Cómo instalar placas solares en la comunidad de vecinos

4.9/5 - (55 votos)

Tomar acciones en contra del cambio climático no es tarea de uno, sino de todos. En un mundo donde el calentamiento global se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de nuestra era, es necesario unir fuerzas y adoptar medidas sostenibles de manera colectiva.

Una de las soluciones más prometedoras y accesibles para abordar esta problemática es la adopción de energías renovables y, en este sentido, la instalación de placas solares en comunidades de vecinos se presenta como una opción para reducir nuestra huella de carbono y crear un futuro más limpio para las generaciones futuras. ¿Quieres saber cómo instalar placas solares en tu comunidad? En este post te explicamos todo lo relacionado con este tema. 

  1. ¿Qué es el autoconsumo colectivo?
  2. Tipos de paneles solares según su instalación
  3. ¿Cuánto cuesta instalar paneles solares?
  4. Cómo se gestiona y cómo se reparte la energía
  5. ¿Cuánto tiempo tarda en amortizar la inversión?
  6. ¿Es una opción para todas las comunidades de vecinos?
  7. Subvenciones para paneles solares

¿Qué es el autoconsumo colectivo?

Como su nombre lo indica, el autoconsumo colectivo es una modalidad que permite a varias viviendas compartir la energía generada por un sistema de placas solares instalado en una ubicación común, como la azotea o un área compartida dentro de la comunidad de vecinos. Esta forma de aprovechar la energía solar se ha vuelto cada vez más popular, ya que fomenta el uso de energías renovables y facilita el reparto de electricidad entre los distintos propietarios. Además, al poder compartir energía con otros consumidores, las placas solares se presentan cada vez más como una opción rentable

El proceso es relativamente simple: se instala un sistema de placas solares en la azotea o en un área compartida y la electricidad generada se distribuye entre los diferentes hogares. De esta manera, cada propietario puede beneficiarse de la energía limpia y sostenible generada por el sistema solar, lo que contribuye a reducir su dependencia de la red eléctrica convencional y, en muchos casos, a disminuir significativamente sus facturas de electricidad.

Además de los beneficios económicos, el autoconsumo colectivo también tiene un impacto positivo en el medio ambiente, ya que se promueve la utilización de energía limpia y se reduce la emisión de gases de efecto invernadero y otros contaminantes asociados con la generación de electricidad a partir de fuentes no renovables.

Tipos de paneles solares según su instalación

Como sabemos, un panel solar es un dispositivo que convierte la radiación solar en energía eléctrica. Están compuestos por unos paneles o placas que contienen células fotovoltaicas y, cuando la luz solar incide sobre estas células, se genera energía. Esta energía puede ser utilizada para alimentar dispositivos eléctricos o ser almacenada en baterías para su uso posterior.

¿Cómo se recoge la radiación solar para convertirla en energía? Existen tres tipos de paneles solares fotovoltaicos según la instalación, que son:

Instalación solar de techo plano

Es la opción más sencilla y común para edificios residenciales o comerciales. Está diseñado para colocarse sobre el techo de edificios o casas que tienen una superficie horizontal. Estos paneles se instalan de forma paralela al techo plano, lo que permite que se integren de manera estética con la estructura del edificio. 

Instalación solar de techo inclinado 

Es un sistema de energía solar diseñado para instalarse sobre el techo de edificios o casas que tienen una inclinación o pendiente en su superficie superior. A diferencia de los techos planos, estos techos inclinados tienen una posición más elevada en un extremo y se inclinan gradualmente hacia el otro extremo.

En este tipo de instalación, los paneles solares se montan en ángulo para aprovechar al máximo la exposición al sol durante el día. La inclinación de los paneles se calcula teniendo en cuenta la latitud del lugar donde se encuentra la instalación y la dirección hacia la cual apuntan para obtener la máxima captación de luz solar.

