Planifica tu menú semanal: ahorra y cuídate

Cuando nos paramos a pensar en el dinero que gastamos semanalmente en hacer la compra, la cifra suele ser más elevada de lo que nos gustaría, ¿verdad? El precio de muchos productos no deja de incrementarse pero, aun así, ahorrar en la cocina es posible. Y sencillo. Tomando conciencia de la cantidad de comida que desperdicias a diario, comparando precios en el supermercado o planificando el menú semanal para toda la familia ahorrarás dinero, tiempo, y, por supuesto, ganarás en salud.

Por ello, y del mismo modo que hace algunas semanas te explicamos cómo ahorrar en la vuelta al cole y cómo superar la cuesta de septiembre, hoy te damos una serie de consejos para que planifiques tu menú semanal de un modo rápido y sencillo. Tu bolsillo lo agradecerá y tu salud, también.

Diez consejos para crear un menú semanal equilibrado y económico

1. Elabóralo en familia

Será más cómodo para ti y, además, todos podréis proponer y opinar en función de vuestros gustos. Elaborar conjuntamente el menú semanal puede convertirse en la excusa perfecta para pasar juntos un rato agradable. Estas plantillas descargables pueden servirte de guía para elaborarlo. 

2. Siempre con el estómago lleno

Tanto a la hora de hacer la compra como en el momento de diseñar el menú. Solo de este modo lo elaborarás objetivamente y decantándote por las opciones más saludables.

3. Revisa tu cocina

Antes de planificar las comidas de la semana, revisa qué hay en tu nevera, en tu congelador y en tu despensa. Probablemente tengas alimentos y productos que no recordabas y que podrás aprovechar para elaborar tu menú.

4. Una vez por semana

Una vez diseñes qué comeréis cada día, acude al supermercado para comprar en una única ocasión todos los productos necesarios. Y es que, si vas a diario, es muy probable que acabes comprando cosas que en realidad no solo no te hacen falta, sino que además son poco saludables.

5. Compara

Ofertas 2×1, formatos familiares… Antes de dejarte llevar por las promociones y los descuentos, revisa si van a compensarte o no económicamente. ¡No siempre es oro todo lo que reluce!

6. Congela

Sobre todo, cuando cocines guisos o potajes. De este modo reducirás el consumo energético de tu hogar y ahorrarás tiempo.

7. Frutas y verdura de temporada

Son económicos, sanos y sabrosos. En este artículo te explicamos cómo ahorrar en el supermercado comprando productos de temporada y todas sus ventajas.

8. Incluye todo tipo de alimentos

Y en la medida recomendada. La carne y el pescado deben ser consumidos unas tres o cuatro veces por semana; la pasta y las legumbres, dos. Estas últimas, junto a los cereales, son alimentos muy nutritivos que sacian durante un período de tiempo mayor que otros. Además, son imprescindibles en una dieta equilibrada y bastante económicos. Si quieres conocer al detalle la pirámide nutricional actualizada, aquí puedes consultarla.

9. Las sobras son bienvenidas

Antes de deshacerte de lo que no habéis sido capaces de terminaros, piensa en la posibilidad de crear nuevos platos con esos mismos ingredientes. ¡No tires nada! Estas recetas de aprovechamiento pueden servirte de inspiración.

10. Di no a los ultraprocesados

Cocinar tú mismo es más económico, más divertido y, sobre todo, más sano. A la hora de planificar el menú, ten en cuenta las comidas y tentempiés que realizarás fuera de casa para llevarlos preparados y no acabar comprando bollería o snacks nada recomendables.

Con todo, de vez en cuando no viene nada mal darse un capricho. Al contrario. Cuando elabores el menú semanal, deja siempre un hueco para disfrutar de una comida en familia o con amigos. Salir a cenar fuera o preparar en casa tu plato favorito no significará, ni mucho menos, que estés descuidando tu alimentación. ¡Te lo mereces!

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.