¿Qué son las ampliaciones de capital?

Una ampliación de capital es el aumento del capital social de una sociedad. Es una práctica muy habitual cuando una empresa quiere (o necesita) fortalecer su capacidad financiera, aumentar sus fondos propios para realizar nuevas inversiones o mejorar sus ratios de capital.

Esta operación financiera tiene efectos sobre la participación de los accionistas en el capital de la empresa, ya que podrían ver cómo su participación se reduce si no acuden a la ampliación de capital. Por esta razón, cuando una sociedad realiza una ampliación de capital, los accionistas antiguos suelen tener derecho de suscripción preferente.

Este artículo forma parte de nuestra guía de inversión en bolsa. ¡Consúltala ahora!

Tipos de ampliación de capital

El capital de una empresa se puede ampliar de diversas formas:

  • Ampliación de capital liberada. El accionista no tiene que hacer ningún desembolso a la hora de adquirir las acciones nuevas, porque esta emisión se hace:
    • Aumentando el valor nominal de las acciones. En este caso el aumento de valor nominal se suele hacer contra las reservas o los beneficios de la empresa, por lo que no supone desembolso por parte del accionista.
    • Aumentando el capital con cargo a beneficios. Los accionistas percibirán como remuneración las acciones liberadas en lugar de dividendos. No existe desembolso económico por parte del accionista.
    • Ampliación de capital con cargo a reservas. Beneficios no distribuidos entre los accionistas que la empresa utiliza para ampliar capital, distribuyendo de esa manera acciones liberadas entre los accionistas. No existe desembolso económico por parte del accionista.
  • Ampliación de capital no liberada o parcialmente liberada. En este caso el accionista paga una prima de emisión por adquirir las acciones. Si es parcialmente liberada, parte del valor será llevado contra las reservas de la sociedad.
  • Desde hace unos años, se está llevando a cabo otra modalidad de ampliación de capital conocida como script dividend o ampliación de capital con opción a dividendo. Se trata de una ampliación de capital donde el accionista puede escoger entre recibir las acciones o bien percibir el dividendo.

Tipos de acciones dentro de la ampliación de capital

Las nuevas acciones emitidas en una ampliación de capital se pueden clasificar según su valor:

  • Las acciones a la par son las acciones emitidas con el mismo valor nominal que las que ya están en circulación.
  • Las acciones sobre la par son como las emitidas normalmente, solo que aquellos inversores que quieran participar en la ampliación de capital deben pagar un prima de emisión. El objetivo principal del precio adicional es proteger los intereses de los antiguos accionistas para que sus acciones no pierdan valor.

Fases de una ampliación de capital

Para realizar una ampliación de capital hay una serie de pasos que la junta directiva debe seguir:

1. Acuerdo de la junta general de accionistas

Todas las ampliaciones de capital deben partir desde la propuesta de la junta directiva y tendrá que ser aprobada por la junta general de accionistas. Será necesario que se apruebe la fecha de la ampliación, cómo se va a realizar, cómo afectará a los Estatutos Sociales, la cantidad de títulos que se van a emitir (si se emiten) o el valor nominal de las nuevas acciones, entre otros elementos.

2. Ejecución del acuerdo de ampliación de capital

Hay una serie de requisitos que se deberán cumplir para poder ejecutarse la ampliación.

  • Desembolsar el capital acordado
  • Deberá quedar constancia en el acta de todo lo acordado al finalizar la junta de accionistas
  • Realizar una escritura pública ante notario que deberá reflejar todos los cambios en el capital social y en los Estatutos Sociales aprobados en esa junta

3. Inscripción en el Registro Mercantil

Por último, para que todo se formalice y tenga efecto, será necesario inscribir la escritura pública en el Registro Mercantil para que todo aquel que quiera o necesite pueda disponer de la información de la empresa.

Los derechos de suscripción preferente de los accionistas

Cuando se produce una ampliación de capital, los antiguos accionistas tienen reservado el derecho de suscripción preferente.

Como su propio nombre indica, los accionistas tienen la posibilidad de suscribir acciones nuevas en proporción al valor que tengan las acciones que ya poseen.

El objetivo de este derecho es preservar el patrimonio de los antiguo socios ya que, al producirse una ampliación de capital, la participación de los previos accionistas se vería alterada con la entrada de nuevos accionistas.

¿Qué opciones tiene un inversor ante una ampliación de capital?

Si tenemos derechos de suscripción preferente por ser antiguo accionista, estas son las situaciones que se nos podemos encontrar:

  • Acudir a la ampliación de capital y ejercer el derecho de suscripción preferente de las acciones que nos corresponden. Esta operación conlleva un desembolso por las nuevas acciones a la vez que le permite mantener el porcentaje de participación en la sociedad.
  • No acudir a la ampliación de capital y vender los derechos en bolsa (en el mercado secundario). De esta forma, recibimos una remuneración por la venta de los derechos asignados a costa de perder un porcentaje de participación en la compañía.
  • Vender parte de los derechos en bolsa y acudir a la ampliación con los restantes. Se denomina “operación blanca” cuando la venta de determinado número de derechos permite sufragar el desembolso en la suscripción de las acciones nuevas, de este modo el accionista no vería mermada su cuenta de efectivo.
  • En el caso de las ampliaciones con opción a dividendo (script dividend), el accionista tiene una opción a mayores, que es utilizar esos derechos para recibir un pago en forma de dividendo.

Un no accionista también puede decidir acudir a la ampliación de capital. Para ello, primero deberá comprar los derechos en el mercado continuo teniendo en cuenta la proporción exigida en la ampliación de capital y, a continuación, realizar la suscripción de las acciones. Normalmente el valor de la acción en una ampliación de capital es menor que el valor de cotización para fomentar que los accionistas acudan a la ampliación de capital.

En ABANCA puedes realizar toda esta operativa a través de la banca electrónica:

  • Compraventa de derechos.
  • Suscripción de acciones. La banca electrónica de ABANCA calcula los derechos máximos a suscribir en función de los derechos depositados (iniciales y comprados)
  • Dividendo en efectivo. la aplicación indica el máximo de derechos con los que puede acudir al dividendo. Normalmente sólo se puede acudir con los asignados al inicio de la ampliación. De ese modo, el cliente puede decidir acudir con ese total o un importe menor.
  • Operación blanca. La aplicación indica cual sería el número de derechos a vender en función de la cotización del derecho, para que el importe iguale al desembolso en la suscripción de acciones.

Además, podrás consultar el detalle de la ampliación de capital: proporción, derechos asignados, tipo de ampliación (liberada, no liberada, con opción a dividendo), acciones que puede suscribir, y mucho más.

 

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.