Cuentas en divisas: qué son y para qué sirven

5/5 - (29 votos)

Las cuentas en divisas se han convertido en un instrumento financiero de gran valor, porque facilitan el intercambio comercial entre múltiples monedas de cambio. Estas cuentas, también conocidas como cuentas multidivisas o cuentas en moneda extranjera, están enfocadas a empresas o personas que hacen negocios o intercambios frecuentes con otras monedas. Ofrecen una solución práctica para manejar diferentes divisas desde una misma plataforma. En este post, te explicaremos cuál es la importancia de las cuentas en divisas y cuándo es recomendable tener una. 

¿Qué son las cuentas en divisas?

Las cuentas en divisas son instrumentos financieros que permiten a sus titulares mantener fondos en una o varias monedas diferentes a la de su país de origen. De esta forma, facilitan las transacciones internacionales

Generalmente, en este tipo de cuentas multidivisas, los depósitos o transferencias deben realizarse en la misma divisa de la cuenta. En el caso de ingresar euros, el banco realizará la conversión a la divisa correspondiente, para lo que es posible que aplique una comisión. Estas cuentas no suelen permitir domiciliaciones. Las comisiones pueden ser más elevadas que en las cuentas en euros, pero varían según las condiciones de cada entidad bancaria. 

Divisas más habituales en moneda extranjera

Las divisas más comunes en este tipo de cuentas suelen ser el dólar estadounidense (USD), el dólar canadiense (USD/CAD) o el dólar australiano (AUD/USD), el franco suizo (CHF), la libra esterlina (GBP) y el yen japonés (JPY), aunque muchas entidades financieras ofrecen una gama más amplia de monedas, dependiendo de las necesidades del cliente. 

¿Para qué sirve la cuenta de divisas?

Las cuentas de divisas son una opción a considerar para las empresas que realizan operaciones comerciales en el extranjero, porque les permite recibir y enviar pagos en varias monedas. Esto es especialmente útil cuando se tienen ventas o negocios en otros países. Para particulares, estas cuentas pueden ser beneficiosas en situaciones como la recepción de una herencia o pensiones de otro país, la inversión en activos denominados en otra moneda, cuando vas a viajar al extranjero o simplemente para mantener ahorros en divisas diferentes.

¿Qué comisiones tiene una cuenta en divisas?

Las cuentas en divisas pueden tener diferentes comisiones o tarifas relacionadas a su uso. Cada entidad bancaria tendrá unas condiciones determinadas pero, en líneas generales, estas son las más comunes: 

  • Comisión de mantenimiento (mensual o anual).
  • Comisión por transferencias. 
  • Comisión por cambio de divisas. 
  • Comisión por retiradas en efectivo. 

¿Cuándo es recomendable tener una cuenta en moneda extranjera?

Generalmente, es recomendable abrir una cuenta en divisas cuando se prevé un uso continuo de esa moneda. Por ejemplo, si se viaja frecuentemente a Estados Unidos, o se realizan pedidos importantes en dólares, tener una cuenta en esta divisa facilita las transacciones. También puede ser de utilidad para empresarios con socios en el extranjero, inversores en mercados internacionales, personas que envían dinero a otros países o personas que viajan frecuentemente.

Sin embargo, debe ser una operativa de cierto volumen, ya que para gestiones menores fuera de la zona euro existen otras opciones, como las tarjetas prepago de ABANCA. Además, algunas entidades bancarias con presencia internacional permiten retirar dinero en el país de la divisa.

Consideraciones generales sobre las cuentas de divisas

Antes de abrir una cuenta en divisas es necesario comprender las fluctuaciones de las tasas de cambio, ya que afectan directamente al valor de los fondos en las cuentas en divisas. En estas cuentas, los tipos de cambio pueden llegar a tener un comportamiento más volátil que los mercados bursátiles. 

También es importante entender las regulaciones fiscales asociadas a la tenencia de cuentas en moneda extranjera, que pueden variar según la jurisdicción. En España, según la Ley 35/2006 del Boletín Oficial del Estado, la condiciones para la tributación de este tipo de cuentas dependen de si el titular es residente español o no

Las cuentas en divisas son herramientas financieras que facilitan la gestión de fondos en diferentes monedas, ofreciendo soluciones tanto para necesidades empresariales como personales. Al abrir una cuenta de divisas es necesario conocer las comisiones o tarifas relacionadas, las monedas disponibles y los servicios adicionales que ofrece la entidad bancaria. Con un conocimiento claro de su funcionamiento, estas cuentas pueden ser de gran ayuda para la gestión internacional de las finanzas

En ABANCA las cuentas en divisas pueden ser contratadas directamente en nuestras oficinas. Si tienes alguna duda sobre nuestros productos financieros, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte. 

 

Estos datos tienen finalidad informativa y no deben interpretarse en ningún caso como una recomendación de compra o venta, o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir como base de ningún tipo de decisión sobre inversiones actuales o futuras. ABANCA no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir el inversor como consecuencia del uso de dicha información. El cliente es responsable de las decisiones de inversión que adopte y del uso que haga de la información proporcionada a tal efecto. Rentabilidades pasadas de las inversiones no garantizan rentabilidades futuras.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.