Caldera o estufa de pellets: ¿Con qué ahorro más?

Cuando llega la época del frío queremos mantener la casa siempre bien caldeada, pero sin que afecte demasiado a nuestras finanzas. La situación actual ha incrementado los costes de la calefacción eléctrica y del gas natural y hace que sopesemos otras alternativas. Las fuentes de energía renovables van ganando peso progresivamente. Además, alternativas como la caldera o estufa de pellets se posicionan como una alternativa para ahorrar en las facturas. Por otra parte, no debemos olvidarnos de que también tienen sus ventajas y desventajas.

Entre las ventajas de utilizar biomasa (pellets) como combustible para producir calor en nuestros hogares, destaca su bajo precio y el carácter no contaminante. Sobre todo si se compara con el gasóleo, que es el que se utiliza de forma tradicional. La biomasa se compone de residuos naturales como pellets, leña o astillas, convirtiéndose en una opción más respetuosa con el medioambiente.

Como inconvenientes, es necesario contar con una evacuación para la salida de humos, por cubierta o tejado. Además, su coste puede ser más elevado que otras alternativas de calefacción. Aunque puede acabar compensando económicamente a la larga.

Diferencias entre caldera y estufa de pellets

Hay varias diferencias entre elegir una caldera o una estufa de pellets. Pero sin duda, la más importante es que la primera está pensada para producir agua caliente y calefacción, mientras que la segunda está fabricada para ser únicamente fuente de calor.

A la hora de elegir entre una u otra, es importante hacerse varias preguntas. En primer lugar, la superficie a calentar, si es para una casa o una comunidad de vecinos, la respuesta será caldera de biomasa; mientras que, si se trata de producir calor para una sola habitación, llegará con una estufa de biomasa.

Como la función de la caldera de pellets es más amplia, su coste es más elevado y la instalación es más compleja que para una estufa de pellets.

Por otro lado, como decíamos antes, si solo se busca una fuente de calor para una estancia de nuestra casa, la estufa de pellets será suficiente y además será un elemento decorativo ya que ver la biomasa ardiendo nos dará una sensación acogedora y más hogareña. Además, hay diversos diseños de estufas para adaptarlos al lugar donde se colocará.

¿Qué son los pellets?

Los pellets son el combustible orgánico con el que generan calor las calderas y estufas. Se trata de un biocombustible sólido resultado de comprimir partículas de residuos forestales, madera de pino, haya o encino (u otros árboles que compartan sus características). Usándolos de un modo adecuado, sus emisiones de CO2  son prácticamente nulas.

Este combustible se presenta en pequeños cilindros alargados de poca longitud. A pesar de su pequeño tamaño, destacan por su elevado rendimiento. Duran bastante tiempo y su coste es bajo en comparación con otras fuentes de energía. Por otra parte, su precio no está sufriendo las variaciones tan bruscas de otras alternativas como la electricidad o el gas natural. Lo que se puede considerar como una pequeña garantía de estabilidad.

Siempre que se conserven en un lugar fresco y seco, los pellets tienen una vida útil indefinida, Si se acumula humedad en su interior perderán consistencia y no arderán adecuadamente.

Caldera de pellets

La caldera de pellets es un sistema más completo que se diferencia de la estufa principalmente porque permite calentar varias estancias y agua. Esto implica una serie de ventajas e inconvenientes.

Para su instalación hay que contar con un espacio para la caldera y una zona seca para los pellets. Por otra parte, en la vivienda se deben instalar radiadores conectados a esta caldera, que serán los encargados de hacer llegar el calor a las diferentes habitaciones.

Ventajas

Una de las principales ventajas es el beneficio económico. Los pellets son uno de los combustibles más baratos y seguros del mercado. Pese a que han incrementado su precio en los últimos años, siguen siendo más económicos que el gas, gasóleo o electricidad.

La seguridad es otro de los puntos fuertes de las calderas de este tipo, ya que los pellets no explotan y tampoco producen malos olores durante su combustión, a diferencia de otras alternativas.

El pellet es capaz de calentar rápidamente superficies extensas, con lo que estamos hablando de uno de los combustibles con mayor poder calorífico del mercado. Y estarás favoreciendo al medioambiente, ya que reduce la dependencia energética.

