El método de ahorro por porcentajes de Harv Eker que te ayudará este otoño

Junto con hacer más deporte, aumentar las horas de lectura o aprender idiomas, ahorrar es uno de los propósitos más populares con la llegada del otoño y, al mismo tiempo, uno de los más complicados de conseguir. La vuelta al cole, los caprichos del Black Friday y el Cyber Monday e incluso Halloween complican la recuperación de tu situación económica, especialmente tras los excesos de la época estival.

Es por esto por lo que, para ayudarte a conseguir tu objetivo de iniciar el nuevo curso con más solvencia, te contaremos en qué consiste el método de ahorro por porcentajes de Harv Eker y por qué es uno de los más completos y sencillos que existen.

¿En qué consiste el método de ahorro de Harv Eker?

A grandes rasgos, el método de ahorro que Harv Eker propone en su libro “Los secretos de la mente millonaria” se basa en dividir tus ingresos en porcentajes.

La fórmula propuesta por este escritor, empresario y orador motivacional canadiense es muy simple:

Necesidades básicas

Entre un 50 y un 55% de tus ingresos deben destinarse a las necesidades básicas. Aquí se incluye el pago de la hipoteca o el alquiler, los gastos en alimentación y limpieza doméstica, la comunidad de vecinos, la plaza de garaje, los seguros de salud y hogar, el transporte y los recibos de agua, luz, gas, internet y teléfono, entre otros.

Ocio y tiempo libre

Cubiertas las necesidades propias del día a día, el método de ahorro de Eker contempla destinar un 10% de tus ingresos al ocio. Una de las claves del éxito de este método reside precisamente en que no te obliga a renunciar a la diversión. Pese a todo, debes ser consciente de esta cantidad de tus ingresos reservada para ir al cine, salir a cenar o a comer fuera, disfrutar del teatro o acudir a conciertos es limitada, por lo que la mayor dificultad será elegir bien el plan.

Formación

Llegados a este punto, Harv Eker explica la importancia de destinar un 10% de tus ingresos a la formación, algo que marca una gran diferencia con respecto a otros populares métodos de ahorro como el Kakebo. Dedicar este porcentaje al desarrollo personal o profesional debe entenderse como una inversión ya que te permitirá optar a un mejor puesto de trabajo o tachar de la lista alguna de esas cosas que siempre has querido saber hacer, como tocar la guitarra o mejorar tus habilidades en diseño gráfico.

Inversión de futuro

Por otro lado, este método de ahorro recomienda destinar un 10% de tus ingresos a inversiones a largo plazo, esto es, designar esta parte a la compra de acciones o a productos que te reporten beneficios no inmediatos. Para ello, es importante que valores el riesgo de todas las opciones y lo ajustes a tu inversión antes de tomar una decisión, sin olvidar que no podrás recurrir a este dinero en un determinado período de tiempo. Consulta nuestra guía de inversión en bolsa.

¿Qué porcentaje se destina al ahorro?

Si decides poner en práctica los consejos para ahorrar que recoge Harv Eker en su libro, debes saber que para el autor canadiense un 10% de tus ingresos deben destinarse al ahorro, pues considera que este pequeño porcentaje de tu sueldo es suficiente para no fracasar en el intento.

Con todo, es importante destacar que esta cantidad está destinada a cubrir necesidades futuras por lo que no se debe recurrir a ella (¿sabes qué es un fondo de emergencia?). Para facilitarte esta tarea es aconsejable evitar el método tradicional de la hucha de cerdito y depositar este porcentaje de tus ahorros en una cuenta bancaria como la Cuenta Clara de ABANCA.

Con todo, si has hecho el cálculo es probable que te preguntes a dónde irá destinado el 5% restante de tus ingresos.

En la línea del dicho “dar para recibir”, Harv Eker propone destinar el 5% de tus ingresos a donativos, es decir, contribuir mensualmente en la mejora de la sociedad ayudando a los demás, sean organizaciones no gubernamentales, colectivos desfavorecidos o familiares y amigos. El autor entiende que si dedicas parte de tus ingresos a mejorar la vida de los demás conseguirás mejorar la tuya propia.

¿Cómo distribuir mi dinero según el método de Eker?

Para entender mejor lo que supondría comenzar a aplicar este método de ahorro en tu día a día utilizaremos como ejemplo la situación de una persona que ingrese 1000 euros mensuales. En este caso, aplicados los porcentajes indicados anteriormente, la situación sería la siguiente:

  • 550 euros se destinarían a cubrir las necesidades de vivienda, la cesta de la compra y los recibos domésticos habituales
  • 100 euros se reservarían para disfrutar del tiempo libre
  • 100 euros se dedicarían a mejorar tus capacidades profesionales y personales
  • 100 euros se asignarían a inversiones de futuro
  • 50 euros se aportarían a causas benéficas
  • Y, los 100 euros restantes, corresponderían con ese tan ansiado ahorro

Con todo, si deseas poner en práctica el método de ahorro basado en porcentajes propuesto por Harv Eker en su libro “Los secretos de la mente millonaria” u otro tipo de consejos para ahorrar, en ABANCA encontrarás diferentes tipos de cuentas en función de tus necesidades. ¡Descubre la tuya!

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.