¿Cómo empezar a invertir en bolsa? Guía básica para principiantes

¿Cómo empezar a invertir en bolsa? Guía básica para principiantes
Valora esta entrada

Si eres aún un principiante y te has decidido a invertir en bolsa por primera vez, te explicamos qué es lo que tienes hacer para poder comprar o vender acciones. A continuación te mostraremos de una forma muy coloquial los pasos que has de dar, pero antes de nada, recuerda: lo primero y más importante que debes saber para invertir en bolsa es que comprar valores supone inevitablemente riesgos, por lo que, antes de nada, evalúalos. En serio. Si lo tienes claro, ¡te explicamos cómo hacerlo!

Paso 1: abre una cuenta de valores

Es lo primero que necesitas, tu cuenta de valores. Se trata de una cuenta (un instrumento contable) desde la que gestionarás tu cartera y que está asociada a una cuenta corriente en la que se cargarán el coste de las órdenes de compra que realices, así como las comisiones. Si en algún momento vendes algún valor, será en esa cuenta en la que se ingresará el dinero. En el caso de ABANCA, puedes contratarla a través del bróker online con el usuario y la contraseña de tu banca a distancia.

Compra de valores

Aunque existen (muy pocas) empresas que venden directamente acciones al público minorista, en todo el planeta funciona de forma idéntica, da igual el mercado, el país o el idioma: si quieres comprar acciones de una compañía necesitarás un broker, un intermediador financiero que puede ser una persona física o una empresa y que está autorizado a realizar operaciones por ti.

Actualmente, casi todas las entidades financieras disponen de una herramienta llamada bróker online para que puedas realizar estas operaciones de forma mucho más sencilla que a través de un broker tradicional (en este caso, tendrías que abrir una cuenta con el broker, traspasar fondos, etc).

En tu broker online encontrarás además información muy detallada (la información legalmente exigible y todo lo que necesitas para poder tomar una decisión: precios, datos históricos, gráficos, etc.) de cada valor, fondo de inversión, ETF…  Hay mucha literatura en la web sobre estrategias de inversión, y seguro que tienes un amigo o cuñada que sabe mucho del tema, pero recuerda que es tu dinero, no el suyo, y que lo que haya pasado en el pasado ni significa que el futuro vaya a comportarse igual.

Ahí podrás buscar la compañía, el precio de cada acción y tramitar la orden de compra por el número de títulos que desees.

Las órdenes

La definición técnica de “orden” es “la decisión de compra (o venta) que tomas respecto a un valor en concreto y que el broker realiza en tu nombre”. Lo que debes de tener en cuenta es que hay al menos cinco tipos de órdenes, que se diferencian entre ellas por ejemplo si se tratan de instrucciones de ejecución directa o si por el contrario vincula la compra de la acción a algún evento determinado.

  1. De mercado: en este tipo de orden no se incorpora el precio del valor ya que viene dado previamente. Es la más habitual, y la que utilizarás si estás empezando esto. Tendrás que señalar cuántas acciones quieres comprar, y la herramienta calculará cuánto te costará comprar esas acciones (por eso es muy raro que sean importes redondos; dependerá del número de acciones que hayas adquirido).
  2. Por lo mejor: el broker seleccionará por defecto el mejor precio del mercado.
  3. Limitada: tú estableces el precio máximo que estás dispuesto a pagar por un valor o, si vendes, el mínimo por el que quieres vender.
  4. On stop: la orden no se activará hasta que el valor alcance el precio que hayas fijado.
  5. Chartista: es similar a la on stop. La diferencia es que la orden de compra del valor se activará si el precio marcado es superior al último fijado por el mercado.

Restricciones y condiciones

Tras seleccionar la modalidad de orden que más te convence, debes elegir bajo qué condiciones vas a gestionar tus valores. Esto es muy relevante porque al fin y al cabo estamos hablando de un sistema telemático, no presencial. Vamos, que no es como comprar en un establecimiento físico, donde existe un intercambio inmediato, sino que al estar dando una orden de forma remota, tienes que saber qué pasa, por ejemplo si el mercado en el que cotiza la compañía está cerrado a la hora que haces la transacción o si no acciones suficientes para satisfacer tu orden.

Estas condiciones las encontrarás en tu Broker online en el apartado de “Restricciones y Condiciones” (justo debajo del tipo de órdenes).

Hay tres opciones:

  1. Negociación: dentro de esta opción podrás encontrar a su vez dos modalidades más:
    • Todo o nada: decides que deben ejecutarse todas las órdenes si se cumplen los requisitos que hayas fijado o se rechazan todas si el mercado no puede cubrir tu demanda de títulos.
    • Ejecutar o anular: las órdenes que no se ejecuten parcialmente se eliminan del sistema de forma inmediata. Se procede a la anulación si no se dan las condiciones indicadas por ti para su ejecución, ya sea total o parcial.
  2. Cantidad mínima: solo se llevará a cabo si se cumple el número de títulos que hayas seleccionado en esta casilla. El número mínimo de títulos de un valor que puedes adquirir es de 200 títulos.
  3. Cantidad a mostrar: puedes comprar un número de títulos pero seleccionar cuántos quieres que figuren en el mercado, ocultando el resto. Para optar por esta opción, debes saber que la cantidad mínima para mostrar/ocultar estas órdenes es de 250 títulos.

A partir de aquí, si te surge alguna duda puedes entrar en la página del bróker online de ABANCA o en la sección de ayuda de nuestra web, o acércate por cualquier de nuestras oficinas y charlamos un rato. Seguro que podremos ayudarte.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.