Ahorra en los productos navideños comprando ya

La Navidad es una de las épocas de mayor gasto del año, algo que puedes minimizar si eres previsor, adelantas ciertas compras y pagas tus compras en cómodos plazos con el servicio APPlázame de ABANCA desde tu móvil. Aunque ya hemos visto el turrón en los pasillos del supermercado desde mediados de noviembre, las primeras semanas de diciembre son una oportunidad más que interesante de ahorrar en los productos navideños.

A medida que se acerca el día de Navidad, los precios de ciertos productos como el marisco o el pescado suelen dispararse. Por eso es tan importante adelantarnos y realizar compras estratégicas antes de que ciertos precios se vuelvan prohibitivos y evitar sufrir en exceso la cuesta de enero.

También hay diversos alimentos que se pueden comprar con antelación y congelar sin que pierdan calidad. Y otros que se pueden comprar en cualquier momento antes de que incrementen su precio, como puede ser el vino o los dulces navideños. Además, te aconsejamos, además, que visites nuestra guía para organizar los gastos navideños.

Ahorra en los entrantes del menú de Navidad

La Navidad es una de las épocas más frías del año. Un motivo que hace que en muchos menús se apueste por una sopa o un caldo para entrar en calor. Tanto si quieres hacerla de pescado como de marisco, puedes comprarlo todo antes, prepararlo y congelarlo antes de los días de la celebración.

Además, el marisco es uno de los platos estrella de la Navidad. Desde nécoras a los camarones, pasando por el bogavante o los centollos. Si buscas ahorrar en productos navideños, una de las claves es comprar los días antes y congelarlos para poder ahorrar en el presupuesto fijado para estas fechas.

A la hora de congelar adecuadamente el marisco, en primer lugar, hay que asegurarse de que es fresco y no ha sido congelado previamente. Si es fresco, se recomienda cocerlo bien, dejarlo enfriar y posteriormente guardarlo en el congelador en film transparente o al vacío. En el caso de bivalvos como almejas, berberechos, ostras o navajas se aconseja congelarlos en crudo.

A la hora de descongelarlos, pásalos del congelador a la nevera durante 18 o 24 horas. Así conseguirás que el producto parezca casi fresco una vez se haya realizado el proceso de descongelación.

El plato principal de Navidad, pescado o carne

El plato principal de Navidad suele ser pescado o carne, y en algunos hogares, los dos. Cualquiera de estas opciones se puede congelar, evitando la subida que sufrirá su precio en las últimas semanas del año.

En cuanto al pescado, se aconseja congelarlo crudo envuelto o envasado al vacío tras haber retirado las vísceras y haberlo secado. Igual que el marisco, hay que asegurarse de que no ha sido congelado anteriormente.

Las carnes rojas más usadas, como la de cordero, cerdo o ternera, se pueden congelar en fresco. Y congélalas según su utilización. Si vas a hacer filetes, hazlo así; y si es solomillo, congela la pieza entera. Las carnes como el pavo, pollo o pato pueden congelarse sin ningún tipo de problema. Igual que el pescado, asegúrate de que es fresco y que no ha sido congelado anteriormente, y déjalo un día antes de su utilización en la nevera para que descongele.

Frutos secos, frutos rojos y uvas

Los frutos secos se utilizan en muchas elaboraciones. Si encuentras una oferta o a buen precio, puedes comprarlos y congelarlos sin su corteza. Se descongelan en poco tiempo y no cristalizan.

Los frutos rojos pueden ser un gran acompañamiento o un ingrediente fantástico para la preparar una salsa que acompañe las carnes. Se congelan frescos una vez lavados y secados. Se recomienda envasar al vacío y no es necesario descongelarlos antes de su utilización.

Además, las uvas son las protagonistas de la última noche del año. Ante la gran demanda que hay, incrementan su precio justamente esos días. Se pueden congelar una vez lavadas y secadas, pero ten en cuenta que pueden perder consistencia, ya que su piel se daña.

Busca y compara para conseguir ahorro en productos navideños

En cuanto a los regalos, haz una lista de todos los familiares y amigos con los que tendrás un detalle. Una vez hecha, marca un importe máximo para cada uno de ellos. Si ya tienes claro qué quieres comprar, busca y compara para estudiar cuál es el mejor precio.

Hay varias tiendas que ofrecen descuentos en las semanas previas a la llegada de Papá Noel o de los Reyes Magos, así que es interesante hacer un seguimiento de los productos que hayas anotado en tu lista. Por ejemplo, si estás buscando productos tecnológicos, en www.tusitiodecompras.es encontrarás una selección de productos a los mejores precios y con financiación gratuita si pagas con una tarjeta de crédito ABANCA.

Conseguir un ahorro en productos navideños es posible dedicándole algo de tiempo y haciendo un seguimiento de lo que quieres comprar. Mantén a raya los gastos en Navidad y disfruta de la magia con tus seres queridos.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.