Retenciones en la nómina, ¿cómo se calculan?

En cada nómina que recibes, se aplica una retención a cuenta del pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio fiscal en curso. Esta cantidad es como un anticipo del pago por el IRPF, y es un trámite que la empresa debe practicar cada mes. Para muchas personas este concepto en la nómina es un verdadero misterio que genera dudas e inagotables preguntas a la empresa. La mecánica para calcularlo es sencilla y en este artículo repasamos cómo hacerlo.

 

¿Qué son las retenciones en la nómina?

Antes de nada, es necesario entender que las retenciones del IRPF son un dinero que Hacienda aparta de la nómina en previsión a lo que después habrá que pagar al hacer la declaración de la renta. Es como un anticipo que todos los ciudadanos hacemos a la Agencia Tributaria como previsión del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

¿Cómo se realiza el cálculo?

El cálculo de las retenciones en la nómina se realiza en base a las tablas del IRPF y de deducciones fijadas por Hacienda cada año. La empresa debe tener en cuenta:

  • Las condiciones particulares del trabajador (situación familiar, familiares a su cargo, grado de discapacidad, etc.): Estas condiciones permiten reducir la cantidad a pagar por tener a cargo familiares mayores de 65 años, por su situación familiar, grado de discapacidad y otra serie de situaciones. Como norma general, a mayores cargas familiares, menor cantidad se paga por el IRPF. Por eso, es importante comunicar a la empresa lo antes posible cualquier variación que se pudiera para que proceda a actualizar la retención que nos aplica en la nómina. Por ejemplo, si nos casamos o si tenemos un hijo.
  • Los devengos salariales estimados dentro del salario bruto en concepto de renta del trabajo: Los devengos salariales son la cantidad de dinero que percibimos por prestar nuestros servicios a la empresa, incluyendo los complementos salariales, las horas extraordinarias, el salario en especie y cualquier gratificación. No se consideran devengos salariales y, por tanto, no tributan por IRPF, los gastos que anticipa el trabajador, como el pago de una comida, gastos de desplazamiento, etc.

Para poder hacer un estimado, en la web de la Agencia Tributaria existe un apartado específico para el cálculo de las retenciones en la nómina, en función de la situación personal y el salario bruto.

Conocer cómo se calculan las retenciones en nuestra nómina nos interesa porque puede ayudarnos a saber si la retención que se nos aplica cada mes es correcta o si debemos pedir algún ajuste. En función de las retenciones adelantadas, se pagará más o menos en el IRPF. En el caso de que se haya han retenido de más, Hacienda devolverá la diferencia. En el caso contrario, habrá que pagar la diferencia a la AEAT.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.