Algunos modelos de estufas de biomasa permiten ser combinadas con otras fuentes como la energía solar térmica. Contando con un sistema muy eficiente energéticamente, en el que aprovechar la energía solar en verano y los pellets en invierno.

Inconvenientes

Se trata de un sistema más caro que los convencionales a la hora de afrontar su instalación. Con lo que habrá que tenerlo en cuenta y estudiar la amortización de esta inversión. Si necesitas financiar la instalación, consulta las condiciones del Préstamo 24h de ABANCA en nuestra web.

Por otro lado, necesita un espacio mayor en la vivienda. Una caldera de pellets ocupa más que la de gasóleo o gas, y también hará falta un lugar de almacenamiento para los pellets, ya que es importante que sea una zona sin humedad.

Hay que tener en cuenta que una caldera de pellets requiere un mantenimiento exhaustivo, sobre todo a la hora de optimizar su rendimiento. Aunque hay modelos automáticos que facilitan la tarea, la limpieza de las cenizas es algo vital.

Y, por último, a la hora de realizar su instalación será necesaria una salida de humos. Así que antes de decidirte estudia las posibilidades de tu vivienda, ya que en muchas ocasiones hay que solicitar permiso a la comunidad de vecinos.

Estufa de pellets

Una estufa de pellets es una gran opción para calentar una estancia de la casa o una oficina, sobre todo para hacerlo de forma rápida y sin mucho gasto. Eso sí, recuerda que es necesario contar con una salida de humos para poder realizar su instalación.

Por lo general, las estufas de pellets son de aire y están diseñadas para calentar una única estancia. Pero hay modelos de agua más completos que permiten canalizar el calor para alguna otra estancia de la vivienda y calentar agua. Sería una especie de alternativa híbrida entre la caldera y la estufa de aire. Pero debes tener en cuenta que su capacidad para calentar estancias y agua es más limitada que la de la caldera.

Ventajas

Una de las grandes ventajas es que produce calor de calidad, con lo que en la estancia en la que esté la estufa notarás una sensación térmica muy agradable. Además, gracias al poder calorífico de los pellets solo necesitarás una pequeña cantidad para proporcionar la energía que necesitas.

A pesar de tener que contar con un conducto de ventilación, toda la estufa forma parte de un sistema integrado. Por una parte, un ventilador extiende el aire caliente por la estancia y, por otra parte, el conducto de salida se deshace del humo generador en la combustión.

Las estufas de pellets son muy sencillas de utilizar, de hecho, los modelos más modernos están totalmente automatizados y cuentan con termostatos digitales, programación y hasta su activación desde nuestro teléfono móvil.

Hay que realizar un mantenimiento regular simple. Por una parte, limpiar semanalmente las cenizas acumuladas con un aspirador. Y por otra, una vez al año realizar la limpieza de los conductos para retirar los restos de cenizas que puedan quedar.

Si te preocupa el medioambiente, con la estufa de pellets colaborarás en la reducción de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Además, la ceniza que producen es biodegradable y puede ser utilizada como abono.

Inconvenientes

En cuanto a sus inconvenientes, la inversión inicial de su instalación es una de ellas, ya que una estufa eléctrica o con otro tipo de combustible es más económica. Si haces un estudio a largo plazo, verás que este gasto se compensa gracias al bajo coste del combustible. Con lo que, si estás decidido a adquirir una, puedes consultar las opciones de financiación con nuestro servicio APPlazame.

Además, necesitarás espacio de almacenamiento para los pellets. Si los guardas en un lugar que no cumpla los requisitos pueden llegar a estropearse y cuando decidas usarlos no se quemarán correctamente.

¿Cuál elijo?

A la hora de elegir entre caldera o estufa de pellets, dependerá del espacio que necesites calentar: una vivienda entera o una estancia. Y de si también quieres usarlo para calentar agua. Por lo tanto, no hay un modelo mejor que otro.

En definitiva, estudia detalladamente qué es lo que necesitas y ten en cuenta que será necesaria una salida de humos antes de apostar por un sistema con pellets.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.