Cómo es el ahorro infantil con el método de las cuatro huchas

5/5 - (32 votos)

Aprender a consumir responsablemente y a ahorrar es fundamental para todas las edades. Y está más que comprobado que quienes empiezan a hacer un uso responsable del dinero desde niños se gestionan mejor en la edad adulta.

Con este objetivo, en este post vamos a hablar del método de las cuatro huchas. Un método de ahorro infantil que tiene como objetivo que los niños aprendan cuál es el valor real del dinero.

La importancia del ahorro infantil

Tener una buena educación financiera desde niños es clave para aprender a autogestionar el dinero. Por este motivo, es común asignar una pequeña paga mensual o semanal a los niños y que ellos deban ajustarla para cubrir todos sus gastos durante este período.

En función de la edad del niño y de cómo vaya aprendiendo a gestionarse, esta paga irá ascendiendo y deberá cubrir diferentes tipos de gastos. Por ejemplo, empezar con una paga para ir a merendar con los amigos y pequeños caprichos de unos euros. Y avanzar a una paga en la que se compre su propia ropa, entradas al cine o al parque de atracciones, pequeños aparatos tecnológicos, etc.

De este modo aprenden a priorizar gastos, discernir entre los que son más o menos importantes o se plantean ahorrar varios meses para poder invertir en algún capricho especial.

En qué consiste el método para ahorrar de las cuatro huchas

En este método de ahorro infantil, como su nombre indica, se fijan cuatro categorías en las que repartir el dinero. A cada uno de estos botes se debe destinar un porcentaje establecido de la paga mensual, los regalos de cumpleaños, Navidades, premios y demás “ingresos infantiles”.

Los porcentajes de cada bote los debe definir de modo consensuado el menor junto a sus padres. De todos modos, hay unas cantidades tipo recomendadas, que se adaptarán en función de la edad y las necesidades.

Gastos principales (25%)

Este apartado incluye pequeños gastos necesarios como excursiones del colegio, la merienda en el recreo, los regalos de los cumpleaños de los amigos o el gasto del móvil. En función de la edad, los padres asumirán una proporción mayor o menor de estos gastos.

Ahorro e inversión (50%)

Para que asuman la importancia de de esta hucha deben visualizar el beneficio que les va a aportar en un futuro más o menos cercano. Poder comprar las entradas para un evento muy especial, tener un nuevo móvil o reservar el dinero para más adelante.

En este aspecto, tener una cuenta de ahorro infantil puede ayudarles a medir su progreso. Además, opciones como la Cuenta Netclub motivan a los pequeños a ahorrar porque les ofrecen un programa de puntos. Gracias a este programa van acumulando puntos que pueden canjear por productos del Catálogo Netclub: libros, juegos, tecnología…

Ocio (15%)

Con el método de ahorro de las cuatro huchas, esta es la partida que sale menos favorecida, porque sin ningún método detrás supondría el 100% de los ingresos. Al ser más conscientes del valor del dinero, no van a malgastar la proporción destinada al ocio.

En la partida de ocio se incluyen caprichos, pequeñas compras, salir con los amigos, comprar un videojuego o algún viaje o excursión.

Donativos (10%)

Es muy poco habitual que los niños tengan el hábito de donar a alguna causa social, ONG o cualquier otro tipo de asociación. Empezar con este pequeño porcentaje les va a suponer un pequeño esfuerzo y les creará un hábito muy positivo.

Se debe escoger una causa por la que el niño muestre interés y curiosidad. De este modo estará más motivado y será más consciente de la importancia de su ayuda.

Beneficios de usar el método de las cuatro huchas

El método de las cuatro huchas hace que los niños tomen conciencia de que hay una serie de gastos que hay que restar de los ingresos totales. Una vez tienen el beneficio neto, tampoco deberán destinar toda esta parte a caprichos. Deberán descontar el ahorro, la inversión y los donativos.

La parte destinada al ahorro los hace conscientes de la necesidad de tener un depósito para imprevistos o para invertir más adelante. Y la parte destinada a los donativos desarrolla su sentimiento de solidaridad y empatía con los sectores más desfavorecidos.

Por otra parte, van a valorar más el porcentaje que puedan destinar al ocio, porque han pasado por todo el proceso anterior. Además, aprenderán a discernir cuáles de estos gastos son importantes para ellos y cuáles pueden suprimir perfectamente.

Otros métodos de ahorro

Si te has quedado con ganas de investigar otros métodos enfocados en la gestión de los ahorros para adultos, te puede interesar:

  • El método Kakebo, un método japonés por el que debes contar con un libro de finanzas en el que recoger tus ingresos y gastos.
  • El método de porcentajes Harv Eker, que comparte con el método de las cuatro huchas la división de los ingresos en porcentajes.
  • La regla 50 20 30, que también hace un reparto de las categorías por porcentajes.

Hay una inmensidad de métodos de ahorro y cada uno aporta sus beneficios. La clave principal de todos los métodos es aprender a discernir entre diferentes partidas y asumir la importancia de hacer un consumo responsable.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.