Minimalismo: 4 trucos para ahorrar

Posiblemente hace unos años no te resultase tan familiar el término “minimalismo”, pero ahora seguro que lo ves en todas partes. El estilo de vida minimalista, la decoración minimalista, las prendas minimalistas… y es normal que esta corriente esté tan de moda. El minimalismo tiene muchos pros, empezando por tu bolsillo, ¡te damos algunos trucos para ahorrar!

¿En qué se basa el minimalismo? Esta filosofía se fundamenta en un estilo de vida simple y sencillo, despojado de artificios y de todo lo que realmente no necesitamos. Consiste en aprender a vivir con menos, pero sin renunciar a lo que realmente queremos.

El estilo de vida minimalista te puede ayudar a llevar las cuentas del hogar y conseguir ahorrar con facilidad sin renunciar a lo que más te gusta. ¿Te gustaría saber cómo ser minimalista? Te vamos a desvelar cuatro trucos clave para poner en práctica esta filosofía y conseguir ahorrar más.

1.   Reflexión, la gran base del minimalismo

El minimalista no hace compras por impulso, no se deja llevar por las tendencias temporales y analiza si realmente necesita algo antes de comprarlo.

Tanto si vas a decorar tu casa, renovar tu armario o hacer la compra de la semana, el primer paso es tener claro qué es lo que quieres y no dejarte llevar por impulsos de última hora.

¿Ves algo que te llama la atención? Piensa si realmente lo necesitas, si tienes algo parecido y si es acorde al estilo que estás buscando. Si la respuesta es sí a todo, puedes comprarlo, si dudas en alguna parte, mejor déjalo.

¿Te has planteado la cantidad de cosas que acabas comprando en el supermercado por impulso? La lista de la compra será tu gran aliada. Analiza lo que necesitas antes de salir de casa y cíñete a esta lista. Incluso puedes hacer un calendario de comidas para la semana, así comprarás solo la comida que realmente vas a consumir esos días y reducirás el desperdicio de alimentos.

¿En qué piensas cuando piensas en una decoración minimalista? Tonos blancos, mates, plantas, estampados discretos… ¿Y sabes por qué? Porque son elementos sencillos y fáciles de combinar, que no pasan de tendencia al poco tiempo y que transmiten calma y tranquilidad. Así que cuando vayas a comprar cualquier elemento decorativo o prenda de vestir, como uno de los trucos para ahorrar, plantéate si es fácil de combinar y si se trata de una tendencia con fecha de caducidad o no.

2.   A veces lo barato sale caro

Por una parte, si compras algo que no necesitas, por muy barato que sea, te está saliendo caro.

Por la otra parte, a menor precio, normalmente menor calidad. Hay que comparar el precio siempre con el tiempo de uso. Si una nevera cuesta 200 euros más que otra pero te va a durar el doble de tiempo, ya no es tan cara ¿no? Si ese pantalón que te compraste a precio de ganga se rompe al segundo uso, ¿era realmente una ganga?

El minimalismo se basa en vivir con menos pero que este menos sea de más calidad. No tengas miedo a invertir más si sabes que a la larga te va a salir más rentable.

3.   Deshazte de lo que ya no usas o necesitas

Esto te sonará del método de Marie Kondo, ¿no? Guardar cosas que no necesitas puede no ser beneficioso: el espacio de almacenamiento, el coste de mantenimiento y tener menos a mano las cosas que realmente necesitas, es decir, perder más tiempo.

Revisa periódicamente las cosas que llevas tiempo sin usar y deshazte de ellas. ¿Cómo? Dependiendo de su estado puedes reciclarlas, darles otro uso, donarlas o venderlas en apps de venta de segunda mano. Tú ganarás espacio y un dinero extra, y el comprador podrá darle una segunda vida a eso que ya no usabas y a un precio inferior que comprándolo nuevo.

Otro aspecto clave del minimalismo y gran truco para ahorrar es compartir con los demás. Si tienes un equipo de esquí que solo usas una vez al año, puedes dejárselo a algún amigo y que a cambio te preste la barbacoa, por ejemplo.

4.   Llevar un control de tus gastos e ingresos

Llevar un balance de todos los ingresos y gastos que tienes al mes te permitirá encontrar los puntos críticos que no te permiten ahorrar y gastos que tal vez desconocías.

Con la app de banca móvil de ABNCA puedes gestionar tus gastos e ingresos a un clic. Acostúmbrate a entrar periódicamente para estar al tanto de los últimos movimientos. Podrás ver si este mes has gastado demasiado comiendo fuera, si la factura de la luz ha subido mucho y analizar a qué puede deberse, si a pesar de llevar meses sin ir al gimnasio sigues pagando la cuota, si te has olvidado de darte de baja en la plataforma de vídeo… Localizando estas pérdidas que a veces pasan desapercibidas podrás optimizar tu ahorro.

Ahora que ya conoces los trucos para ahorrar esencials con el minimalismo vas a poder llevarlas a la práctica y ver cómo tu cuenta de ahorro empieza a crecer. Con la Cuenta Clara de ABANCA tienes a tu disposición dos cuentas, una para guardar tu dinero y realizar tus gestiones y otra remunerada y a plazo para ir ahorrando. Es fácil de gestionar desde tu móvil y sin comisiones.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.