Fondos de inversión: te contamos qué son

Fondos de inversión: te contamos qué son
Valora esta entrada

Los fondos de inversión son una buena opción para invertir tus ahorros y sacarles mayor rendimiento. Frente a la opción de que seas tú mismo quien compre directamente, o a través del bróker de tu banco, una acción de una compañía determinada, los fondos de inversión te ofrecen la posibilidad de hacerlo de forma colectiva.

Una vez que hayas invertido en ellos, no tendrás que preocuparte ni tomar decisiones de inversión diarias, ya que una gestora lo hará por ti. Si eres un principiante en bolsa, te contamos lo que necesitas saber.

Pero ¿qué son exactamente los fondos de inversión?

Los fondos de inversión te ofrecen la posibilidad de comprar acciones de una o varias compañías de forma colectiva, es decir, entre muchas personas, y dejar esta operación en mano de gestoras especializadas. Ellas elegirán por ti dónde, cuándo y cuánto dinero se va a invertir. Es, por tanto, una forma de ahorrar sumando tu dinero al de otras personas y dejando que un grupo de profesionales lo invierta en grandes empresas.

Reunir el dinero de tantos usuarios como un único inversor permite acceder a muchos mercados, y más diversos, que si cada una de las personas hiciese las inversiones por su cuenta.

Debes tener en cuenta que, aunque un fondo haya obtenido rentabilidades en el pasado, esto no implica que las vaya a conseguir en el futuro bajo ningún concepto. Además, existen infinidad de fondos de inversión dependiendo de tus necesidades e intereses. Lo que debes tener siempre en cuenta es que la inversión en fondos conlleva distintos niveles de riesgo que debes conocer siempre que inviertas.

El riesgo no se puede controlar porque varía en función de los mercados. Lo que puedes hacer es conocer cuáles son las características de un fondo para saber a qué te arriesgas.

Invertir en un fondo de inversión suele tener asociadas ciertas comisiones, como son la comisión de suscripción, de reembolso o de gestión.

Integrantes de un fondo de inversión

Las partes que intervienen en un fondo de inversión son:

  • Los partícipes, quienes aportan sus ahorros, los que quieren invertir su dinero.
  • La sociedad gestora se encarga de administrar y gestionar el dinero de los partícipes: dónde, cuánto y cuándo invertir.
  • La sociedad depositaria vigila el patrimonio, lo que han invertido los partícipes y, además, controla las actuaciones de la sociedad gestora. La sociedad depositaria normalmente es un banco o una caja de ahorros.

Tipos de fondos de inversión

Hay muchísimos tipos diferentes de fondo de inversión disponibles en el mercado, pero nosotros vamos a centrarnos en los más conocidos actualmente.

  • Fondos de Renta Fija: son fondos que invierten la mayoría del patrimonio en activos de renta fija, como, por ejemplo, obligaciones y bonos. Las inversiones en renta fija que sean a corto plazo normalmente tendrán un menor riesgo, pero también una menor rentabilidad. En cambio, una inversión a medio o largo plazo tendrá un mayor riesgo.
  • Fondos de Renta Variable: los fondos de renta variable, al contrario que los fondos de renta fija, invierten la mayoría del patrimonio en activos de renta variable, como son las acciones. Estos fondos conllevan un riesgo mayor que los de renta fija.
  • Fondos de Renta Mixta: este tipo de fondo invierte parte del patrimonio en activos de renta fija y parte en activos de renta variable.
  • Fondos Garantizados: estos fondos te garantizan la cantidad que vas a invertir en un principio más la rentabilidad que produzca tu inversión (puede ser fija o variable) en una determinada fecha que sabrás en el momento que decidas invertir.
  • Fondos Globales: no tienen que fijar previamente la cantidad de inversión que se va a hacer en activos fijos o variables, ni moneda de los activos, así como tampoco en qué lugar del mundo van a invertir. Suelen tener asociado un riesgo muy elevado.

¿Cómo retiro mi dinero de un fondo de inversión?

Si ya no quieres tener durante más tiempo tus ahorros en el fondo de inversión que has elegido, tienes la posibilidad de cambiar de fondo de inversión o recuperar tu inversión, en el momento que tú decidas. Para ello, tendrás que esperar unos días para tener el dinero en tu cuenta y hacer frente a las comisiones que te aplique el banco.

Si estás interesado en invertir, puedes acudir a una de las oficinas ABANCA y nuestros gestores te asesorarán para que contrates el que mejor se adapta a ti.

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. ABANCA no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Rentabilidades pasadas de las inversiones no garantizan rentabilidades futuras.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.