Primavera y eficiencia energética: cómo ahorrar en casa

La primavera es, sin duda, la estación del año de la alegría. Los días se alargan, las bajas temperaturas del invierno remiten… y hasta nuestro humor mejora. Además, existe otra razón de peso (que muchas personas, por cierto, desconocen) para celebrar su inminente llegada. Y es que ahorrar en primavera es realmente posible ya que se trata, sin duda, la estación de la eficiencia energética.

¿Cómo ahorrar en primavera?

Sacar el máximo partido a esta época del año desde el punto de vista económico es posible si sabes cómo. Igual que lo hicimos contándote cómo ahorrar durante el invierno, a continuación te damos siete consejos no solo para que las facturas de tu casa no se disparen de ahora en adelante, sino para que consigas reducirlas todo lo posible. ¡Sigue leyendo!

1. Aprovecha la luz natural

Sube las persianas, corre las cortinas y deja que los rayos del sol inunden tu hogar. De este modo, no será necesario encender la calefacción para que la temperatura de tu casa sea agradable y solamente tendrás que encender la luz por las noches. Y cuando el calor sea excesivo, haz lo contrario: bajando los toldos, las persianas y corriendo las cortinas podrás evitar que entre demasiado calor por las ventanas y ahorrarás en aire acondicionado.

2. Cambia tus bombillas

Las bombillas incandescentes (las más comunes en nuestros hogares) solo transforman en luz un 10 o un 15% de la electricidad total que consumen. El resto se vuelve calor. En cambio, las bombillas LED convierten casi toda la energía en generar luz, por lo que no influyen en la subida de las temperaturas de nuestra casa. Conclusión: cambiando las bombillas ahorraremos en aire acondicionado y ventiladores.

Y recuerda: tener contratada la potencia eléctrica que mejor se adapte a ti es fundamental para ahorrar en la factura de la luz.

3. Vigila el termostato

¿Sabías que por cada grado que bajes al termostato podrás ahorrar en tu hogar entre un 7 y un 8% de energía? En cuanto empiece a hacer bueno, reduce la temperatura del termostato al mínimo (en la medida de lo posible). Tu bolsillo lo agradecerá cuando llegue el momento de pagar facturas.

4. Prepara el aire acondicionado

Aunque todavía sea pronto para encender ventiladores y aparatos de aire acondicionado, es aconsejable que comiences a revisarlos de cara al verano. Elimina el polvo, limpia los filtros y sustitúyelos por unos nuevos si es necesario. Si no, la máquina consumirá más energía y enfriará exactamente lo mismo.

5. Escoge qué zonas quieres enfriar

Muchas personas optan por colocar el aire acondicionado en todas las estancias de la casa aunque desde el punto de vista práctico no sea la mejor opción. En ocasiones, escogiendo dos o tres zonas estratégicas (en función de los metros cuadrados), será suficiente.

Además, es importante que los sistemas de refrigeración estén ubicados en zonas de sombra y bien ventiladas. Y es que, si se calientan en exceso, necesitarán más energía para enfriar.

6. Aísla bien tu casa

Quizá sea necesario instalar tapajuntas o burletes en las puertas y ventanas de la casa para evitar fugas de aire y sacar el máximo partido a los sistemas de climatización. Además, es importante que permanezcan correctamente cerradas cuando encendamos el aire acondicionado. De lo contrario, nuestros despistes saldrán caros.

7. Apaga aquello que no utilices

Por un lado, los ordenadores y televisiones, aparatos que se utilizan durante todo el año, deben permanecer apagados (y no en modo reposo) cuando no se empleen. De lo contrario, aumentarán la temperatura del ambiente.

Por otro lado, es momento de desenchufar y guardar los electrodomésticos que ya no se emplearán hasta el próximo otoño, como los calefactores eléctricos y los deshumidificadores. De este modo, también será posible reducir el precio de las facturas.

En definitiva: ahorrar en la factura de la luz durante la primavera es perfectamente factible… sabiendo cómo hacerlo. Además, si estás pensando en renovar tu aire acondicionado o en realizar una pequeña reforma para estar en casa lo más a gusto posible durante la primavera y el verano (a pesar de las altas temperaturas), en ABANCA te lo ponemos muy fácil con nuestro Préstamo 24h. Rápido y sencillo. ¡Consúltanos!

 

 

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.