¿Qué es una cuenta de ahorro y cómo manejarla?

4.9/5 - (43 votos)

Entre los tipos de cuentas bancarias disponibles, se encuentran las cuentas destinadas al ahorro. Este tipo de cuenta permite a los usuarios depositar su dinero, y que dicho dinero genere intereses con base en el saldo acumulado. Estas cuentas están diseñadas para promover el hábito del ahorro y, normalmente, ofrecen una flexibilidad en términos de depósitos y retiros. Si quieres saber qué es una cuenta de ahorro y cómo manejarla para sacarle el máximo provecho, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una cuenta de ahorro?

Una cuenta destinada al ahorro es un producto financiero que permite al cliente recibir una remuneración en forma de intereses por el dinero depositado en la entidad financiera. Esta rentabilidad de la cuenta de ahorro varía en función del tiempo que el capital permanezca en el banco. Generalmente, este tipo de cuentas da flexibilidad al titular de retirar los fondos en cualquier momento, sin incurrir en penalizaciones. 

Para qué sirve una cuenta de ahorro

En general, estas cuentas sirven como medio para acumular fondos para objetivos futuros o como fondo de emergencia. Al mantener el dinero en una cuenta de ahorro, el saldo puede crecer gradualmente gracias a los intereses. Si te estás preguntando para qué sirve una cuenta de ahorro porque quieres abrir una, te comentamos algunos de sus beneficios:

  • Seguridad. Una de las principales funciones de una cuenta de ahorro es proporcionar un lugar seguro y confiable para guardar dinero. 
  • Rentabilidad. Las cuentas de ahorro no solo protegen tu dinero, sino que también lo hacen crecer. Estas ofrecen una rentabilidad para los ahorros, al abonar un interés. Así, el saldo de tu cuenta de ahorro aumenta con el tiempo. Esta rentabilidad depende de la entidad bancaria. 
  • Hábito del ahorro. Las cuentas de ahorro ayudan a crear una disciplina financiera. Por ejemplo, en ABANCA, puedes ahorrar sin darte cuenta con el Servicio de Calderilla, sin esfuerzo y de manera constante. 
  • Planificación a corto y largo plazo. Una cuenta de ahorro sirve como un instrumento de planificación para objetivos tanto a corto como a largo plazo. Ya sea para un viaje, la compra de un coche o la jubilación, este tipo de cuenta proporciona la plataforma para acumular fondos específicamente destinados a estos propósitos. 
  • Flexibilidad y accesibilidad. Si bien están diseñadas para fomentar el ahorro, permiten a los usuarios sacar dinero de la cuenta de ahorro cuando lo necesiten.

Cómo funciona una cuenta de ahorro

Como vimos al hablar sobre qué es una cuenta de ahorro, quedó claro que es una modalidad bancaria que genera intereses a favor del titular. Para activar una, cada entidad financiera establece ciertos requisitos específicos. El funcionamiento de una cuenta de ahorro inicia cuando el cliente deposita el dinero. Con base en el saldo, los bancos ofrecen una rentabilidad por los ahorros. Para entender mejor cómo funciona una cuenta de ahorro, se deben tener en cuenta sus principales características

  • Rentabilidad. Estas cuentas ofrecen rendimientos en forma de intereses, basados en el monto ahorrado y el tiempo que este permanezca en la cuenta.
  • Liquidez. Permiten el acceso inmediato al dinero depositado, sin la necesidad de esperar un período específico.
  • Comisiones. Estas cuentas pueden estar sujetas a comisiones por servicios, mantenimiento o gestión. 
  • Transparencia. El usuario tiene la posibilidad de conocer de antemano el tipo de interés que obtendrá al depositar su dinero.
  • Acumulación. La rentabilidad generada se suma al capital inicial, incrementando la base sobre la cual se calculan futuros intereses.
  • Condicionado. Estas cuentas no permiten realizar operaciones diarias, como por ejemplo domiciliar la nómina, las facturas ni asociar tarjetas.

Cómo manejarla efectivamente

  • Establece metas claras. Tener objetivos claros te ayudará a mantener el enfoque y la motivación de ahorrar. 
  • Realiza depósitos regulares. Las cuentas de ahorro generan rentabilidad con base en el saldo depositado, incluso pequeñas cantidades pueden sumar a lo largo del tiempo.
  • Revisa el saldo y las transacciones. Podrás hacerlo de forma fácil y sencilla a través de la app de banca móvil. 
  • Evita retiros innecesarios. Las cuentas de ahorro son para acumular fondos, así que trata de evitar las retiradas.
  • Revisa las tasas de interés y las tarifas. Asegúrate de estar al tanto de cualquier cambio en las tasas de interés y tarifas asociadas a la cuenta. Aunque, en general, la entidad bancaria notificará al titular cualquier modificación en el contrato. 

Qué banco es mejor para abrir una cuenta de ahorro

La decisión sobre qué banco es mejor para esta cuenta, dependerá de varios factores como las tasas de interés ofrecidas, las tarifas por servicio o la facilidad de acceso a los fondos. Es necesario comparar las diferentes opciones disponibles antes de tomar una decisión. 

Ahora que sabes qué es una cuenta de ahorro y cómo puedes sacarle el mayor provecho, puedes comenzar a gestionar tu dinero de forma efectiva, disfrutando de algunos beneficios como la remuneración de saldos. Y si quieres una cuenta para tus gestiones diarias y que además te ayude a ahorrar, en ABANCA podrás gestionar tus finanzas de forma cómoda y sencilla con la cuenta online, que te ofrece una remuneración por el saldo durante el primer año. 

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.