Deuda pública, la financiación de los estados

Cuando una persona o una empresa necesita financiación o una cantidad elevada de dinero recurre, por normal general, a su banco para conseguirlo. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado qué hace un ente público, por ejemplo un Ayuntamiento o el Estado, cuando necesita liquidez? Es sencillo: emite deuda pública.

Definición de deuda pública

Cuando un ente público pide prestado dinero para hacer frente a sus gastos porque no tiene recursos suficientes surge la deuda pública, que es la suma total de dinero que todos los particulares, empresas o países le han dejado, por ejemplo, al Estado, y que este le devolverá en el tiempo y condiciones específicas que hayan acordado. Además, el Estado les pagará también unos intereses a esas personas por haberle dejado ese dinero.

Renta fija: títulos emitidos por un ente público

La renta fija se comercializa a través de títulos emitidos directamente por un ente público. Son, para que lo entiendas, equivalentes a las acciones de las empresas privadas.

Los títulos que emite el Estado para captar dinero de las empresas, particulares o países para poder hacer frente a las deudas son de renta fija. Que sean de renta fija quiere decir que el emisor (en este caso el Estado) está obligado a devolver lo que le han prestado en la fecha concreta que se haya establecido junto con una rentabilidad, que dependerá de la cantidad de dinero prestada y del tiempo que se le haya prestado.

Los títulos de renta fija, a diferencia de los títulos de renta variable, ofrecen de forma habitual una rentabilidad menor. En cambio, su ventaja radica en que el riesgo que asumes a la hora de invertir tu dinero en estos títulos suele ser menor. Aun así, siempre debes tener las rentabilidades pasadas nunca aseguran rentabilidades futuras.

¿Cuáles son los títulos de renta fija más comunes?

Los títulos de renta fija más comunes que emiten los entes públicos son:

  • Letras del tesoro: estos títulos de renta fija se emiten en muy corto plazo: 3, 6, 9, 12 y 18 meses, es decir, nunca superan el año y medio. La persona que adquiere letras del tesoro gana rentabilidad a través de los intereses que la letra va generando hasta su vencimiento.
  • Bonos del Estado: son títulos de renta fija emitidos a medio y largo plazo: tres y cinco años. Además, el inversor adquiere los intereses de forma periódica (normalmente cada año).
  • Obligaciones del Estado: estos son los títulos de renta fija emitidos a mayor plazo: 10, 15, 30 y 50 años. Esto no significa que la persona que los adquiera no pueda deshacerse de ellos, ya que se los puede vender a otra persona. Al igual que en los bonos, el que los adquiere percibe intereses periódicamente.

Ejemplo de una inversión en renta fija

Vamos a suponer que compramos un bono del Estado el 8 septiembre de 2018. Su vencimiento es a cinco años y el interés que genera es del 3%, que te pagarán cada 8 de septiembre.

Fecha Pago inicial Intereses
08/09/2018 1.000 €
08/09/2019 30 €
08/09/2020 30 €
08/09/2021 30 €
08/09/2022 30 €
08/09/2023 30 €
TOTAL 1.000 € 150 €

Al finalizar los cinco años, el inversor recibiría los 1.000€ más los 150 euros de los intereses, es decir, un total de 1.150 euros.

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. ABANCA no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Rentabilidades pasadas de las inversiones no garantizan rentabilidades futuras.

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.