¿Es rentable invertir en plazas de garaje?

Si en algún momento te has interesado por el mundo de las inversiones inmobiliarias, habrás descubierto que se trata de un sector con una gran solidez y dinamismo. Por ello, la opción de invertir en vivienda ha estado siempre muy presente entre los grandes inversores. Pero más allá de los inmuebles, debes saber que invertir en plazas de garaje también puede ser una maniobra muy interesante si te encuentras en los inicios de tu andadura en el mundo de la inversión.

Su precio, mucho menor que el de una vivienda, los escasos gastos de mantenimiento y la alta demanda para alquilarlas son factores clave que han logrado que este activo cobre una gran fuerza.

Por todo ello, son muchos los analistas que señalan esta clase de inversión como una decisión menos arriesgada y más sencilla de ejecutar para aquellos que tienen algo de dinero ahorrado. Pero, ¿es rentable invertir en plazas de garaje? A continuación te resolvemos algunas de las dudas más frecuentes.

¿Es rentable comprar una plaza de garaje como inversión?

La accesibilidad es uno de los factores que más anima a invertir en plazas de parking, pero no el único. La rentabilidad de la inversión en plazas de garaje respecto a la inversión en vivienda es otro de los aspectos que también invitan a pensar en comprar un aparcamiento. Su precio es mucho más bajo, requieren menos gastos de mantenimiento, presentan una mayor capacidad para liquidar el activo y, por último, también garantizan una rentabilidad más rápida (siempre que contemos con una plaza bien ubicada).

Según diversos estudios realizados, la rentabilidad bruta de los garajes en España al finalizar 2021 fue del 6,0%. Si comparamos este dato con el 6,9% de las viviendas, el 9,4% de los locales y el 11,2% de las oficinas, es cierto que las plazas de garaje presentan una rentabilidad más baja. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estos datos varían por provincias, ciudades y barrios. Esto se debe a que la demanda y los precios dentro de las ciudades presentan variaciones muy grandes, por lo que no supondrá lo mismo tener una plaza de garaje en un barrio céntrico que en un barrio de las afueras.

Claves para invertir en plazas de garaje

Antes de que comiences a invertir en parkings, es importante que tengas claros varios factores esenciales:

Localización

Como hemos mencionado anteriormente, no será lo mismo invertir en una plaza de aparcamiento que se encuentre en el centro de una gran ciudad, que hacerlo en una pequeña localidad donde aparcar puede ser una tarea mucho más sencilla. La ubicación de la plaza te ayudará a analizar la demanda y a calcular el posible retorno de tu inversión.

Mantenimiento

Otro de los factores esenciales, ya que los gastos en mantenimiento serán notablemente inferiores a los de una vivienda y, consecuentemente, mucho más asequibles para pequeños inversores. En este sentido, deberás informarte previamente de cuáles son los gastos que soporta la comunidad, para poder calcular el importe que deberás destinar a esta cuestión. En su favor, ten en cuenta que será poco probable que problemas o averías inesperadas (mucho más frecuentes en una vivienda) te impliquen un coste añadido dentro del mantenimiento de la plaza.

Normativa legal

Cuando hablamos de invertir en plazas de garaje, el objetivo que se persigue suele ser el posterior alquiler de las mismas. En este sentido, la normativa legal en cuanto a plazos será más laxa (respecto a una vivienda), ya que el alquiler de los aparcamientos no está sujeto a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), sino al Código Civil. Esto quiere decir que la duración del alquiler será la que se establezca en el contrato por ambas partes, arrendador y arrendatario.

Posibles riesgos y gastos derivados de invertir en plazas de garaje

Aunque es cierto que invertir en plazas de garaje puede ser más sencillo que invertir en vivienda, sigue tratándose de una acción que presenta ciertos riesgos. Evidentemente, siempre serán menores que los que acompañen a otro tipo de inversiones inmobiliarias.

En definitiva, los principales riesgos que te verás obligado a asumir en caso de que finalmente te animes a invertir serán: los posibles vaivenes de los precios, el riesgo de impago de los inquilinos y la menor liquidez de este tipo de inversión.

Además de estos riesgos que conlleva la inversión, no debes olvidarte de otro factor muy importante que ya hemos mencionado anteriormente: los gastos. En el momento de la operación, tendrás que abonar los tributos correspondientes y, cuando alquiles la plaza, deberás incluir este rendimiento en tu declaración de la renta. Además, también deberás tener en cuenta el abono del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y, en casos concretos, la tasa de basuras correspondiente.

A modo de conclusión, si aún te preguntas si es rentable invertir en plazas de garaje, puede que no sea la inversión más rentable, pero es una de las más seguras si te planteas beneficios a largo plazo. Además, si haces bien la investigación previa y consigues una buena ubicación, alquilar tu plaza será relativamente sencillo y aunque suba o baje el mercado, las necesidades de aparcamiento siempre estarán ahí.

Por otro lado, ten en cuenta también que vender tu plaza de garaje siempre será más sencillo que vender un piso, por lo que la perspectiva de obtener liquidez rápidamente (en caso de que lo puedas llegar a necesitar) es otro punto a favor de invertir en plazas de aparcamiento.

Si finalmente te animas a realizar tu primera inversión en plazas de garaje, recuerda que en ABANCA tenemos el Préstamo 24h para ayudarte a que tu inversión en plazas de aparcamiento sea todo un éxito.

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. ABANCA no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Rentabilidades pasadas de las inversiones no garantizan rentabilidades futuras.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.