Qué es el cashback en una tarjeta, qué beneficios tiene y cómo funciona

5/5 - (7 votos)

¿Eres de esos que todavía guardan la tarjeta de fidelización del restaurante asiático, donde te sellan cada menú para ganar una bebida gratis con el décimo sello? Son gestos sencillos, que no requieren de mucho esfuerzo por parte del cliente, pero que le aportan ciertas ventajas.  Así ocurre también con el cashback.

Con tus tarjetas de crédito, a diferencia de los bonos de un restaurante, no necesitas esperar a completar unos objetivos para disfrutar del beneficio.

Si estás interesado en conocer qué es el cashback, cómo funciona y de qué manera puedes aprovecharte de sus ventajas, continúa leyendo hasta el final y entérate de todo.

¿Qué es el cashback?

El cashback, que podría traducirse como “dinero de vuelta”, es justamente eso, el retorno a la cuenta del crédito de una parte porcentual del dinero que gastas al comprar un producto. Básicamente es un tipo de programa de recompensas que premia a los usuarios de ciertas tarjetas bancarias en determinados establecimientos.

¿Qué beneficios tiene?

La ventaja más clara es que te permite sacarle partido a una operación que ya de por sí era un gasto y ahora puede ser una oportunidad. Oportunidad para recuperar una parte del gasto o para conseguir puntos canjeables a futuro. De cualquier manera, sacarle partido al cashback siempre te va a ser beneficioso.

¿Cómo funciona el cashback

El cashback funciona gracias al acuerdo que se crea entre la entidad bancaria que lo propone y el establecimiento interesado en aplicarlo. Por esto mismo, podrás beneficiarte de aquellos establecimientos que tengan acordado con tu banco este programa. Eso sí, no todas las compras o servicios proporcionan la misma cantidad de reembolso.

Entonces, ¿de qué porcentaje estamos hablando? Eso dependerá de la entidad bancaria y del producto que has comprado, al igual que ocurre con la forma en la que se devuelve ese dinero. En el caso de ABANCA, a través de la Tarjeta Proyecta, te podrás aprovechar de un 1% de descuento con tus compras. Por ejemplo, si haces una compra por valor de 500 euros, se te devolverán 5 euros en la cuenta de crédito de tu tarjeta.

En algunos casos, el cashback se lleva a cabo por medio de aplicaciones. Por eso suele tener implícito el requisito de hacer la compra a través de un enlace de la app para que pueda efectuarse la devolución. De todas maneras, estos detalles los podrás comprobar en la app de tu propio banco.

Consideraciones a tener en cuenta

Si alguna vez te has preguntado cómo empezar a ahorrar de una vez por todas, si tienes una tarjeta que te ofrezca el cashback como ventaja, podrás hacerlo reduciendo esfuerzos. Ahora bien, tener esta ventaja al alcance de la mano no debe ser motivo para descuidar nuestra atención con gastos hormiga u otros gastos innecesarios. Como con el resto de productos financieros, hay que leer atentamente sus condiciones y tener claro sus particularidades si las tuvieras, por ejemplo, si ofrecen el mismo porcentaje en todas las compras o si éste puede variar.

Por eso, es importante buscar la opción que más se ajuste a tus necesidades para poder aprovecharse de las ventajas que ofrece esta fórmula.

Principalmente te tendrás que fijar en el límite máximo y la fecha del reembolso. En ABANCA podrás beneficiarte de la devolución del 1% del importe total de las compras realizadas con la tarjeta Proyecta. En cuanto al reembolso, se realizará el mismo mes en que se originaron las operaciones en la cuenta de crédito de la tarjeta con la que se efectuaron las compras.

Cashback tradicional

El término cashback también se utiliza cuando queremos conseguir dinero en efectivo. Esto se efectúa a través de un pago con tarjeta, mayor al fijado por un producto. Por ejemplo, si pagas 50 euros con tu tarjeta por repostar 20 euros en una gasolinera que permita este tipo de cashback, obtendrás los 30 euros restantes en efectivo.

Este cashback más tradicional, como así define el Banco de España, es una solución que todavía no está tan asentada en España como en otros países de la Eurozona. Eso sí, parece que empieza a coger fuerza como un recurso útil, sobre todo, para aquellas ocasiones en las que que no se dispone de un cajero al alcance.

Si aún te resistes un poco a gestionar tus finanzas en las aplicaciones del banco o todavía te cuesta despegarte del pago en metálico, tal vez te interese conocer en detalle los pagos digitales: 4 métodos que son tendencia.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Recibe nuestros contenidos más útiles

Cada quince días en tu bandeja de entrada. Consigue además nuestra guía con ¡todo lo que debes saber para contratar un préstamo personal!