¿Qué es el phishing y cómo evitarlo?

¿Qué es el phishing y cómo evitarlo?
3.3 (66.75%) 151 votos

Hablando de estafas, «phishing» se refiere un método fraudulento para pescar datos personales (contraseñas, datos de tarjetas de crédito, claves o números de cuentas bancarias, entre otros) utilizando como cebo una identidad o una falsa en internet. Y por desgracia, cada vez es más frecuente, en todos los bancos y en empresas de todo tipo.

¿Cómo puedo recibir un intento de phishing?

El phishing se produce habitualmente a través del correo electrónico, ya que los ciberdelicuentes cuentan con una gran cantidad de direcciones obtenidas de maneras diversas. El email un método sencillo para difundir los intentos de phishing de forma indiscriminada.

Aparte del correo electrónico, existen también otros medios de propagación de fraudes. Estos pueden ser el smishing, si se produce por SMS, o vishing, si es a través de llamadas telefónicas. Te contamos cuáles son las ciberestafas más habituales y destacamos una de las más recientes, los intentos de phishing en anuncios de Google.

¿Cómo puedes reconocer el phishing?

Los correos electrónicos de phishing tienen algunas características comunes que pueden hacerte sospechar de que se trata de un fraude. Aquí te damos seis claves para reconocer este tipo de emails:

  • La dirección del remitente no es la habitual o no contiene el nombre real de la organización.
  • La redacción del correo suele incluir incorrecciones y faltas de ortografía: frases mal construidas, expresiones poco habituales en el idioma…
  • El asunto suele ser muy alarmista y llamativo: «aviso de seguridad» o «notificación urgente» son de las más habituales.
  • El texto del correo solicita al usuario que haga alguna acción de manera urgente y rápida bajo amenaza de algún problema en caso de no hacerlo, por ejemplo, el bloqueo de cuentas o tarjetas.
  • La notificación es genérica y no está personalizada. Estos emails suelen comenzar con un «Estimado cliente» o «Querido usuario».
  • Pueden pedirte que descargues un archivo o que les envíes tus claves personales o datos bancarios. En ABANCA nunca te pediremos las contraseñas de tu banca electrónica o de tus tarjetas, ¡tenlo claro!

Los ciberdelincuentes confían en el hecho de que las personas están ocupadas. Y es que a simple vista, estos correos electrónicos falsos parecen ser legítimos. Por esta razón, los destinatarios terminan tomándose en serio lo que está escrito en ellos y actuar en consecuencia.

¿Qué puedes hacer para evitar el phishing?

  • Mantén tu software actualizado, tu navegador, antivirus y el sistema operativo de tu ordenador.
  • Debes estar especialmente atento si el correo electrónico del supuesto banco te solicita información confidencial. Por ejemplo, la contraseña de tu banca electrónica o el PIN de alguna de tus tarjetas. Como ya comentamos antes, en ABANCA nunca te solicitaremos claves o contraseñas por email.
  • Si te surgen sospechas, lee detenidamente el correo electrónico. Busca inconsistencias o cualquier elemento que no tenga sentido:
    • Busca ligeras diferencias en la dirección del remitente: un cero podría parecer una “o”.
    • Compara la dirección de correo electrónico del remitente con los mensajes anteriores de tu banco.
    • Comprueba si hay errores ortográficos y gramaticales.
  • No respondas a un correo electrónico sospechoso. En su lugar, reenvíalo a tu banco escribiendo (tú mismo) la dirección. Si eres cliente de ABANCA, puedes escribirnos a tuseguridad@abanca.com o comunicárnoslo en el 981 910 525.
  • No hagas clic en enlaces sospechosos ni descargues archivos adjuntos.
  • Ten cuidado cuando uses un dispositivo móvil. Un intento de phishing puede ser más difícil de detectar desde el móvil o una tablet. Al ser la pantalla más pequeña es más difícil ver errores evidentes. Si se trata de un correo electrónico falso, informa a tu banco sin pensarlo.
  • Y, en general, te recomendamos que revises los movimientos en tus cuentas y tarjetas de forma habitual para detectar cargos sospechosos.

El problema con los ciberdelincuentes es que no atacan a las entidades financieras como tal, sino que engañan a los clientes haciéndose pasar por ellos.

Por eso, aunque en ABANCA tenemos activados mecanismos para detectar estos intentos de fraude, bloquear operaciones sospechosas y gestionar el cierre de sitios web que nos suplantan, es importante que nuestros clientes también pongan de su parte a la hora de actuar contra las estafas online.

¿Qué debes hacer si detectas alguna actividad u operaciones sospechosa?

Si recibes algún correo sospechoso o directamente tienes algún cargo en tu cuenta que no reconoces, ponte en contacto con nosotros de inmediato en el teléfono 981 910 525 o por correo electrónico en tuseguridad@abanca.com. Nuestros equipos estarán a tu disposición para apoyarte en lo que necesites. En nuestra web tienes toda la información sobre nuestra seguridad.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.