Cómo devolver un cargo de tarjeta de débito o crédito erróneo

4.6/5 - (5 votos)

¿Alguna vez has tenido que pasar tu tarjeta más de una vez por el datáfono y al llegar a casa tenías dos cobros? Un imprevisto, al menos, reconocible. Sabes dónde ha sido y tienes la información en el recibo de tu cuenta para devolver un cargo de tu tarjeta de débito o crédito. Pero, ¿y si encuentras en tu cuenta un cargo que no reconoces?, ¿qué puedes hacer en estos casos? Continúa leyendo y descúbrelo.

Cómo identificar un cobro erróneo

Salvo que se trate de un caso concreto de fraude, los escenarios que se te presentarán serán, por lo general, bastante reconocibles. Si dudas de si una operación de tu cuenta o tarjeta puede ser problemática, tal vez la encuentres entre estos supuestos:

  • Cargos en una fecha u hora diferente debido a procesos operativos..
  • Cargos con un importe que no se relaciona con el pagado o directamente duplicado por un producto que no se ha vuelto a comprar.
  • Cargos por un artículo que nunca llegó a ser entregado, aceptado o, incluso, pagado.
  • Cargos de productos que se mantienen en la cuenta a pesar de haber sido devueltos. También los beneficios por reembolso que no se reflejan en la cuenta.
  • Cargos por un servicio que no te han prestado o que has cancelado.

Ten en cuenta que puede haber diferencias si la compra es presencial u online, o si se realiza en el exterior.

Cómo devolver un cargo de tarjeta de débito o crédito erróneo

Lo primero que tienes que hacer cuando veas un cargo que no recuerdas haber realizado es revisar si es un error de facturación en tu tarjeta de crédito o débito, un intento de fraude o una equivocación propia. El primer consejo que deberías incorporar en tu día a día es revisar los movimientos de tu tarjeta y comprobar que no hay actividades sospechosas y que todas tus operaciones están controladas. En ABANCA, para tu seguridad, es posible apagar la tarjeta desde la app para impedir que se realicen operaciones con ella.

Paso 1: Identificar si es fraude o error

Como no es lo mismo un fallo subsanable de facturación en un negocio o un intento de estafa, es importante identificar qué tipo de problema tenemos delante. Un pago duplicado, o un cargo por un paquete que nunca llegó son situaciones más relacionadas con errores humanos fácilmente solventables. Sin embargo, un posible fraude conlleva otro tipo de procedimiento.

  • En el caso de fraude: si identificas operaciones que tú no has realizado, no lo dudes y comunícate inmediatamente con tu banco. Con más razón si te han robado la tarjeta. La entidad bancaria te dirá cómo proceder y emprenderán acciones para prevenir el mal uso de tu tarjeta.
  • En el caso de una equivocación: al ser más sencillos de identificar con los datos del recibo, los errores de un negocio debes solventarlos hablando directamente con ellos. Muéstrales los datos de fecha, hora e importe.

Paso 2: Hablar con el comerciante

Ya sea un bar de barrio o una tienda online, para resolver el problema tendría que bastar con mostrar los datos de fecha, hora e importe del recibo que podrás encontrar en tu app de banca móvil. Si es de forma presencial, podremos resolver el asunto de una manera más rápida. Si es a distancia, debería servir con un correo electrónico o una llamada para que el comerciante revierta el cargo o lo cancele.

Paso 3: Notificar a la entidad bancaria

Si este asunto de fácil resolución se complica, puedes recurrir a tu entidad bancaria. Para que tu banco pueda gestionar la incidencia, tendrás que facilitar algunos datos, como puede ser:

  • El importe que ha sido cobrado por error.
  • La fecha del cargo.
  • Una copia del recibo o del documento que acredite la transacción indebida.
  • Una descripción de lo sucedido y de la comunicación infructuosa con el negocio si la hubiera habido.

Dependiendo del motivo del cargo erróneo, y de tu entidad, es posible que debas aportar información adicional. Aunque parezca mucha información, para la mayoría de los casos, podrás servirte de los datos que encuentres dentro de las operaciones de tu cuenta cuando quieras devolver un cargo de tarjeta de débito o crédito.

Cómo prevenir este tipo de incidencias

Ahora que ya sabes cómo devolver un cargo de tarjeta de débito o crédito erróneo, lo que te queda es tratar de que esta situación no se repita en el futuro. Para evitar que tus datos y tu dinero se vuelvan a ver comprometidos, además de revisar tu cuenta diariamente, apunta estos consejos para anticiparte a cualquier susto:

  • Comprueba que el importe cobrado por tu compra sea el mismo del fijado en el establecimiento y, sobre todo, del que se acaba reflejando en tu cuenta. De hecho, fíjate en lo que marca el datáfono (a veces pagamos con el aparato del revés) y revisa que, si has tenido que pagar dos veces por problemas de cobertura, no aparezca el cobro duplicado.
  • No te olvides de la renovación automática de tus suscripciones. Si es necesario, pon alarmas para poder cancelar aquellas que ya no deseas y quieras dar de baja.
  • No te confíes y lee la letra pequeña de los servicios que contratas para no tener que cargar con un coste extra inesperado en un futuro.

Si es un error fácilmente solventable, tu dinero te será devuelto a tu cuenta, según el plazo estipulado. Para poder evitar males mayores, échale un ojo a nuestro artículo sobre los tips de seguridad online: emails, sms, apps y webs falsas, que te ayudarán a fortalecer la seguridad de tus cuentas en Internet.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Recibe nuestros contenidos más útiles

Cada quince días en tu bandeja de entrada. Consigue además nuestra guía con ¡todo lo que debes saber para contratar un préstamo personal!