Cómo ahorrar diariamente en la oficina

Si la factura de la luz y los gastos de tu oficina se disparan mes a mes, es momento de buscar soluciones. Pasamos la mayor parte del día en el trabajo y, a veces, cuando no se paga se tiende a despilfarrar. Tomando unas sencillas medidas, puedes ahorrar en la oficina y reducir el gasto energético de tu empresa, sin bajar el confort de los trabajadores y sin necesidad de grandes inversiones económicas. ¡Descubre el potencial de ahorro energético de tu empresa!

Apaga ordenadores y otros aparatos eléctricos

Aunque pueda parecer algo obvio, mucha gente deja encendidos sus ordenadores al salir de la oficina o en modo stand by, que también gasta energía. Apagar los equipos cuando no se utilizan es una de las reglas principales para ahorrar en la oficina. Se recomienda hacerlo para pausas largas de más de una hora como el descanso de la comida, reuniones largas y al salir de la oficina. En períodos cortos de 10 a 30 minutos puedes optar por suspender el ordenador, de esta forma podrás seguir descargando información y ejecutar los programas activos.

Además de los ordenadores, es necesario apagar antes de salir de la oficina todos esos equipos que puedan permanecer en stand by como impresoras o fotocopiadoras. Con este simple gesto, puedes ahorrar hasta un 10% en el consumo de luz.

Iluminación eficiente para ahorrar en la oficina

Siempre que se pueda hay que tratar de sacar el máximo partido a la luz natural en el puesto de trabajo, cuidando que no se produzcan deslumbramientos molestos. Además de ahorrar energía, conseguiremos un ambiente de trabajo más agradable. La decoración de la oficina también puede ayudarnos, ya que las paredes y techos con colores claros y tenues presentan mayores índices de reflexión que los colores oscuros.

Para evitar un despilfarro en iluminación, debes optar por lámparas de tecnología eficiente que pueden suponer un ahorro de hasta el 50% del consumo. Tampoco es recomendable iluminar en exceso, ya que puede resultar tan molesto y perjudicial como un nivel de iluminación insuficiente.

Para regular la luz en los diferentes ambientes, lo mejor es optar por diferentes interruptores que permitan el encendido y apagado por zonas. De esta forma, podemos encender solo las luces necesarias, apagándolas cuando no se estén usando, aunque sean periodos cortos. Se estima que el buen hábito de apagar la luz cuando no es necesaria, puede representar un ahorro de energía de hasta un 10% de lo que se consume en iluminación. Otro tip para evitar que todo el mundo se equivoque siempre que quiere encender una luz es rotular los diferentes interruptores para acertar a la primera.

Climatización

Nunca llueve a gusto de todos y en los espacios compartidos la temperatura del aire acondicionado y la calefacción es motivo de discordia. Sin embargo, los expertos recomiendan unos 20 ºC en invierno y 24 ºC en verano. Sobrepasar esas temperaturas implica un mayor consumo. Una variación de 1ºC puede generar un ahorro entre un 6% y un 10% en climatización.

Para controlar y mantener la temperatura ideal, la mejor opción es optar por termostatos y programadores. Así evitarás que el uso del aire acondicionado y la calefacción se descontrole, lo que puede acarrear averías y más gastos en el sistema de climatización y mantendrás una temperatura estable. Los programadores horarios permiten además adecuar su uso al horario laboral.

Otro truco para ahorrar en la oficina es evitar poner el aire acondicionado o la calefacción en salas vacías o que se usen con poca frecuencia, como las salas de reuniones.También es muy importante cerrar puertas y ventanas cuando esté funcionando el sistema de climatización.

Ahorrar agua

Optimizar el consumo de agua es otro de los puntos a tener en cuenta para ahorrar. Y para hacerlo, uno de los trucos es el empleo de un sistema de ahorro de cisternas y grifos en los baños. Los inodoros de doble descarga e interrupción de descarga reducen el uso de agua de 3 a 4 litros cuando no hace falta más, lo que supone un ahorro del 70%.

Si en la oficina hay grifos que se cierran automáticamente después de 20 segundos, lo recomendable es cambiarlos, ya que mucha gente no agota el tiempo medio que les proporciona el grifo abierto. Cada minuto que el grifo está abierto sin necesidad, se desperdician de 5 a 8 litros por el desagüe. La instalación de grifos con sistemas de reducción de caudal o de detección de presencia en grifos, permiten reducciones de caudal de entre el 30 y el 65%.

Ahorra en la oficina: material

Otro de los gastos en los que se puede realizar un gran ahorro es el material de oficina. Como no caduca, no dudes en comprar en grandes cantidades, ya que saldrá mucho más asequible. Intenta organizarte para realizar sólo dos compras grandes de material en el año. Negocia, busca precios por internet y quédate con quien te ofrezca las mejores condiciones.

Asignar a un empleado para el control del uso y distribución del material suele ayudar a que este se desperdicie menos. Especialmente si compras en cantidad, tus empleados pueden sentirse tentados a cuidar poco los suministros de la oficina.

En cuanto a los cartuchos de tinta y tóner, opta por los reciclados. Cuestan entre un 30 y un 70% menos que los normales y ayudan a preservar los recursos naturales y disminuyen la generación de residuos.

Papel, plásticos y consumibles van a parar cada día a las papeleras de la oficina. Disponer de contenedores o puntos limpios adecuados (pilas, cartuchos de impresora) es también una forma de concienciar a los trabajadores. Un punto de papel favorece también su reutilización.

Y recuerda, si quieres ahorrar en la oficina y reducir la huella ecológica de tu empresa, con el Plan Activamos de ABANCA te damos la ayuda que necesitas para las instalaciones de tu negocio en Galicia con el Préstamo para actuaciones de mejora de la Eficiencia Energética de la empresa.

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.

Solo necesitamos tu correo electrónico

Si lo haces entendemos que has leído y aceptas nuestras condiciones de privacidad