Nueve consejos para ahorrar con tu mascota

Te recibe como nadie cada vez que entras por la puerta, te hace compañía cualquier noche de sofá, peli y manta… Una mascota puede ser la mayor de las alegrías en una casa y, a la vez, una fuente de gastos permanentes todos los meses.

En España, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC), hay más de 28 millones de mascotas, y en más del 40% de los hogares hay un animal doméstico. Estas cifras se traducen en un desembolso que muchas casas deben asumir: el gasto medio anual de las familias en el cuidado de sus animales es de 1.198 euros, según apunta Affinity, empresa de alimentación especializada en este sector.

También es importante tener en cuenta que el desembolso que nos supondrá puede variar enormemente, y es que, sobra decirlo, no es lo mismo tener en casa un pequeño roedor que un pastor alemán. De todos modos, seguro que en ambos casos, si te lo planteases, podrías ahorrar con tu mascota: en la comida, los snacks, los juguetes, a través de los seguros de animales… Y un largo etcétera.

La clave está en reducir el gasto sin que vuestra calidad de vida y vuestra comodidad (la de tu animal, la de tu familia y la tuya propia) se vean alteradas. No será necesario reducir la calidad de su pienso o escatimar en salud, atención y cuidados, sino que más bien será una cuestión de aplicar el sentido de común y, sobre todo, ser prácticos. A continuación, las respuestas a cómo ahorrar con tu mascota sin que se dé cuenta.

En lugar de comprar, adopta

La cantidad de dinero que ahorrarás será enorme. Además, estarás dándole una segunda oportunidad a un animal al que han abandonado en el pasado y que merece una vida digna.

Pero antes de tomar la decisión de adoptar, recuerda que debes considerar una serie de aspectos.

Los animales necesitan comida, cariño, compañía y dedicación, por lo que es fundamental disponer del tiempo necesario para hacer actividades con ellos a diario, evitando así posibles problemas de convivencia. También es importante contar con un lugar adecuado para vivir (muchas comunidades de vecinos no permiten animales), ya que según el tipo o el tamaño de la mascota, puede adaptarse fácilmente a un sitio u otro. Por ejemplo, los gatos suelen acoplarse bien en los espacios reducidos, mientras que los perros más activos prefieren moverse en zonas amplias.

Otro aspecto a considerar, además, por supuesto, de la disponibilidad económica para asumir los gastos relacionados con la esterilización, la comida y otros cuidados, es la responsabilidad necesaria por parte de la persona que adopta para ocuparse de los posibles problemas que puedan aparecer en el camino, como son las emergencias médicas.

Asimismo, infórmate del carácter que tiene la mascota que quieres adoptar en función de tu estilo de vida. Algunos perros pequeños son muy activos mientras que otros grandes son tranquilos, y si quieres un gato y tienes hijos pequeños, un cachorro no sería la mejor opción, a no ser que cuentes con el tiempo suficiente para supervisarlo cuando están los niños. Si eres una persona que pasa mucho tiempo fuera de casa, piensa que los gatos son bastante independientes y pueden ser una buena elección.

De igual forma, también es importante tener presente que algunos animales tienen necesidades especiales o son más propensos a sufrir ciertas dolencias.

Su comida: compara y ahorra

Tener un perro cuesta entre 510 y 3.410 euros anuales, y un gato, entre 975 y 1.650 euros. De todos los gastos, la compra de comida para un animal es la más costosa: para un gato o perro pequeño, hasta 300 euros anuales, mientras que para un perro grande el precio puede alcanzar los 1.000 euros al año. Además, estas cifras aumentan si se opta por recurrir a alimentación que no es pienso, como puede ser la dieta barf. Por eso es recomendable priorizar la adquisición de este alimento.

Una vez sepas cuál es el producto más adecuado para alimentar a tu mascota, deberás buscar la tienda en el que encuentres el pienso más económico. En este sentido, buscando en internet encontrarás precios y ofertas de lo más interesantes.

