Si vives de alquiler deberías contratar un seguro de hogar

Llevas años viviendo de alquiler y un día, imagínate, te vas de viaje y te dejas abierto el grifo: se inunda todo el apartamento y, además de echar a perder buena parte de tus cosas, has inundado el piso del vecino de abajo. Y el de la vecina de al lado. Y la tienda del bajo. y no tienes seguro de hogar. Ups.

Si has decidido vivir de alquiler, disponer de un seguro de hogar es muy, muy recomendable. Porque en una vivienda se pueden producir daños cuyo responsable seas tú y que, por tanto, no estarán cubiertos por el seguro del propietario. Por un poco más al mes tendrás mucha más tranquilidad.

Contratar un seguro de hogar, ¿qué debes tener en cuenta?

Cuando contratas un seguro de hogar, los bienes que se pueden asegurar se dividen en dos partidas: continente y contenido. Es aconsejable que te familiarices con estos dos términos aunque, ojo, su definición puede variar según la compañía aseguradora.

El continente hace referencia a los siguientes elementos:

  • Estructura de la vivienda: pared, techo…
  • Construcciones anexas: trasteros, garajes, instalaciones deportivas…
  • Instalaciones: tuberías, cableados…
  • Elementos decorativos: parqué, pintura, moldura…

El contenido, en cambio, engloba las pertenencias que se encuentran dentro de la vivienda o trastero, como el mobiliario, electrodomésticos, menaje, ropa o alimentos, entre otros.

Según estas definiciones se puede entender que un inquilino solo tendría que realizar un seguro por aquellas cosas que son de su propiedad, es decir, el contenido. Pero ¿y si por su culpa se dañan los bienes del propietario o de algún vecino? ¿Tendría cobertura por el seguro del propietario? La respuesta es negativa.

Seguro de responsabilidad civil

Si se producen daños derivados de una falta de mantenimiento o una inundación por la rotura de una tubería de mal estado, el seguro del propietario se haría cargo de los gastos. Sin embargo, en muchas otras ocasiones, tú serás el responsable.

El seguro de responsabilidad civil (en ABANCA está incluido en el seguro de hogar), es la cobertura fundamental que necesitas dentro de tu seguro de hogar como inquilino. Cubrirá los daños que puedas causar en la vivienda o a terceros y que no estarían cubiertos por el seguro del propietario.

Te ponemos algunos ejemplos en los que el seguro de hogar será tu mejor aliado:

  • Deterioro del suelo de tu vivienda o la del vecino por dejar el grifo del baño abierto
  • Fuegos originados por un despiste. Pueden provocar daños en los muebles e infraestructura cuyos gastos de reparación saldrán de tu bolsillo. Además, si se incendia la vivienda y tienes que quedarte en un hotel, nadie asumirá los gastos de dejar temporalmente la vivienda
  • Daños que puedan provocar las mascotas en el mobiliario del edificio o a otras personas.
  • Si alguien roba en tu casa, tus pertenencias no estarán protegidas

¿Qué coberturas debe tener un seguro de hogar?

En cuanto al continente, un seguro de hogar te resultará de utilidad si has hecho reformas en la vivienda. Te cubrirá ante posibles despistes o daños que se produzcan a causa de la reforma y que afecten al propietario, terceros… o a ti mismo.

Por la parte del contenido, lo recomendable es que asegures el valor de los bienes de la propiedad. En todo caso, asegura un mínimo que cubra el contenido del propietario en caso de que tú seas el responsable de los daños.

Cobertura legal

¿Qué ocurre si tienes un problema legal con el propietario? El seguro de hogar de ABANCA para inquilinos también incluye la recuperación de fianzas y defensa frente al casero por incumplimiento de contrato o de sus obligaciones.

Paga tu seguro de hogar mes a mes

Si contratas tu seguro de hogar con ABANCA, con la Tarifa Plana puedes dividir el pago del seguro en 12 mensualidades. Paga siempre lo mismo, mes a mes, sin intereses ni comisiones, y evita sustos. Además, si contratas y agrupas varios seguros puedes disfrutar de bonificaciones mensuales. Echa cuentas en nuestro simulador e infórmate de las condiciones.

Comentarios
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.