¿Cuáles son las diferencias entre ahorro e inversión?

5/5 - (4 votos)

¿Es mejor ahorrar o invertir? Esta es una de las primeras preguntas que nos viene a la mente a la hora de tomar decisiones sobre nuestro dinero. En ocasiones, parece que estos dos términos son sinónimos, pero la realidad es que existen diferencias entre ahorro e inversión importantes. Cada una de estas opciones tiene su propio propósito. Comprender las ventajas y desventajas de ambas alternativas te ayudará a tomar mejores decisiones para tu salud financiera. En este post te explicaremos cuáles son las diferencias entre ahorro e inversión y los riesgos de cada uno. ¡Sigue leyendo!

Ahorrar: resguardar tu dinero

Ahorrar es una buena opción, al menos es una idea bastante generalizada. Esta práctica implica reservar una parte de tus ingresos mensuales y guardarla en una cuenta de ahorro o cuenta corriente, de manera que mes a mes reserves más dinero y crezca el importe total de dicha cuenta. De esta forma, tienes la seguridad de contar con un colchón financiero en caso de emergencias o en caso de querer hacer compras grandes (sin tener que recurrir a préstamos). 

Estas son algunas de las características clave que debes tener en cuenta para ahorrar:

Ventajas de ahorrar

  • Seguridad. Ahorrar te da seguridad y tranquilidad personal, porque cuentas con un capital que puedes utilizar en gastos imprevistos o casos de emergencia. 
  • Accesibilidad. Puedes acceder a tu dinero en cualquier momento sin restricciones ni limitaciones. El dinero que está disponible en tu cuenta puedes utilizarlo al momento.
  • Bajo riesgo. El riesgo asociado con el ahorro es mínimo. Tus ahorros no están sujetos a las fluctuaciones del mercado y, por lo tanto, no estás expuesto a pérdidas significativas.

Desventajas de ahorrar

  • Rentabilidad baja. Ahorrar es una opción segura, pero (dependiendo de la entidad bancaria donde tengas los ahorros y del tipo de cuenta en dónde lo tengas depositado) normalmente no tienen ninguna remuneración o es muy baja. Esto significa que, con el tiempo, la inflación podría erosionar el poder adquisitivo de tu dinero. O que los ingresos generados por los intereses que te abonen, en caso de que los haya, sean insuficientes para alcanzar objetivos financieros a largo plazo, como la jubilación o la compra de una vivienda.

Invertir: ¿producir más dinero?

A diferencia del ahorro, la inversión implica poner tu dinero en activos o instrumentos financieros con el objetivo de obtener un rendimiento superior al de ahorrar, pero también supone estar dispuesto a asumir un riesgo mayor. Además, a la hora de invertir debes considerar si tus metas financieras son a corto, medio o largo plazo. 

Estas son algunas de las características clave que debes tener en cuenta si deseas invertir:

Ventajas de invertir

  • Potencial de mayor rentabilidad. Las inversiones suelen ofrecer un potencial de ganancias significativamente más alto en comparación con el ahorro, especialmente en el largo plazo.
  • Diversificación. Puedes diversificar tus inversiones, lo que significa distribuir tu dinero en diferentes activos o clases de activos para diversificar el riesgo.
  • Objetivos a futuro. La inversión es una herramienta para alcanzar metas financieras a medio o largo plazo, como la jubilación, la educación de tus hijos o la compra de bienes raíces.

Desventajas de invertir

  • Riesgos. Las inversiones conllevan riesgos significativos de diverso tipo: mercado, liquidez, crédito… que es necesario conocer y valorar correctamente antes de tomar decisiones de inversión. Puedes experimentar pérdidas, incluso totales, en el capital invertido, y es importante estar preparado para ello.
  • Falta de liquidez y horizonte temporal. Algunas inversiones pueden ser poco líquidas o incluso no ser líquidas y requerir tiempo para convertirlas en efectivo. Esto podría ser un problema si necesitas dinero de inmediato. Además, deshacer las inversiones antes del horizonte temporal recomendado para ellas puede hacer que las pérdidas sean mayores.

Ahorro vs. inversión: ¿cuál es mejor?

No hay una respuesta única para esta pregunta, ya que la elección entre ahorrar e invertir depende en gran medida de tus preferencias personales, tu situación financiera actual, tus objetivos y tus hábitos financieros. Algunos expertos recomiendan seguir la regla del 50-20-30, lo que implica combinar ambas estrategias, reservando una parte de tus ingresos para el ahorro a corto plazo y asignando otra parte para inversiones a medio y largo plazo. 

En cualquiera de los dos escenarios, ten en cuenta estas dos diferencias entre ahorro e inversión:

  • Ahorrar ofrece una rentabilidad baja pero un riesgo mínimo. Tus fondos están seguros, pero ganas intereses a tasas modestas que pueden no superar la inflación, o incluso puede no tener rendimiento de intereses.
  • Invertir tiene el potencial de ofrecer una rentabilidad mucho más alta, pero también implica un mayor riesgo..

Recuerda que es recomendable diversificar tus inversiones y educarte sobre las diferencias entre ahorro e inversión antes de tomar decisiones financieras significativas. Además, es muy importante tener en cuenta los costes y gastos asociados a los distintos productos y servicios de inversión y consultar la documentación legal de dichos productos y servicios antes de tomar cualquier decisión. No dudes en consultar con un asesor financiero para obtener orientación específica sobre cómo diseñar una estrategia financiera que se adapte a tus necesidades. Recuerda que cada persona es única, y lo importante es tomar decisiones que te ayuden a alcanzar tus objetivos personales.

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. ABANCA no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Rentabilidades pasadas de las inversiones no garantizan rentabilidades futuras.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.