Claves para esquiar barato

Claves para esquiar barato
4.8 (95.56%) 18 votos

La temporada alta de esquí ya está aquí. Las bajas temperaturas del invierno son óptimas para disfrutar de la nieve, y cada vez son más los que se animan a practicar este deporte, a pesar de no ser de los más económicos. Con todo, existen pequeños trucos para que tu bolsillo no se resienta y puedas esquiar barato. A continuación, te damos siete claves.

1. Busca aquella estación de esquí que más se ajuste a tu presupuesto

Lo primero que debes saber es que los precios de las pistas son muy dispares. Es importante que planifiques tu viaje teniendo en cuenta este parámetro, ya que puedes encontrar diferencias de hasta 30 euros en el importe del forfait diario. No obstante, recuerda que no todas las pistas ofrecen las mismas características o extensión esquiable, algo que debes tener en cuenta para que puedas disfrutar al máximo de este deporte.

2. Aprovéchate de los pases especiales para esquiar barato

Si es tu primera toma de contacto con este deporte de invierno, seguramente no vayas a acercarte pistas complicadas, como las rojas o las negras. Por eso, muchas estaciones de esquí ofrecen forfaits especiales para principiantes con los que únicamente se tendrá acceso a pistas de dificultad baja. Por ejemplo, la de Candanchú, en el Pirineo de Huesca, rebaja 8 euros el precio de su forfait estándar (43 euros) para los debutantes.

Si además eres menor de 30 años y tienes carné joven esquiar barato es muy sencillo ya que podrás disfrutar de hasta un 20% de descuento adicional en muchas pistas. Y lo mismo ocurre si eres familia numerosa.

Por norma general, es mucho más barato ir a esquiar en grupo que en solitario, ya que en la mayoría de pistas ofrecen precios reducidos para grupos. Anímate a ir con toda la pandilla a disfrutar de unos días diferentes, te saldrá incluso más barato.

3. Si vas a ir varios días, hazte un bono

Cada vez es más habitual que las excursiones a la nieve se planteen como las vacaciones de invierno y es corriente que se empleen más de dos días en disfrutar de esta experiencia. Las estaciones de esquí, conscientes de esto, cuentan con bonos de 2, 3, 5 o 7 días que son más económicos que la compra diaria de un forfait. Por ejemplo, en la estación de Cabeza de Manzaneda, en Ourense, el fortfait por un día cuesta 17 euros, mientras que el de 2 días solo asciende a 28 euros.

4. Planifica el tiempo que vayas a estar esquiando

Si no vas a estar todo el día esquiando es probable que te interesen los pases de medio día o de entrada tardía a las pistas, ya que tienden a ser de precio reducido. Tendrás menos horas de luz, pero te evitarás las aglomeraciones de primera hora de la mañana y podrás disfrutar igualmente de los servicios que te ofrezca la pista. En Manzaneda el forfait cuesta 12 euros si entras a partir de las 14:00 horas (5 menos que el pase estándar); en Tavascán, en los Pirineos, 16 si se accede pasadas las 13:00 horas. En la de San Isidro, en la Cordillera Cantábrica, en lugar de marcar una hora de entrada, contabilizan el tiempo que pasas esquiando en sus pistas. Por eso, ofrecen un forfait para un uso de 4 horas que cuesta 5 euros menos que el de día completo.

5. Elige bien el momento para ir a las pistas

Al igual que las vacaciones turísticas, el esquí también cuenta con temporada alta y baja. Los precios varían en función del mes que elijas, pero también del tipo de día. De esta manera, de lunes a viernes los precios de los fortfait pueden bajar considerablemente. Mucha gente elige la estación de Formigal (Huesca) por sus ofertas entre semana porque el pase puede llegar a costar hasta seis euros menos, siempre que sea temporada baja. En el sur, Sierra Nevada (Granada) es la favorita por sus rebajas: puedes conseguir descuentos en el mes de abril por cerca de 10 euros.

6. No te compres el equipo, alquílalo

Aquellos que quieran esquiar en Semana Santa (temporada alta para este deporte de invierno) pueden intentar economizar al hacerse con el equipo. Si no vas de forma habitual a esquiar, es mucho más barato alquilar los esquís, las botas, los bastones y el casco por días. Puedes encontrar ofertas por menos de 20 euros. Es muy cómodo y, además, muchas estaciones cuentan con este servicio integrado por lo que no tendrás que desplazarte a otro establecimiento para hacerte con él.

7. Alójate en pueblos cercanos a la estación

Si quieres esquiar barato, una buena forma de economizar en los gastos totales de tu escapada para esquiar es alojarse en hoteles que se encuentren en localidades próximas a la estación de esquí. Tendrás que coger un bus lanzadera que te lleve hasta las pistas, pero el precio de tu estancia será mucho inferior que si decides alojarte a pie de pista.

Si además eres de los que programa sus vacaciones con antelación, aprovéchate de que el precio de los alojamientos suele ser más barato si reservas con tiempo. Así también te asegurarás de elegir aquel establecimiento que te convenza más por su relación calidad-precio, sin miedo a que, por la proximidad de fechas de tu viaje, ya no tenga habitaciones disponibles.

Ahora que ya conoces las claves para esquiar barato, es importante que valores contar con un seguro de viaje en caso de accidente. Esquiar es un deporte que conlleva ciertos riesgos, no solo por la actividad en sí, sino también por el entorno en que se practica. En ABANCA puedes encontrar el Seguro Viaje, un extra de protección que puedes contratar solo durante el tiempo que estés viajando, y solo por aquellas coberturas que consideres necesarias.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.