Comprar o alquilar una bicicleta

La pandemia del Covid-19 ha motivado que muchas personas no habituadas a hacer deporte den el paso gracias a iniciativas como las de varios entrenadores que hacían directos en las redes sociales. Así, una vez terminó la cuarentena, continuaron las rutinas de entrenamientos. Incluso hubo personas que compraron bicicletas estáticas, no estáticas o decidieron alquilar bicicletas.

Este último punto es de gran interés, sobre todo con motivo de la celebración del Día Mundial de la Bicicleta el 3 de junio. Por ello, vamos a analizar dos cuestiones que pueden estar en mente de muchos de los que quieren dar el paso en el mundo de las bicis: comprar o alquilar una bicicleta. Si tú eres una de esas personas, ¡sigue leyendo!

El éxito del alquiler de bicicletas

Cada vez son más las personas que deciden alquilar bicicletas en vez de comprarlas. Esto es gracias, entre otras cosas, a que han incrementado las iniciativas sostenibles como las públicas que fomentan el uso de bicicletas compartidas. Asimismo, hay varias empresas privadas que, con aplicaciones, también ponen a disposición de todo el mundo este medio de transporte.

Condiciones para alquilar una bicicleta

El usuario que alquila una bicicleta debe ser responsable y cumplir una serie de obligaciones básicas:

  • Debe cuidarla durante el período de tiempo entre su salida y su regreso.
  • Es responsable de los daños que le cause a sí mismo, a un tercero, o cualquier bien mueble o inmueble por el maltrato de la bicicleta.
  • En caso de pérdida, robo o hurto, casi siempre tendrá que pagar una compensación económica.
  • No debe usar una bicicleta que no tenga suficiente capacidad de carga o que no conozca las reglas de uso.
  • Debe comprometerse a utilizar elementos de seguridad: cascos y chalecos reflectantes.

Ventajas de alquilar bicicletas en una tienda o taller

El alquilar bicicletas en una tienda o taller implica varias oportunidades, como puede ser el contar con los accesorios que necesitemos para nuestras salidas, rutas, competiciones o lo que planeemos. A su vez, el taller está compuesto por diversos técnicos que estarán encantados de brindarnos toda la ayuda que necesitemos y ofrecernos un asesoramiento de alta calidad. Además de estas, existen otras ventajas de alquilar una bicicleta en una tienda o taller:

  • Es profesional, sobre todo porque el taller proporciona unidades totalmente revisadas y en buen estado. Cuenta con soporte técnico para asegurar que si hay algún problema y siempre habrá un experto para solucionarlo. Además, también informa y recomienda modelos adecuados para cada cliente.
  • Es muy cómodo, porque puedes reservar una bicicleta dentro del horario establecido y recogerla en cualquier momento. Si lo pides, incluso te la llevarán a casa. Además, no tienes que llevar candado ni preocuparte por ella.
  • Resulta muy útil. Si nuestra bicicleta está dañada, podemos solicitar su sustitución en cualquier momento durante el período de mantenimiento, el precio es moderado y no hay necesidad de renunciar a este medio de transporte.
  • Es sencillo, sin necesidad de compra, en pocas palabras, es un registro en la base de datos, lo que facilita al taller la gestión rápida y eficiente del contrato de arrendamiento. El registro solo ha de realizarse una vez, porque más adelante solo necesitaremos dar nuestro número de cliente, pagar el alquiler y llevar la bicicleta con nosotros.
  • Es personal, porque cada usuario puede elegir el modelo que más le guste o se adapte a sus necesidades. Ciudad, montaña, sillín, eléctrica, bicicleta infantil…
  • Comparado con otros métodos de viaje, es rentable. Además, puedes adquirir bonos para utilizar con frecuencia.
  • Es práctico. Utilizar la bicicleta y devolverla al lugar que alquilamos, evitando todos los inconvenientes de tener una bicicleta propia, como tener espacio para guardarla (en apartamentos y apartamentos sin garaje), y afrontar gastos de mantenimiento y reparación.
  • Es muy completo, porque hay varios complementos y equipos si quieres comprar o alquilar en el taller: cascos, ropa, zapatillas, alforjas, luces, sillas para bebés… y muchos más.

Ventajas de comprar una bicicleta

En contraposición con el alquiler de bicicletas tendríamos el hecho de comprarlas. Esta última opción también ofrece una serie de ventajas a tener en cuenta que no nos proporciona el alquiler de bicicletas:

  • Siempre disponible. Aunque es cierto que el alquiler de bicicletas no tiene tanta demanda como para quedarte sin una, puede llegar a darse el caso. Sin embargo, comprando una bicicleta no corres el riesgo de quedarte tirado.
  • Configurada a tu gusto. Si posees una bicicleta propia puedes adaptarla a tus necesidades y gustos. Esto con una de alquiler no te lo puedes permitir, ya que la compartes con más personas.
  • Tú decides qué modelo de bicicleta se adapta a ti. Esta ventaja es más ambigua, ya que, como mencionamos antes, existen tiendas y talleres que ponen a nuestra disposición a profesionales para hacernos recomendaciones.
  • No tienes sorpresas si la persona que la usó antes dejó algo mal. Es posible que a la hora de alquilar bicicletas no todo el mundo sea igual de cuidadoso o limpio. Pueden darse situaciones en las que se te llegue a culpar de actos que tú no cometiste. Estos disgustos se ahorran si la bicicleta es propia.

Ahora que ya sabes un poco más acerca del alquiler y la compra de bicicletas, ¿qué opción eliges? ¡Te leemos en comentarios!

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.