Burofax: ¿para qué sirve?

¿Sabes lo qué es un burofax?¿Puede que alguna vez ya hayas enviado alguno? ¿Tienes claro para qué sirve este tipo de comunicado? Seguramente ahora que tenemos que realizar más gestiones importantes a distancia necesites recurrir alguna vez a este servicio de envíos urgentes.

El burofax es una comunicación con valor probatorio. El contenido que envías por esta vía queda acreditado. Es decir, lo puedes usar como prueba de que cierto día a cierta hora enviaste cierto contenido a cierto destinatario.

¿En qué casos puedes necesitar probar esta comunicación? En muchas más ocasiones de lo que crees. Si quieres poner una reclamación, si quieres renovar o finalizar un contrato o en cualquier situación en la que se esperen acciones legales.

¿Para qué sirve un burofax?

Seguramente estés pensando que en las situaciones mencionadas antes también debería servir con enviar una carta certificada o un fax. ¿Por qué optar entonces por un burofax?

El burofax, además de dejar constancia de que has realizado la comunicación, también consta la firma de recibido del destinatario. Es decir, que el destinatario no podrá alegar que no había visto tu mensaje.

Si la comunicación se envía por correo certificado se acredita que ha llegado un documento, pero no el contenido. Por lo que, si el destinatario afirma que el documento estaba vacío, no se puede probar que esto sea falso.

Además, al constar la fecha de recibido por el destinatario, se puede usar para establecer plazos en caso de tener que emprender alguna acción legal.

¿Cuándo debo usar un burofax?

Puedes encontrarte en variedad de situaciones en las que necesites, o sea recomendable, que optes por el envío de un burofax online. En general, en cualquier situación en la que necesites que exista una prueba de que has realizado una determinada comunicación.

Estos son algunas de las situaciones más comunes:

  • Reclamar impagados como la renta de alquileres, facturas o cuotas de la comunidad.
  • Solicitar que eliminen tus datos privados de listas o compañías en virtud de LOPD.
  • Solicitar y confirmar la baja de empresas de servicios como compañías telefónicas, operadoras de internet o cualquier tipo de seguro.
  • Realizar una reclamación por un servicio deficiente, como una compañía aérea o una agencia de viajes.
  • Reclamar alguna multa de tráfico.
  • Reclamar la reparación de algún artículo dentro de su plazo de garantía.
  • Reclamar averías o vicios ocultos detectados al adquirir un vehículo de segunda mano.
  • Reclamar el uso indebido de marcas, obras o fotografías registradas.
  • Reclamar desperfectos en un inmueble nuevo.
  • Comunicar de modo oficial un cambio de domicilio.
  • Convocar una junta de vecinos, accionistas, socios… o comunicar las resoluciones de dicha junta.
  • Convocar una huelga o unas elecciones.
  • Comunicaciones sobre el cambio de condiciones, vencimientos o incumplimientos de contrato entre inquilinos y propietarios.
  • Alta, modificación, rescisión o vencimiento de cualquier contrato.
  • Comunicaciones con entidades bancarias o administración pública.
  • Comunicaciones en procesos concursales.

¿Cómo funciona un burofax?

Estos son los pasos que debes tener en cuenta a la hora de enviar un burofax online:

  1. Preparar el burofax: debes cargar en la plataforma todos los documentos a enviar, introducir los datos del remitente y del destinatario (o destinatarios) y especificar si deseas contratar el acuse de recibo y el Testimonio Notarial de Certificación. El documento debe seguir una estructura clara, incluir todos los datos fundamentales y ser lo más concreto y breve posible.
  2. Se generará un PDF con toda esta información que será sellado electrónicamente con un sello de tiempo.
  3. Entrega del burofax en un plazo de 24 horas. El receptor deberá firmar la entrega. Si el receptor no está, se volverá a intentar hacer la entrega el siguiente día hábil.
  4. Si se ha contratado el acuse de recibo, se notificará el resultado de la entrega y cualquier actualización.
  5. Se puede contratar el servicio adicional de Certificación de Contenido, por el que se generará un documento con la copia certificada con todo el contenido del burofax.
  6. Todos los documentos del burofax y los generados de acuse de recibo son custodiados durante al menos 10 años.

¿Es posible rechazar un burofax?

Después de comprobar la efectividad probatoria de este documento, puede ser muy tentador rechazar la entrega del burofax y alegar que al no recibirlo se desconoce esta información. Por este motivo, la jurisprudencia entiende que es suficiente con enviar el burofax, independientemente de que el receptor lo acepte. Además, rechazar un burofax podría tenerse en cuenta como un punto negativo en caso de acabar en un juicio.

Ahora que ya sabes para qué sirve un burofax, ¿te planteas usarlo cuando necesites probar una comunicación urgente? Si la respuesta es sí, en la página de Correos puedes conocer mejor las características y tarifas de este sistema de envío.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.