Deshumidificadores, ¿suponen un ahorro en calefacción?

La llegada de los meses de invierno significa un aumento considerable de los suministros de casa, que repercute directamente sobre la factura de la luz. No solo el frío es uno de los protagonistas de esta época, también lo son las lluvias. Y es que en muchas ocasiones la sensación de frío no solo se corresponde con los grados, sino también con la humedad. En este artículo descubriremos si el deshumidificador supone un ahorro notable en calefacción.

¿Qué es un deshumidificador y cómo funciona?

Un deshumidificador es un aparato de climatización que elimina la humedad del aire de la habitación en la que está ubicado. Cuenta con un ventilador interno que absorbe el aire con humedad, lo dirige hacia el sistema de deshumidificación para condensar el agua y la acumula en un depósito que se habrá que vaciar de forma periódica. Antes de volver a salir, el aire pasa por una zona caliente para recuperar la temperatura y volver así a la estancia.

La función de este aparato es la de reducir la humedad relativa del aire a la vez que mantiene el porcentaje de humedad en el ambiente controlado y constante. El resultado, un ambiente más saludable.

No se trata de un electrodoméstico de uso exclusivo en invierno, ya que en verano la humedad excesiva hace que la sensación de calor sea mayor. En invierno, por ejemplo, los niveles altos de humedad hacen que la sensación de frío sea más elevada.

Hay dos tipos de deshumidificadores: con compresor y con gel sílice o desecantes. El primero es el más común, donde el aire pasa por un compresor, el vapor de agua se convierte en líquido y llega al depósito para devolver el aire a temperatura ambiente. El de gel sílice se utiliza en espacios con temperaturas muy frías.

¿Cómo saber si tenemos demasiada humedad en casa o en la oficina?

Se considera correcta una humedad relativa hasta el 50-55%. En cifras superiores se aconseja el uso de un deshumidificador. El exceso de humedad no solo afecta a nuestra salud, también puede hacerlo a la estancia con aparición de moho, oxidación en los metales y similares.

A la hora de saber si en el domicilio o en la oficina hay demasiada humedad, es aconsejable observar si hay manchas de moho o si se detecta olor a humedad. En casa, las ventanas por la mañana con agua condensada nos darán la respuesta.

Además, un deshumidificador es positivo a nivel de salud. En los casos de alergias, problemas respiratorios, asma o enfermedades óseas, el exceso de humedad será negativo y tener el ambiente controlado será más que beneficioso.

Ventajas del deshumidificador

Si cumples los puntos mencionados anteriormente y quieres hacerte con un deshumidificador, con APPlázame puedes pagarlo en cómodos plazos. Además, en tusitiodecompras.es encontrarás una selección de deshumidificadores con financiación gratuita en varios meses si pagas con una tarjeta de crédito de ABANCA. 

Además, ten en cuenta la serie de ventajas que debes conocer sobre este electrodoméstico: 

  • Son portátiles, con lo que se pueden desplazar a otra estancia.
  • El ahorro energético comparado con un aire acondicionado es importante
  • Se puede utilizar para otras funciones, como secar la ropa
  • Son adecuados para alergias, ya que ayuda contra los ácaros y el moho
  • No necesita instalación

En cuanto a sus desventajas, algunos modelos hacen demasiado ruido. Con lo que es aconsejable revisar las reseñas que han escrito, para saber cuál es el más silencioso. Es importante también estudiar a fondo sus características para hacernos a la idea del consumo eléctrico, además de la capacidad de su depósito.

¿Ayuda en el ahorro en calefacción?

Como indicamos anteriormente, el exceso de humedad en el ambiente puede hacer que tengamos una sensación de más frío que lo que marca el termómetro. Con un deshumidificador, habrá menos humedad en el aire haciendo así que la calefacción tanto sea eléctrica como una caldera de estufa o pellets sea más efectiva. El motivo es que necesitará menos energía para calentar la vivienda.

Parte de la energía calórica que desprende la calefacción la absorbe la humedad del aire, con lo que eso significa que es más costoso calentar el aire húmedo que uno seco. Con lo que un deshumidificador te permitirá conseguir ahorro en la factura de la luz si tu calefacción es eléctrica.

Por último, aunque un deshumidificador tiene muchas ventajas, no es aconsejable dejarlo funcionando mientras se duerme. El aire se puede resecar en exceso y te levantarás con una desagradable sensación de sequedad en la boca. Lo recomendable es ponerlo en funcionamiento un rato antes de ir a dormir. 

 

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.