Consumismo infantil: guía para comprar juguetes

Consumismo infantil: guía para comprar juguetes
4.2 (83.33%) 6 votos

La Navidad está a la vuelta de la esquina, las ventas de juguetes se disparan y el cambio de tendencia de los más pequeños a la hora de realizar su lista de peticiones es cada vez más frecuente. ¿Hemos pasado del “me lo pido” al “cómpramelo”? ¿Estamos criando a los pequeños en el consumismo infantil?

Es muy común ver escenas de niños llorando o con rabietas por no comprarles lo que quieren en ese momento. Son niños y niñas que ya no piden, sino que exigen la satisfacción inmediata de su deseo. ¿Cómo lidiar con esa situación? ¿Qué debemos tener en cuenta estas navidades a la hora de comprar juguetes?

Consumismo infantil: ¿a qué se debe?

Detrás del consumismo infantil se esconden una serie de factores como:

  • El tipo de sociedad en la que vivimos. Los pequeños son un reflejo de los adultos a los que imitan. Dentro de la sociedad, consumir es una actividad más y con una importancia cada vez mayor.  El “tener” o “no tener” se convierte en algo que indica estatus. Y esto es percibido muchas veces por los pequeños.
  • Los niños se inician en el consumo a una temprana edad. Los padres hacen más partícipes a los hijos en las decisiones de compra y buscan su opinión. Este protagonismo hace que en España cada vez estemos más cerca del fenómeno del Síndrome del Pequeño Emperador o Pequeña Emperatriz tan habitual en la China urbana. Estos niños acaban asumiendo su papel preponderante en la familia e imponiendo sus propios gustos.
  • Publicidad agresiva dirigida a público infantil. En la actualidad, los niños se encuentran sobrestimulados por la publicidad y piden los regalos que ven en los anuncios.
  • Tecnología en los genes. Smartkids, Generación Net… Son muchos los calificativos aplicados a una nueva generación digital. Desde pequeños los niños están informados, tienen más criterio de compra, son menos sumisos y tienen más debate. Internet también expone a los pequeños a oportunidades de compra que los llevan a una relación de consumo cada vez más temprana.

Consejos para lidiar con los caprichos

  • Utiliza adecuadamente el NO. Haciéndolo ayudaras a tus hijos a definir su personalidad y a tener conciencia de sus deseos y necesidades. Enséñale la diferencia entre necesitar y desear. Es importante que aprenda a distinguir lo que se necesita y lo que es un capricho.
  • Enséñale a ahorrar. El hecho de que tenga una hucha y vaya consiguiendo su propio dinero puede ayudarle a desear cosas, a tener un objetivo que conseguir mediante esfuerzo. Así, el niño es consciente de lo que cuesta ganar dinero y si merece la pena el esfuerzo realizado para conseguir lo que desea.
  • Asígnale tareas pequeñas para obtener resultados sobre las mismas. Esto fortalece su autoestima y ayuda en su independencia.  
  • Enseña a tu hijo que todo lo que quiere o desea tiene un tiempo, tiene su momento y que debe esperar paciente.  El exigir o hacer una rabieta no hará que consiga nada, por el contrario, será motivo de no lograr lo deseado.
  • Ayúdale mediante juegos a no deslumbrase con los trucos que usa la publicidad para engañar al consumidor.
  • Piensa antes de comprar. Qué juguete comprar no es una decisión para tomar rápidamente. Dejarse llevar por las modas o por las prisas a veces puede llevarnos a los padres a comprar un juguete inadecuado, bien porque no le va a aportar nada o porque realmente no se adapta a su personalidad, sus gustos o sus aficiones. Para hacer una buena elección de los juguetes, es fundamental preguntarse: ¿qué quiere? ¿qué necesita? ¿qué tiene?

Recomendaciones a la hora de comprar juguetes

A continuación, te damos una serie de consejos que puedes poner en práctica:

  • Ten en cuenta la edad y madurez de los niños a la hora de elegir el juguete. De esta forma evitarás comprar juguetes que después se queden aparcados en la habitación sin uso.
  • Compara precios entre diferentes establecimientos. Si quieres ahorrar, compara precios ya que puedes encontrar diferencias considerables. Además, no esperes a última hora y aprovecha ofertas y descuentos. El ahorro puede ser considerable.
  • Asegúrate de que el juguete sigue los estándares de calidad. Comprueba que en el embalaje conste la “Marca CE”, por la que el fabricante acredita que el artículo cumple las exigencias de seguridad de la Unión Europea.
  • Valora el contenido de los juegos y los aspectos educativos. De esta forma podemos hacer una buena contribución al desarrollo integral de nuestros hijos.
  • No compres muchos juguetes a la vez. Tener muchos juguetes no significa que vaya a jugar más, sino que va a valorar menos el significado de cada uno de ellos. Así que evita comprar muchos en fechas como navidad, ya que no aprenderá a valorar lo que tiene.

Recuerda que los juguetes son herramientas para desarrollar y potenciar las características personales de cada niño, y lo forman en el aprendizaje, la exploración y la relación con el mundo que lo rodea. Así que no compres lo primero que veas y realiza una compra responsable estas navidades para contribuir a la desaparición del consumismo infantil.

 

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.