Vacaciones en septiembre: una moda que te permite ahorrar

Vacaciones en septiembre: una moda que te permite ahorrar
Valora esta entrada

Septiembre está casi a la vuelta de la esquina. Fin del verano, buenos propósitos (ponerse a dieta, estudiar inglés o ahorrar más dinero), y hasta depresión postvacacional en algunos casos. Todos tenemos la sensación de que el año esté empezando de nuevo. O mejor dicho: todos, excepto aquellos que deciden irse de vacaciones en septiembre.

Cada vez son más las personas que deciden trabajar durante los meses de julio y agosto para viajar después. La parte negativa es que verán su ciudad desierta, les tocará regar las plantas de los vecinos y verán con recelo cómo los demás disfrutan de la playa y la desconexión a través de las redes sociales. Pero la espera, sin duda, les merecerá la pena.

A continuación, te contamos el porqué de una moda que no deja de ganar adeptos.

Cinco razones para cogerte las vacaciones en septiembre

Precios más bajos y mayor disponibilidad

Al buscar alojamiento en temporada alta, los precios varían enormemente de un día para otro. En septiembre, como la demanda es inferior, esto deja de suceder. Además, los hoteles suelen lanzar promociones ofreciendo sus mejores habitaciones a precios muy económicos.

También podrás encontrar grandes ofertas reservando el propio día o el anterior, algo impensable durante julio y agosto por la altísima ocupación. Los precios en este mes son más estables y hay mayor disponibilidad, por lo que podrás planificar tus vacaciones en septiembre con menor antelación, escoger entre más opciones (algo complicado en julio y agosto) y, sobre todo, ahorrar.

Es más sencillo encontrar vuelos baratos

Como en el caso de los hoteles, los precios de los billetes de avión suelen ser más estables en esta época del año y comprándolos con antelación podrás ahorrarte una importante cantidad de dinero. Otra opción es dejarlo para el último momento y aprovecharte de promociones y descuentos de última hora. Todo depende de cuáles sean tus planes.

Por otro lado, si tienes pensado alquilar un coche para tu viaje, septiembre también es un buen momento para ello. ¿Las razones? Aunque no siempre varían las tarifas respecto a la época del año (que a veces sí), la disponibilidad de flota será mucho mayor, por lo que podrás alquilar el coche que más se ajuste a tus necesidades y preferencias.

Todo está menos masificado

Al disfrutar de las vacaciones en septiembre te ahorrarás los atascos de las operaciones salida y retorno. Por otro lado, evitarás las colas en museos, exposiciones y la masificación de los puntos más turísticos, y le sacarás mayor partido a tu viaje.

Al haber menos gente, podrás disfrutar del destino en toda su esencia y conocer la ciudad tal y como es, con más gente autóctona a tu alrededor y menos turistas. En consecuencia, la seguridad también será mayor (lo cual no quiere decir que no debas ser prudente).

El calor aprieta pero no ahoga

En septiembre las temperaturas son lo suficientemente agradables como para poder disfrutar de unos días de playa y desconexión sin sufrir el calor de los meses de julio y agosto. Si quieres sol, tendrás sol. Y en la medida perfecta. Además, si prefieres hacer turismo urbano, septiembre también es una buena época, porque las temperaturas ya han bajado lo suficiente como para poder disfrutar de la ciudad.

En agosto la carga de trabajo suele ser menor

Aunque no debería ser la razón principal que te empuje a escoger la fecha de tus vacaciones, sí es un aspecto a tener en cuenta a la hora de decantarte por un mes o por otro.

Habitualmente, el mes de agosto suele ser el más tranquilo del año en el ámbito laboral y septiembre, precisamente, uno de lo más atareados porque es el momento en el que la mayoría de la gente vuelve de vacaciones. Ir a contracorriente puede ser una decisión inteligente que, sin duda, te ayudará en gran medida a desconectar.

Como hemos visto, organizar un viaje (mismo vuelo, mismo destino y mismo alojamiento) te saldrá mucho mejor de precio si decides posponerlo uno o dos meses. Y si tienes en cuenta estos consejos para evitar gastos innecesarios durante las vacaciones, más todavía. Además, si tienes entre 16 y 34 años y vas a viajar al extranjero, la Tarjeta NX es para ti: podrás retirar dinero en cualquier cajero del mundo hasta cinco veces al mes sin pagar comisión por cambio de divisa. ¡La solución perfecta!

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.