Instalación solar en suelo

Esta opción se utiliza en casos donde no hay suficiente espacio en el techo para acomodar la cantidad de paneles necesarios para cubrir las necesidades de energía, o cuando el techo no tiene una orientación o inclinación óptimas para captar eficientemente la luz solar. En estos casos, los paneles solares se montan en áreas de tierra cercanas y la energía generada se distribuye al hogar. Es importante contar con una empresa especializada para evaluar factores como la ubicación geográfica, el espacio disponible y la intensidad del viento antes de realizar esta instalación.

Cada tipo de instalación tiene sus ventajas y consideraciones específicas, por lo que es recomendable contar con profesionales expertos en energía solar para garantizar una instalación eficiente y óptima según las características y necesidades de cada proyecto.

¿Cuánto cuesta instalar paneles solares?

Cada instalación de paneles solares es única y su costo puede variar significativamente, lo que también afecta la subvención y ayuda que se solicite, y el tiempo necesario para recuperar la inversión (plazo de amortización). A la hora de decidir instalar placas solares en la comunidad de vecinos, es necesario pedir presupuesto a diferentes empresas especializadas y asegurarse de que realicen un estudio detallado de la cubierta. 

Este estudio debe proporcionar información sobre la cantidad de energía que se producirá (potencial energético) con el sistema, el presupuesto completo del proyecto, cuánta de esa energía podrá ser aprovechada para el autoconsumo y cuánta se inyectará a la red eléctrica. También es importante que el estudio incluya una estimación del retorno económico esperado, es decir, el tiempo que tomará recuperar la inversión a través de los ahorros en la factura de energía.

En general, los hogares españoles consumen en promedio unos 5.000 kWh de electricidad al año. Un panel solar de 300 W generaría alrededor de 1,2 kWh diarios, por lo que la producción anual de ese panel sería de aproximadamente 438 kWh. En teoría, se necesitarían alrededor de 10 a 12 paneles solares para cubrir esta demanda energética promedio. 

Presupuesto promedio

La producción estimada de cada panel se calcula siempre y cuando las condiciones climáticas sean favorables y las horas de mayor radiación solar (HSP) se mantengan constantes. Estas HSP son el período en el que la radiación solar alcanza un valor acumulado de 1000 W/m², es decir, la cantidad de radiación que puede ser aprovechada cada día.

En líneas generales, para hacernos una idea, el precio promedio de una instalación de paneles solares para una comunidad de vecinos en España es superior a los 50.000€, incluyendo el autoconsumo comunitario (zonas comunes) e individual. Sin embargo, el costo puede variar en función de la ubicación geográfica del edificio, el tamaño de la instalación, el tipo de tejado o suelo donde se instalen los paneles, el tipo de estructura requerida, el uso de grúas y los equipos fotovoltaicos utilizados.

Costos de mantenimiento

Además del precio inicial de inversión, los paneles solares requieren de unos costos de mantenimiento asociados, que pueden incluir:

  • Limpieza. Los paneles solares deben limpiarse para eliminar el polvo, suciedad y otros residuos que puedan afectar su eficiencia.
  • Inspecciones técnicas Se deben realizar inspecciones técnicas para verificar el estado de los paneles, los componentes eléctricos y la estructura de montaje.
  • Reparaciones y reemplazos. En caso de fallos o averías, se pueden necesitar reparaciones o el reemplazo de componentes dañados.
  • Seguro y garantías. Es importante considerar los costos asociados con las garantías y seguros que puedan cubrir posibles problemas o daños.

Cómo se gestiona y cómo se reparte la energía

La administración y distribución de la energía generada se realiza mediante un proceso organizado. En la junta de la comunidad de propietarios, se registra por escrito y con firma de cada uno de los involucrados el acuerdo del reparto de gastos de instalación, mantenimiento y cómo se va a distribuir la energía entre los participantes.

En el caso de los costes de instalación, el reparto puede estar vinculado a la producción de energía o seguir otros criterios, como las cuotas de participación en la comunidad de vecinos o acuerdos acordados por todos los involucrados. Una opción simple es que cada consumidor contribuya con una parte del costo proporcional a su asignación de energía (pagas más si consumes más). 

