Novedades en la directiva Ómnibus

La seguridad en internet es un tema en auge y con constantes novedades. Una de las últimas es la directiva Ómnibus, que tiene como objetivo ofrecer más protección al consumidor final.

Esta directiva europea presta especial atención a la regulación de las reseñas falsas. Su objetivo es regular cuáles de las reseñas que se muestran en las diferentes tiendas online son falsas para eliminarlas y conseguir de este modo que las páginas sean más fiables.

En este post vamos a conocer más a fondo en qué consiste esta normativa, sus beneficios y las penalizaciones en caso de incumplimiento. ¡Toma nota!

Qué es la directiva Ómnibus

La directiva Ómnibus, o Directiva 2019/2161, llega para mejorar la transparencia en el comercio electrónico, aportar más garantías al consumidor y obligaciones al vendedor. Esta directiva está en vigor desde el pasado 28 de mayo.

Los representantes de la Comisión Europea en España indican que el objetivo de esta directiva es el “cumplimiento de los derechos de los consumidores de manera uniforme en todos los países de la UE”.

Tiene una amplia cobertura, ya que afecta a todos los comercios electrónicos, plataformas y puntos de venta que ofrezcan productos y servicios a los consumidores, tanto gratuitos como de pago.

Beneficios de la directiva Ómnibus

Los principales beneficios que nos trae la directiva Ómnibus son:

  • Incremento de la transparencia en las compras online: queda prohibido presentar reseñas sin contrastar su autenticidad, mostrar comentarios falsos y tergiversar valoraciones. El consumidor debe tener acceso a los criterios usados para posicionar los productos y su relevancia. La tienda debe indicar si realiza pagos para mejorar la posición de los resultados de búsqueda.
  • Información más completa: es obligatorio ofrecer un mínimo de información a los usuarios antes de realizar la compra. Hay que informar si el vendedor es un consumidor o no, la responsabilidad del comprador y del vendedor, y ofrecer datos de contacto.
  • Datos de rebajas y reducciones de precios: ante estas promociones, la tienda tiene que mostrar el precio más bajo del producto durante al menos el mes anterior al inicio de esta promoción. De este modo podemos detectar si es una bajada de precio real o no.
  • Queda prohibida la reventa de entradas que han sido adquiridas por medio de bots. Es una técnica muy común para agotar entradas limitadas a eventos y venderlas posteriormente a precios más altos.
  • Se prohíben las prácticas comerciales engañosas. Como sucede con los productos que parecen iguales pero tienen diferentes características.
  • Si un usuario desiste de un servicio digital, la tienda no puede utilizar los contenidos que este haya generado durante su uso. Por otra parte, debe facilitar estos contenidos al usuario en un formato adecuado dentro de un plazo determinado.

Las reseñas y comentarios falsos

Uno de los principales objetivos de la directiva Ómnibus es acabar con las reseñas y comentarios falsos. Esto se debe a que las opiniones y comentarios de otros usuarios son esenciales a la hora de comprar un nuevo producto o servicio online.

La directiva Ómnibus establece que todos estos comentarios deben estar verificados o se debe informar del modo en el que se han procesado.

Según los últimos cambios en la Ley de Competencia Desleal, usar reseñas falsas o contratar a terceros para añadir esta clase de comentarios, sin indicar que se trata de publicidad, es penalizable. Esta iniciativa tiene el objetivo de controlar la publicidad encubierta y engañosa.

La incorrecta indicación de precios

Otra mala práctica es indicar falsos descuentos y subir los precios anteriores para dar la sensación de tratarse de una oferta especial. En este ámbito, la directiva obliga a informar  del precio que tuvo ese producto durante, al menos, los 30 días anteriores.

Por otra parte, también es obligatorio informar cuándo los precios son fijados de un modo personalizado siguiendo una serie de decisiones automatizadas.

Penalizaciones por incumplir la directiva Ómnibus

Si el consumidor detecta alguna práctica desleal en una tienda online puede reclamar  y tiene derecho a una compensación económica, una reducción del precio original o a la resolución del contrato.

Por otra parte, el vendedor que no cumpla la normativa recibirá una sanción y deberá abonar una multa. El importe de esta multa será como mínimo del 4% del volumen de negocios anual de la empresa. La cuantía varía en función de múltiples factores:

  • La naturaleza u origen de la sanción.
  • La gravedad que esta tenga.
  • El tiempo durante el que se produjo el motivo de la sanción.
  • Si ha sido voluntaria o no.
  • Si ha sido un acto reincidente o no.
  • La cantidad de usuarios afectados.

En resumen, la directiva Ómnibus va a darnos un mayor nivel de protección como consumidores, al obligar a los vendedores a seguir ciertas prácticas de transparencia. Aspectos como acabar con las falsas reseñas, informar adecuadamente de las características y precios de los productos, y las penalizaciones correspondientes son clave en esta nueva directiva.

¿Te has quedado con curiosidad por conocer más sobre ciberseguridad? Tenemos varios posts que te pueden interesar:

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.