Mercado continuo: así funciona

El mercado continuo es un mercado electrónico secundario en el que cotizan los títulos de las cuatro principales bolsas de valores españolas: Valencia, Bilbao, Madrid y Barcelona. Operan bajo una única compañía, Bolsas y Mercados Españoles (BME) y están interconectadas por el mercado electrónico conocido como SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español).

El mercado continuo fue un paso evolutivo de las bolsas españolas, por lo que frecuentemente se utiliza como sinónimo de la bolsa española. Antes de que todo el sistema estuviese informatizado como lo conocemos hoy en día, las empresas cotizadas españolas se compraban y vendían a voz en grito en el parqué de la Plaza de la Lealtad, sede de la Bolsa de Madrid.

Funcionamiento del mercado continuo

El mercado continuo lo supervisa la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Cotiza a través de BME, pero la liquidación y compensación corre a cuenta de Iberclear, empresa que pertenece a BME.

Este mercado permite que una compañía cotice a la misma vez en las cuatro bolsas de valores españolas, con lo que se podría decir que están interconectadas. En el caso de que una empresa quiera cotizar solo en una de las bolsas, puede decantarse por esta opción.

Además, existe una relación entre el Ibex 35 y el mercado continuo. El Ibex 35 es el índice en el que están incluidas las 35 empresas del mercado continuo que tienen mayor volumen de negociación.

¿Cuándo se origina este mercado?

En el año 1981 existían cuatro bolsas en España con funcionamiento independiente entre sí. La publicación de la Ley del Mercado de Valores, en 1988, hizo que surgiese la idea de unificar las bolsas en un único sistema de contratación. Esa ley hizo posible el cambio.

Los primeros pasos del mercado continuo fueron en abril de 1989, con cinco empresas: Altos Hornos, Motor Ibérica, Nueva Montaña Quijano, Sniace y Tubacex. Por aquel entonces usaban el sistema CATS (Computer Assisted Trading System), desarrollado por la Bolsa de Toronto. En 1995 se sustituye por el que conocemos hoy en día, el SIBE.

En el año 2001, con España formando parte de la Unión Europea, las cuatro bolsas españolas se unificaron y nació el SIBE. En 2002 cotizaban solo cinco compañías, pero el mercado continuo fue ganando terreno hasta que en 2007 llegaron a cotizar más de 160 empresas.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.