Cómo ahorrar dinero sin darte cuenta

Hablando de ahorro y de riqueza, hay quien dice que no se trata tanto de cuánto ganas, sino de cuánto gastas. Y aunque todos nos lo pensamos mucho cuando se trata de una gran inversión, más raro es quien se preocupa de los pequeños gastos. Y ahí está la clave, en saber cómo ahorrar dinero de forma sencilla y sin que repercuta en exceso sobre nuestras finanzas.

Lo básico (si no lo haces, deberías hacerlo) es establecer un presupuesto mensual, de forma que tengamos claro cuáles son nuestros ingresos y gastos. Puede parecer muy evidente, pero conocer el estado de nuestra cuenta después de pagar los gastos fijos (hipoteca, luz, gas…) y eventuales de cada mes (ocio, ropa, imprevistos…) nos sirve para saber cuáles son nuestras posibilidades reales de ahorro.

Los asesores financieros coinciden en que el porcentaje de ahorro óptimo va del 5% al 20% del total de los ingresos. Y parece que las familias lo cumplen. Según un estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro en los hogares españoles se sitúa en el 7,7%. Y tú, ¿llegas a este tanto por ciento?

Si eres de los que les cuesta destinar una parte de los ingresos mensuales a una cuenta de ahorro, te damos 5 sencillos trucos para ahorrar dinero sin que te des cuenta:

Guarda tus monedas

El cambio del café, del aparcamiento, del periódico… Son productos y servicios que solemos pagar diariamente en metálico. Pues bien, ¿por qué no meter todas las monedas que juntemos al final del día en nuestra hucha particular? Puede parecer una cantidad ridícula, pero al final del mes podrías acumular unos cuántos euros.

Saca partido a tu calderilla digital

Las monedas sueltas también están en nuestra cuenta corriente. ¿Y si pudiéramos pasarlas a una hucha digital?

Imagina que compras una camisa de 36 euros con tarjeta. Ahora, la tecnología te permite redondear el importe de tu compra al siguiente múltiplo de 5 y la diferencia (o sea, el redondeo) pasa de tu cuenta y un depósito. Así, del gasto de 36 euros, se haría un cargo de 4 euros en tu cuenta de forma automática. Esto es lo que te ofrece la Cuenta Calderilla de ABANCA.

Ten presente la compra online

Cuando hacemos compras que conllevan un gran desembolso económico, siempre solemos barajar diferentes opciones. En este caso, Internet es un mundo paralelo en el que podemos encontrar mejores ofertas que las que hay en los comercios habituales. Podemos ahorrar dinero en tecnología, electrodomésticos, decoración, libros… si tenemos en mente todas las ofertas de la web. Y si te da reparo comprar por internet, aprende a crear una tarjeta virtual desde tu móvil para comprar con más seguridad.

Opta por los traspasos automáticos

La tecnología nos permite gestionar mejor nuestros ahorros obteniendo el máximo con el mínimo esfuerzo. Por eso, la Cuenta Clara de ABANCA ahorra por ti, sin que tengas que hacer nada. Vincula tu cuenta corriente a un depósito remunerado, al que se traspasa cada mes de manera automática el saldo que exceda de 3.000 euros. Fácil, ¿verdad?

Evita las compras impulsivas

Este tipo de consumo es el peor enemigo del ahorro y puede descalabrar tu presupuesto sin que te des cuenta. Opta mejor por la compra planificada: medita tu adquisición y piensa si realmente necesitas ese reloj que ves en el escaparate de la esquina de camino al trabajo.

Si quieres comprar algo que no te hace falta inmediatamente, espera a final de mes e invierte parte de tus ahorros, ¡y hazlo siempre con cabeza!

Comentarios

No hay comentarios todavía

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.