Comprando paquetes grandes, buscando la mejor relación calidad-precio y asociándote con otras personas para hacer compras al por mayor también podrás ahorrar.

Cuida su higiene

Existen tratamientos como la limpieza de orejas o el corte de uñas que, además de ser sencillos de realizar, constituyen un gasto que podemos ahorrarnos fácilmente.

También podrás cuidar la salud de tu mascota manteniendo limpios sus dientes, ahorrando en servicios de limpieza dental y posibles problemas de salud bucal. En el caso de que tu perro necesite un procedimiento de limpieza dental, el gasto se aproximaría a los 70 euros anuales. Para los gatos, la cifra ascendería a los 125 euros.

El baño en casa, mejor que la peluquería canina

Como comentamos anteriormente, todo dependerá de cuál sea tu mascota. En el caso de los perros, por ejemplo, podrás ahorrar una importante cantidad de dinero –unos 600 euros anuales aproximadamente– si sustituyes la peluquería por tu propia casa (al menos de vez en cuando, pues, por ejemplo, algunas razas necesitan cuidados especiales para su cabello).

Además, conviene apuntar que existen productos específicos de lavado en seco para animales con los que también podrás ahorrar en la factura del agua. E incluso puedes elaborarlos en casa a un coste menor.

Fabrica tú mismo los juguetes y la ropa

Existen infinidad de tutoriales e ideas creativas en internet para que puedas fabricar tú mismo los juguetes de tu mascota o elaborar su ropa. Además, puedes optar por realizar juegos en casa para estimular su inteligencia y fortalecer vuestro vínculo emocional, como el escondite o la recogida de objetos. Con maña y algo de imaginación (como sabes, para pasárselo en grande, los animales necesitan muy poco) será suficiente.

Incluso puedes utilizar apps de compra de segunda mano para conseguir ropa, comederos, trasportines para desplazarte con tu mascota, ¡o lo que encuentres!

Las campañas de esterilización y desparasitación

En el caso de los perros, su cuidado implica desparasitación dos veces al año, y si hay que esterilizarlo, el desembolso podría ascender a los 1.000 euros. En esterilizar a un gato podrías gastarte hasta 100 euros –los precios varían en función de si tu mascota es femia o macho–, y la desparasitación se realiza como mínimo dos veces al año en los gatos adultos, aunque lo más recomendable es hacerlo cada tres meses.

Existen hospitales veterinarios, asociaciones y otras entidades que ponen en marcha campañas de esterilización y desparasitación con las que hacerlo será mucho más económico. La Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia lo recoge en esta orden.

Los seguros para animales

Si guardamos dinero para comprar una casa o un coche, ¿por qué no ahorrar para las emergencias de un animal? Con tu mascota más vale prevenir que curar. Dependiendo del animal que tengas será más o menos interesante que contrates un seguro con el que le ahorrarás a tu bolsillo más de un disgusto.

Para las perras o gatas gestantes, por ejemplo, es importante ahorrar por si se produce alguna complicación durante o después del parto. Asimismo, los cachorros son los animales más delicados y susceptibles ante las enfermedades, y por eso es imprescindible contar con un seguro para posibles emergencias veterinarias.

Y por último: no olvides que tu mascota también puede ayudarte a ahorrar

¿Habías pensado que tu mascota también puede ayudarte a ahorrar en otros ámbitos de tu día a día? Podrás, por ejemplo, ahorrarte la cuota del gimnasio sustituyéndola por salir con tu perro a caminar o correr; sustituir otras actividades para relajarte jugando con tu gato sin necesidad de salir de casa… ¡Échale imaginación!

Como ves, existen muchas opciones y oportunidades diferentes para ahorrar con un animal doméstico, sin necesidad de perder calidad de vida y con la posibilidad de fortalecer aún más el vínculo emocional que os une a ti y a tu mascota, a base de ingenio y creatividad. Así que ya sabes, ¡sólo hay que echarle un poco de imaginación!

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.