¿Cuál es la diferencia entre pensión contributiva y no contributiva?

Sabes que tienes derecho a una pensión cuando acabes tu vida laboral, sabes que puedes recibir una pensión por invalidez o viudedad y sabes también que puedes contratar un plan de pensiones para complementar tu pensión de jubilación. Pero ¿conoces la diferencia entre pensión contributiva y no contributiva?

Qué es una pensión

Una pensión es una cantidad periódica, temporal o vitalicia, que la Seguridad Social paga por razón de jubilación, viudedad, orfandad o incapacidad.

La Seguridad Social garantiza que todos los ciudadanos disfruten de una cierta cobertura en determinadas circunstancias gracias al sistema de reparto.

Este sistema se basa en la solidaridad intergeneracional, es decir, cotizar durante los años en los que trabajes para disfrutar de una pensión a tu jubilación. Y se conoce como pensión contributiva, ya que, si no cotizas, no tienes derecho a esta pensión.

Por otra parte, la Seguridad Social también permite que algunos de sus beneficiarios puedan acceder a una prestación, aunque no hayan cotizado antes para poder recibirla, que se conoce como pensión no contributiva.

Diferencia entre pensión contributiva y no contributiva

Continúa leyendo para conocer mejor las características de cada tipo de pensión.

Pensiones contributivas, en qué consisten

Las pensiones contributivas están reguladas a nivel estatal por medio de la Seguridad Social. Consisten en una prestación económica, mensual e indefinida y para poder disfrutarlas es necesario haber cotizado a la Seguridad Social durante un período mínimo y cumplir una serie de requisitos.

La cantidad a recibir dependerá de las aportaciones efectuadas por el trabajador o el empresario –si se trata de trabajadores por cuenta ajena– durante el período que se considere en la base reguladora.

Dentro de las pensiones contributivas podemos diferenciar tres modalidades:

  • Pensión por jubilación, tanto si se trata de jubilación ordinaria, jubilación anticipada por diferentes motivos, jubilación parcial, jubilación flexible o jubilación especial. Debes haber cotizado al menos 15 años para acceder al 50% de la base reguladora, y al menos 37 años para recibir el 100%.
  • Pensión por incapacidad permanente. Puede tratarse de una incapacidad total, absoluta o de gran invalidez.
  • Pensión por fallecimiento. Aquí se engloban las pensiones por viudedad, orfandad y en favor de familiares.

Si te gustaría conocer la pensión aproximada que te corresponderá cuando te jubiles, nuestro servicio de asesoramiento gratuito Júbilo te interesa. Gracias a nuestras diferentes herramientas de jubilación podrás prever cómo será tu situación financiera cuando te jubiles, cómo las diferentes opciones de ahorro afectarán a tu día a día o de qué forma ahorrar para el futuro puede beneficiarte fiscalmente ahora.

Pensiones no contributivas, en qué consisten

Las pensiones no contributivas están destinadas a los ciudadanos que no disponen de los recursos necesarios para subsistir y que no han cotizado el tiempo suficiente para alcanzar las prestaciones de nivel contributivo.

La gestión de estas pensiones no es estatal, sino que se encargan los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma.

Estas son las características de las pensiones no contributivas en Galicia:

  • Pensión no contributiva de invalidez. Es una prestación económica individualizada y periódica. Está destinada a los ciudadanos de entre 18 y 65 años que tengan un grado de discapacidad superior al 65% y que carezcan de recursos económicos suficientes. En el año 2020, esta pensión oscila entre los 98,90€ y los 395,60€ por 14 mensualidades al año.
  • Pensión no contributiva por jubilación. Es una prestación económica individualizada y periódica. Está destinada a mayores de 65 años que no pueden beneficiarse de una pensión por jubilación contributiva y que no disponen de los recursos económicos suficientes. En el 2020, esta pensión oscila también entre los 98,90€ y los 395,30€ y consta de 14 mensualidades al año.

Los planes de pensiones

Ahora que ya conoces las diferencias entre la pensión contributiva y no contributiva, y de cuáles puedes beneficiarte, puede que tengas curiosidad por saber cómo se complementa la pensión contributiva de jubilación con un plan de pensiones.

El plan de pensiones es una herramienta que te permite ahorrar durante los años en los que trabajes para poder complementar tu pensión pública de jubilación cuando finalice tu vida laboral.

Los planes de pensiones de ABANCA están planteados para que puedas planificar tu ahorro junto a un experto, prever cómo será tu situación financiera cuando acabes de trabajar y disfrutar de una mejor jubilación gracias al servicio Júbilo.

Tanto si ya tienes tu plan en ABANCA, si quieres traer tu plan o si no tienes plan, puedes disfrutar de un estudio detallado con el que tomar las decisiones acertadas y disfrutar de todas las ventajas que este plan tiene para ti.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.