¿El dinero en efectivo a punto de ser historia?

Aunque el dinero en efectivo ha formado parte de nuestras vidas desde siempre, la idea de su desaparición cobra cada día más fuerza. Si bien antes eran los billetes y las monedas las que se apoderaban de nuestros bolsillos, hoy lo son otros métodos de pago electrónicos más adaptados a las nuevas tecnologías, como ABANCA Pay, nuestra app para pagar directamente con tu móvil Android.

La adopción de los nuevos medios de pago digitales también proporciona ventajas que ponen en entredicho la supervivencia del efectivo en países como España, dónde esta idea podría parecer, por ahora, hasta ficticia.

Nuestro país es, junto Alemania, una de las naciones europeas que más utilizan las monedas y los billetes, según un estudio del Banco Central Europeo, Sin embargo, los consumidores españoles, según los datos del I Índice de Ciudades Cashless de Mastercard, prefieren utilizar la tarjeta de débito o crédito (40,5%) antes que pagar en efectivo (28,7%), con tarjeta contactless (25,8%) o mediante el móvil (3%). Aunque esto depende en función de qué y cuándo compran. En España las transacciones en efectivo que son por encima de los 2.500 euros ya están vetadas.

Ya existen en el mundo sociedades sin efectivo

El principio del fin al efectivo está más cerca. Imagínate que vas a comprar un café y el camarero te dice que no acepta dinero en metálico. Ya está pasando. Un estudio realizado por el portal MasterCard Advisors señala que ya existen lugares a las que se les puede llamar sociedades sin efectivo.

Algunos países como Suecia, Holanda o Dinamarca ya han puesto a punto medidas de restricción para el uso del dinero en efectivo a sus ciudadanos. De esta forma el dinero en metálico se convierte casi en una reliquia venida a menos por los pagos online gracias a la creación de nuevos sistemas de pago, dispositivos y gadgets.

Suecia

La mayor parte de los comercios de Suecia cuelgan su cartel de “no aceptamos dinero en efectivo”. Y es que este tipo de transacciones en metálico sólo supone el 1% del total del valor de todos los pagos. Se convierte así en una de las sociedades más libres del efectivo en el mundo. En ella, más de la mitad de sus sucursales bancarias no emiten ni reciben dinero en efectivo. Desde los donativos en las parroquias de las iglesias hasta los pagos para ir al lavabo o los periódicos que se venden en la calle, se hacen con pagos online. De hecho, Suecia en 2016 fue pionera a la hora de proponer la creación de monedas digitales como la e-krona en su país.

Dinamarca

El manejo de dinero en efectivo supone unos costes de administración y financieros que Dinamarca no está dispuesto a asumir. Su gobierno ha sido el primero en poner 2030 como fecha límite para el uso de dinero en metálico. Por ello, desde el 2016 en el país danés ya no se pueden usar monedas o billetes en establecimientos como tiendas de ropa, restaurantes o gasolineras.

Noruega

Menos del 10% de transacciones en Noruega se hacen con efectivo, y las realizadas vía electrónica rondan el 90%, según el Banco Central de Noruega. Tal es la falta de dinero físico que hay en el país escandinavo, que los músicos callejeros también tienen a su disposición un datáfono.

Holanda

En la región holandesa el pago en efectivo supone alrededor de 40 % del total de los pagos, siendo el pago con tarjeta de débito el método preferido como vía de transacción por sus ciudadanos.

Reino Unido

Este es uno de los países donde el pago con tarjeta es el más utilizado. Y, aunque de momento no se plantea la eliminación del efectivo, sí que sus ciudadanos prefieren otros métodos de pago por encima del dinero de siempre.

Ventajas de la eliminación del dinero en efectivo

Cada vez, se crean más facilidades e iniciativas ventajosas para eliminar el uso del dinero en efectivo con el objetivo de que el acto de gastar o cobrar sea lo más sencillo posible:

  • Eficiencia y comodidad en las transacciones comerciales de los ciudadanos.
  • Asegura un decrecimiento de la economía sumergida.
  • Disminución de las actividades delictivas que se ven respaldadas por el anonimato del dinero físico.
  • Reducción en los costes de fabricación del dinero en efectivo, así como su transporte, almacenamiento y su custodia en estos procesos.

Sin lugar a dudas, estamos en un marco de la era digital en el que el dinero está pasando por una fase de reinvención, donde la sociedad ya no tiene espacio en los bolsillos para él. Su fecha de caducidad está todavía por determinar, pero sus detractores dicen que la supresión total del dinero físico debe ser algo en lo que, en cualquier caso, el consumidor debe tener la última palabra.

ABANCA Pay, paga directamente con tu móvil

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.