Cómo administrar el dinero: todo lo que debes saber antes de cumplir los 30

Con los años, saber cómo administrar el dinero y gestionar las finanzas personales se vuelve indispensable. Empiezas a trabajar, debes hacer frente a nuevos gastos… y quieres tener un futuro económico estable y prometedor.

Pues bien, te alegrará saber que no es una tarea imposible, ni siquiera compleja, pero que sí requiere de una dosis extra de responsabilidad y organización que, quizás, no habías necesitado hasta ahora. Si estás comenzando a tomar consciencia de la importancia de administrar correctamente tus ahorros, sigue leyendo. Lo que te contamos a continuación te resultará de lo más útil.

Siete consejos para aprender cómo administrar el dinero

1. Ahorra

Con el primer sueldo resulta muy tentador darse algún capricho, pero hazlo siempre con cabeza. No derroches ni gastes todo tu sueldo. Ahorra cada mes una pequeña cantidad, independientemente de lo que cobres en tu puesto de trabajo. Y evita vivir al día: nunca sabes cuándo necesitarás hacer frente a un gasto extra.

Si quieres ahorrar sin darte cuenta, con la Cuenta Clara de ABANCA todos los meses se traspasará de forma automática el saldo de tu cuenta que pase de los 3.000 euros a un depósito que te generará rentabilidad. Así de fácil.

2. Emprende

Cada persona tiene sus aspiraciones profesionales y todas son respetables. Aprobar una oposición, trabajar en una multinacional… Sin embargo, muchas otras sueñan con crear su propio negocio y ni siquiera tratan de llevarlo a cabo por las complicaciones que puedan surgir y las barreras que se encontrarán en el camino.

Aprovecha que eres joven, que tienes motivación y pocas ataduras para intentarlo. Existen aceleradoras de proyectos que te ayudarán a mejorar y desarrollar tu idea de negocio y muchas posibilidades de financiación. Si las cosas salen bien podrás ganar una gran cantidad de dinero e incluso generar puestos de trabajo para otros, lo que, sin duda, será muy reconfortante.

3. Compra solo lo que necesites

Antes de realizar una compra que suponga un desembolso elevado –un coche, un piso, artículos tecnológicos, joyas…– medita si realmente lo necesitas y si te compensa el gasto. La vida no es una competición en la que gana quién tiene más y mejores cosas. Lo mejor es que apliques el sentido común.

4. Si te endeudas, hazlo con cabeza

Sin duda, pedir un préstamo o utilizar crédito te permitirá cumplir pequeños (o grandes) sueños para los que tendrías que pasar años ahorrando si quisieras pagar al contado. Pero ojo, solicítalos y gástalos con cabeza y de forma responsable.

Puede que no lo sepas, pero tu banco también te ayuda –a su manera– a que no te endeudes más de lo que te puedes permitir. A través del scoring, las entidades financieras estudian la capacidad de pago de cada cliente cuando pide un préstamo. Por esta razón, no te concederán más dinero del que, previsiblemente, puedas devolver en el plazo establecido. ¡Porque no sería bueno ni para ti ni para ellos!

5. Invierte

Quizás todavía no te hayas planteado dar el salto de ahorrador a inversor. De hecho, muchas personas jamás lo hacen en toda su vida. Pero te aseguramos que invertir no es sólo para los hombres de negocios de Wall Street.

Hemos preparado esta guía para principiantes en bolsa que puede resultarte de gran ayuda. 

6. Reflexiona

¿Para qué necesitas el dinero?, ¿qué quieres conseguir y cuándo? Para gestionar tu economía correctamente y llevar un control de gastos, es importante que te marques metas realistas y estés seguro de que el camino que has escogido para alcanzarlas es el adecuado. Reflexionar y planificar te ayudará a lograr tus objetivos.

7. No dejes de aprender

Nunca dejes de marcarte retos ni de aprender nuevas cosas. Invierte en ti: gasta en libros, en cursos, en aprender nuevos idiomas o deportes, en tus aficiones… En definitiva, vivir nuevas experiencias te hará más rico personal y profesionalmente y te ayudarán a crecer como persona.

Y ya para finalizar, aunque saber cómo administrar el dinero y tus finanzas personales son aspectos realmente importantes que conviene no descuidar jamás, no olvides que lo verdaderamente importante y enriquecedor no es el dinero sino las experiencias. Invierte en compartir vivencias que te dejen huella con tus seres queridos, que te hagan crecer personalmente y sentir feliz.

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.