Consejos para ahorrar en calefacción este invierno

Cuando llega el invierno, el frío nos invita a estar más tiempo dentro de casa. Pero, con la bajada de las temperaturas, la factura de la luz y gas sube. Sin duda, una de las mayores desventajas es tener que encender la calefacción debido al elevado gasto que implica. Por eso, te damos 6 trucos que debes tener en cuenta si este año quieres ahorrar en calefacción hasta 300 euros al año.

Mantén la temperatura entre 18 y 22 grados

Nunca llueve a gusto de todos y con la temperatura de la calefacción sucede algo similar. Pero, tener calefacción en casa no implica crear un microclima veraniego, sobre todo si queremos evitarnos un susto con la factura. La temperatura de confort, es decir, la temperatura con la que nos encontramos más a gusto en nuestra vida diaria, oscila entre los 19 y 21 grados centígrados. Por lo que lo ideal es mantener la temperatura de la calefacción entre los 18 y 22 grados. Elevar la temperatura por encima de los 22 supondrá un incremento del 5% en nuestra factura y provocará que el aire esté más reseco, estando más incómodos. Para mantener una temperatura óptima durante todo el día, lo mejor es tener un termostato.

Apaga y programa la calefacción

Salvo en casos de frío extremo, no es necesario mantener la calefacción por la noche y así podemos reducir el gasto de forma considerable. Para dormir la temperatura recomendada oscila entre los 15 y 17 grados centígrados.

Por otro lado, si vas a salir unas horas de casa, baja la temperatura a 15 grados para mantener el nivel de confort. Si solo estás en casa unas horas al día, dejar la calefacción encendida aunque sea a baja temperatura no sale rentable. Ajustar el encendido y el apagado de la calefacción a nuestros horarios permite un ahorro considerable en la factura. La mejor opción es programar su encendido una hora antes de que llegues a casa y así estará caliente sin gastar de más; ahorrarás cerca de 60 euros al año.

Aprovecha el calor natural y sácale partido al aislamiento

La ausencia de persianas es una de las cosas que más nos llaman la atención cuando viajamos al norte de Europa. Pero allí son conscientes de que cada rayo de luz que entra en casa es fundamental. Por ello, debemos aprovechar las horas de sol para calentar nuestro hogar y así ahorrar en calefacción. Si tu casa tiene ventanas que reciben sol, mantén las persianas y las cortinas abiertas; y por la noche, ciérralas para reforzar el aislamiento.

Entre el 25 y el 30% de las pérdidas de calor en un hogar se originan en las ventanas, según los datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Por lo que es muy importante aislar bien nuestra casa. Una alternativa económica es instalar juntas de caucho, espuma o silicona autoadhesiva en ventanas y puertas y reducir así las fugas un 10%.

Con la colocación de un aislamiento estándar puedes ahorrar hasta 200 euros al año.

No desperdicies el calor

Para sacar el máximo partido a tu calefacción, evita colocar muebles demasiado cerca o poner ropa húmeda encima para que se seque más rápido. El consumo será mayor y también la factura. Según Idealista, cada grado adicional supone un incremento de casi 30 euros anuales.

Además, para no derrochar en consumo cierra la llave de los radiadores de las habitaciones que no utilices; si no lo haces, aumentarás tu gasto de forma innecesaria.

Revisa tu instalación

Un buen mantenimiento permitirá que tu caldera funcione con el máximo rendimiento y evitará que se produzcan problemas importantes en el futuro.

Es necesario purgar o sacar el aire a los radiadores al menos una vez al año, cada vez que comienza el invierno. El motivo es que suelen acumular pequeñas burbujas de aire que impiden el paso del calor y, por tanto, no calientan con toda su potencia.

Cambia tu caldera por una de bajo consumo

Si es el momento de cambiar tu caldera, valora la posibilidad de hacerlo por una más eficiente, como las de cogeneración. Aunque suponen una inversión mayor, a largo plazo te compensará la reducción de su consumo. Si necesitas un crédito para hacer frente a la inversión, en ABANCA te damos una respuesta rápida de financiación.

Pero como ahorrar en calefacción no es solo una cuestión económica, te dejamos otros tips para contribuir al ahorro energético, recuerda que el planeta y tu cuenta te lo agradecerán.

 

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.

Solo necesitamos tu correo electrónico

Si lo haces entendemos que has leído y aceptas nuestras condiciones de privacidad