Consejos para una navegación segura por Internet

Sabemos que no paras de navegar por internet, pero ¿lo haces de forma segura? Debes saber que el mejor antivirus que existe eres tú. Por eso, en este post repasamos todo lo que debes tener en cuenta para disfrutar de una navegación segura en Internet.

Protege tu router

Asegurar tu router es el primer paso para evitar que tus vecinos interfieran en tu conexión o que cualquiera pueda hacerse con los datos que facilitas a través de la red. Sólo tienes que conectarte a la página web del administrador de tu router e introducir el nombre de usuario y contraseña facilitados en la parte trasera del propio dispositivo. Cambia la contraseña por una segura y, en las opciones de seguridad de la red Wi-fi, busca los parámetros que te permiten utilizar autenticación WPA2-PSK y cifrado AES.

Además, cada PC o dispositivo móvil tiene un número único de identificación conocido como dirección MAC. En la configuración del router se puede elegir qué equipos pueden conectarse a la red y cuáles no. Siguiendo estos sencillos pasos te evitarás disgustos desde casa, logrando una navegación segura en Internet.

Utiliza un antivirus siempre

En el mercado existen multitud de tecnologías de seguridad para proteger nuestros equipos. Las soluciones antivirus, firewall y antispam representan las aplicaciones más importantes para la protección del equipo ante las principales amenazas que se propagan por Internet. Además, existen versiones gratuitas con las que podrás disminuir el riesgo y exposición ante amenazas.

Cuando se descargan archivos de redes P2P (cuando dos ordenadores se conectan y comunican entre sí sin usar un servidor central, como por ejemplo utilizando uTorrent), debes analizarlos previamente con algún antivirus. La propagación de malware suele realizarse a través de archivos ejecutables. Por eso, es recomendable evitar abrirlos a menos que se conozca la seguridad del mismo y su procedencia.

Actualiza el sistema operativo

Es recomendable mantener actualizados los sistemas operativos de nuestros dispositivos y las apps. De esta forma se incorporan los últimos parches de seguridad no sólo en el sistema operativo, sino también el software instalado en el sistema a fin de evitar la propagación de amenazas.

Además, asegúrate de que descargas todas las aplicaciones y programas desde webs o tiendas oficiales. Muchos sitios modifican esas versiones oficiales por otras que contienen algún tipo de malware y descargan el código malicioso en el sistema.

Protege tus datos privados con el cifrado

Seguramente habrás visto miles de veces en la barra de direcciones del navegador la palabra “http” justo al inicio de la dirección web que visitas. Hace referencia al protocolo de comunicación que permite transferir información en internet. Sin embargo, con la proliferación de servicios y páginas con acceso mediante contraseña, HTTP se ha quedado anticuado y ha dado lugar al HTTPS. Este último sistema utiliza un cifrado más apropiado para el tráfico de información sensible. Por eso es aconsejable usarlo en todas las comunicaciones en las que se intercambian datos personales como contraseñas de usuario, información financiera o información médica.

Comprobarlo es muy sencillo, simplemente tienes que asegurarte de que en la dirección de la página web en la que estás navegando aparece “https://” y no “http://”. Si aparece un candado en la barra de estado de tu navegador, significa que estás navegando seguro.

Si vas a realizar compras online, también hay otras recomendaciones que puedes tener en cuenta, como evitar realizar compras en webs que muestren una estética poco cuidada o no profesional. Asegúrate de que la tienda online proporcione datos de contacto para saber a quién dirigirte en caso de dudas, consultas o reclamaciones. El sello de Confianza Online es un distintito que indica que la web cuenta con un sistema de autorregulación que garantiza que todas las transacciones son seguras.

Si eres cliente de ABANCA, además de introducir los datos de tu tarjeta en tus compras online, te pediremos, en una pantalla de ABANCA, las claves de tu banca a distancia. Así podemos estar seguros de que eres tú quien está realizando la compra. Te contamos todo sobre nuestra seguridad en nuestra web.

Desconfía de los mensajes inusuales

La transferencia de tus datos financieros se debe realizar a través de servidores seguros. No te fíes de mensajes de correo electrónico de emisores que se hacen pasar tu banco u otra empresa y que te solicitan que verifiques ciertos datos confidenciales. Se trata de una estafa conocida como phishing; otra variante de este abuso es el envío de un email, cuyo remitente es uno de nuestros contactos, en el que nos pide el ingreso de una cantidad de dinero. Por ejemplo, ABANCA nunca te va a escribir correos desde los que tengas que acceder a la web de banca electrónica. Si el mensaje te hace dudar, intenta contactar por teléfono con el remitente. ¡Nuestro teléfono es 981 910 522!

No utilices una wifi pública para hacer transacciones

Las cosas importantes, mejor hacerlas en casa. Si te conectas a una red wifi pública, ten en cuenta que estás más expuesto a que algún intruso se cuele y te robe datos. Por eso, es importante que evites operaciones delicadas como movimientos bancarios o consultas de correo electrónico.

Si lo haces, sigue la siguiente recomendación: cuando tu ordenador, tablet o móvil te pregunte a qué tipo de conexión quieres acceder, respóndele “Red pública” (¿esto está correcto o sería red privada? y así tus datos personales no saldrán de tu entorno.

Protege tu privacidad en la Red

A veces no somos conscientes de que cualquier persona con acceso a Internet puede ver toda la información que hemos compartido. Por ejemplo, al compartir dónde nos encontramos o el recorrido que seguimos para nuestra carrera de running diaria, estamos dando muchas pistas a los ladrones: pueden saber dónde vivimos, por dónde nos movemos y a qué horas no estamos en casa. Así que, antes de publicar información comprometida en tus redes sociales piénsalo bien. Cuantos más datos privados facilites, más vulnerable serás. Gestiona con atención lo que realmente quieres que sea público y lo que no.

Niños e Internet, navegación segura en Internet

Si tienes hijos, debes saber que los niños son más vulnerables ante los peligros de la red. Así que es necesario estar alerta y tomar las mismas precauciones que cuando estamos con ellos en la calle. Para ello, puedes filtrar los contenidos activando la navegación segura en la red. Así podrás evitar que los niños accedan a contenidos inadecuados como aquellos que incitan a la violencia. Actualmente, todos los navegadores cuentan con esta opción y es muy fácil de activar.

Con el control parental también puedes seleccionar las aplicaciones y el tipo de información al que pueden acceder dependiendo del tipo de dispositivo. Y, como no, supervísalos cuando estén navegando por Internet.

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.

Solo necesitamos tu correo electrónico

Si lo haces entendemos que has leído y aceptas nuestras condiciones de privacidad