas inteligentes:

  • Las bombillas de color fijo son aquellas que están calibradas a un tono de blanco (cálido, neutro o frío). Son las más parecidas a las convencionales, con las características y beneficios de las bombillas inteligentes.
  • Las bombillas de color blanco variable cambian la temperatura de color entre blanco cálido a neutro y blanco frío. La programación de estas bombillas consiste en ofrecer luz cálida a primeras y últimas horas del día y blanca en las horas centrales.
  • Las bombillas de colores variables permiten modificar el color al gusto. Además, en muchos casos pueden sincronizarse con la música o televisión para ofrecer variaciones cromáticas.

Es interesante tener en cuenta que, con el uso de bombillas inteligentes, el ahorro en la factura eléctrica puede alcanzar el 90%.

Por lo tanto, si quieres ahorrar en la factura de la luz, considera el cambio de la iluminación de tu hogar para incorporar luces led. Aunque el precio inicial de estas bombillas de bajo consumo es mayor, con el tiempo lo agradecerás. Ya sabes, en muchas ocasiones, lo barato sale caro. Y en consecuencia, lo caro puede resultar finalmente barato.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.