En cuanto al reparto de energía generada, se puede elegir el criterio de distribución según la potencia contratada por cada vecino en su domicilio, de acuerdo con su participación en los costes de la instalación, o en función de la cuota que cada uno tenga en la comunidad de propietarios. 

En caso de que un nuevo propietario quiera darse de alta o darse de baja, se debe recalcular el reparto de energía y todos los participantes tienen que volver a firmar el acuerdo. Estos cambios deben ser comunicados a la distribuidora que hace la lectura del contador y se deben mantener un mínimo de cuatro meses. 

¿Cuánto tiempo tarda en amortizar la inversión?

El tiempo necesario para recuperar la inversión depende de varios factores. Primero, es necesario saber la zona climática de la vivienda. Estas zonas se clasifican de la A a la E y toman en cuenta la severidad climática de invierno o de verano, registrando parámetros como la temperatura, la radiación solar acumulada, las horas de sol registradas y las horas de sol máximas teóricas. 

Por ejemplo, en una zona climática D como Madrid, Pamplona o Zaragoza, la instalación podría amortizarse en un máximo de 7 años). En zonas climáticas de tipo A, B o C (que tienen más horas de sol) podría amortizarse en menos tiempo. Es decir, si se logra producir más energía, el tiempo de amortización se acortaría

En el costo de amortización también es necesario tener en cuenta la vida útil de los paneles solares. Las placas solares de calidad y que reciban mantenimiento adecuado, tienen una duración promedio de 25 o 30 años. Una vez pasado este tiempo no debes preocuparte de que dejen de funcionar de manera repentina. Lo más probable es que su rendimiento disminuya gradualmente, pero seguirán produciendo energía a más del 70% de su capacidad original.

¿Es una opción para todas las comunidades de vecinos?

Los paneles solares pueden ser una opción viable para muchas comunidades de vecinos, pero su viabilidad depende de varios factores. Factores clave como el espacio disponible en tejados o áreas comunes, la orientación y sombras que afecten la exposición al sol, la demanda energética de la comunidad, la inversión inicial requerida y el apoyo y acuerdo de todos los propietarios, se deben de evaluar a la hora de elegir esta opción.

Si se cumplen los requisitos y se realiza una evaluación adecuada, la transición a la energía solar puede ser beneficiosa para reducir costos a largo plazo y contribuir al cuidado del medio ambiente. Sin embargo, debes analizar detalladamente, pedir varios presupuestos y consultar a los expertos

Subvenciones para paneles solares

En España se han implementado diversas subvenciones y ayudas para fomentar el uso de paneles solares y energías renovables en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Las subvenciones disponibles pueden cubrir más del 50% del coste total de instalación, aunque este porcentaje varía según las características específicas de la instalación fotovoltaica y el tamaño del municipio donde se realiza la instalación.

Además, cada comunidad autónoma en España ofrece subvenciones específicas para la instalación de placas solares en viviendas y edificios. Estas ayudas pueden aplicarse sobre el coste de la instalación o sobre impuestos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).

Cada comunidad autónoma establece sus propias regulaciones y procedimientos para acceder a estas subvenciones y facilitar el uso de energías renovables en sus territorios; además, cada comunidad publica las bases de convocatoria y proporciona información sobre el organismo público responsable de gestionar las ayudas.

En conclusión, los paneles solares son una opción a considerar para la comunidad de vecinos. España disfruta de abundantes horas de luz solar, lo que hace que el aprovechamiento de la energía solar sea eficiente y rentable a largo plazo. Además, al optar por paneles solares, la comunidad de vecinos contribuye activamente a la lucha contra el cambio climático y al cambio hacia un modelo energético más sostenible. Por todo eso, los paneles solares ofrecen una solución inteligente y responsable para cubrir parte o incluso la totalidad de la demanda energética de la comunidad de vecinos.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.