Listas de morosos: cómo saber si estás en una y cómo salir de ella

Aunque pienses que estas al día de todos tus pagos, el hecho de un impago de un recibo, una cuota o una deuda, puede ser motivo suficiente para aparecer en las listas de morosos.

Esta situación puede acarrear graves consecuencias a la hora de solicitar cualquier servicio bancario, como puede ser un préstamo o una tarjeta de crédito, o contratar un seguro o servicio de telefonía.

En este artículo te explicaremos cómo puedes saber si estás en las listas de morosos y de qué forma puedes salir de ella.

¿Cómo funcionan la listas de morosos?

Las listas de morosos se rigen por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. Ha sufrido varias modificaciones para adaptarse a la privacidad de datos cedidos y al entorno digital actual. A continuación, destacamos sus puntos más relevantes:

  • No te podrán incluir en una lista de morosos hasta que no pasen como mínimo cuatro meses desde el inicio de impago de la deuda.
  • La cantidad mínima a adeudar para que nos incluyan en una lista como personas físicas es de 50 euros y como personas jurídicas de 300 euros.
  • La entidad que gestione la deuda deberá comunicarte con un mes de antelación que te van a incluir en la lista de morosos. En caso de que no procedan así, podrás reclamar la salida inmediata sin aportar la cantidad adeudada.
  • Durante ese mes tendrás derecho a corregir, oponer y reclamar los datos incluidos en la lista.
  • En el caso de que sean varias deudas, deberán estar expuestas por separado y con datos concretos.
  • No se puede permanecer en una lista de morosos más de cinco años, siendo este el plazo máximo dictado por la ley para ceder datos sobre deudas.

Cómo saber si estoy en lista de morosos

En primer lugar, debes saber que entre los principales motivos ser declarados morosos son el impago de un recibo, una cuota o una deuda. Con lo que antes de llegar a ese extremo, te aconsejamos que leas este artículo en caso de que no puedas pagar un préstamo y así evitarás males mayores.

Cuando tus datos pasan a formar parte de una lista de morosos te deberán informar por carta certificada en un plazo máximo de 30 días, para que puedas rectificar o cancelar el impago y evitar entrar en esa lista.

El problema surge cuando estas notificaciones son enviadas a una dirección antigua –a quién le debes comunicar un cambio de domicilio–, se extravían, además de errores en la titularidad o malentendidos con empresas que reclaman una deuda ya abonada. Para evitar este tipo de sustos, puedes revisar periódicamente las bases de datos de morosos.

En España existen tres ficheros de morosos: ASNEF, CIRBE Y RAI. Para acceder a cada uno de ellos, necesitaremos aportar una serie de documentación y posteriormente nos darán acceso para saber si formamos parte de alguna de ellas.

Consultar ASNEF, CIRBE Y RAI

Para consultar cualquiera de los tres ficheros de morosos, tanto ASNEF, como CIRBE y RAI, tendrás que aportar una serie de datos personales para tener acceso a las bases de datos y así consultar si estas en la lista de morosos o no.

En el caso de ASNEF, solicitarán tus datos personales, dirección personal y también la documentación referente a la deuda.

En CIRBE es más sencillo, ya que con el DNI y rellenando un formulario tendrás acceso.

De la misma manera funcionan los listados RAI, con el CIF y completando un formulario será suficiente.

Tras enviar los datos, en el plazo de un mes podrás recoger la información de forma presencial o solicitar el envío a tu domicilio por correo certificado, así podrás saber si estás inscrito en una lista de morosos.

Cómo salir de una lista de morosos

Para salir de una lista de morosos deberás abonar el pago de la deuda y exigir una factura o un recibo por el mismo. Esto debería ser suficiente para que te eliminen de forma automática, pero en muchas ocasiones no se realiza esta gestión, con lo que deberás ser tú mismo el que la solicitemos.

Tendrás que enviar a la lista o listas en las que estés una copia del DNI, el recibo del pago de la deuda y un escrito reclamando la salida. Si en diez días no recibes respuesta por parte de estas listas, la mejor opción es que dirijas tu reclamación a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

La financiación, una solución para salir de la lista de morosos

Una de las soluciones para salir de una lista de morosos es solicitar financiación. Solicitar un préstamo es la forma más cómoda para afrontar ciertos gastos para no terminar en una de estas listas.

En el caso de que tengas alguna deuda, no pospongas el problema. Haciendo esto será como aumentemos nuestras posibilidades de acabar en una lista de morosos. Si no puedes cumplir tus obligaciones de pago, acude al banco de inmediato para buscar una solución y evitar males mayores.

Si tienes alguna duda o nos quieres plantear alguna pregunta sobre los bancos, ponte en contacto con nosotros o visita tu oficina ABANCA habitual. Buscaremos la mejor solución para eliminar el problema y evitar consecuencias más graves.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.