Rebajas de invierno y cuesta de enero: sí, son compatibles

Finaliza la época de compras navideñas y comienzan las rebajas de invierno. Además, como nos sucede a la gran mayoría, probablemente a ti también te tocará ingeniártelas para aprovecharte de las promociones y descuentos y, al mismo tiempo, hacer frente a las consecuencias del derroche de la Navidad: la temida cuesta de enero.

Estamos, por lo tanto, en una época en la que queremos gestionar bien nuestro dinero para compensar lo invertido en regalos y celebraciones navideñas, pero sin renunciar a la temporada de rebajas. Y es que en 2017 cada español se gastó, según el Observatorio Cetelem, una media de 300 euros.

Cuatro consejos para que la cuesta de enero no te impida disfrutar de las rebajas de invierno

¿Cuántas cosas que consideramos imprescindibles antes de comprar acaban siendo menos prácticas de lo que creíamos? Eliminar la impulsividad de nuestros tickets de compra se convierte en la regla de oro para que la cuesta de enero no se haga demasiado pronunciada. Si quieres ahorrarte los remordimientos y disfrutar comprando sin derrochar, a continuación te damos cuatro consejos para compaginar la cuesta de enero y las rebajas de invierno. Sí, es posible lograrlo.

Organízate y ajústate a tu presupuesto

Sé realista y no gastes más de lo que puedas permitirte. ¿Cómo? Anota qué productos necesitas, valora si es el mejor momento para adquirirlos y fíjate un presupuesto que, por supuesto, deberás respetar. Además, puede ser de gran ayuda que distribuyas la cantidad de dinero que gastarás en cada sector (tecnología, ropa y complementos, ocio y cultura, etc.) y que eches un vistazo a este artículo sobre apps con las que podrás organizar tus gastos y ahorrar durante el resto del año.

Comprueba los descuentos y compara precios

Asegúrate de haber encontrado el mejor. Visita diferentes establecimientos, revisa el precio del producto a través de internet, en la página web de la marca, en otras tiendas online no oficiales… No te dejes llevar por el impulso y, antes de comprar, compara. Te sorprenderás de la gran diferencia de precios que se piden para el mismo artículo. ¡Y no te dejes llevar por los artículos de nueva colección!

En este sentido, existen apps que te pueden facilitar la tarea. Radar Price, por ejemplo, te permite comparar precios de televisores, juguetes, perfumes, cosméticos y un largo etcétera. Hagglezon, por su parte, es perfecto para aquellos que emplean Amazon, pues muestra el producto en todas las páginas web de la plataforma y lo ordena en función de su precio para que puedas adquirir el más económico. Las búsquedas, además, se realizan desde la web de Amazon. Totalmente recomendable… ¡y muy sencilla!

Infórmate sobre la política de devoluciones

A nadie le gusta tener que cambiar o devolver regalos… pero a veces es inevitable. Y aunque muchas personas lo desconocen, los comercios no están obligados a aceptar cambios y devoluciones solamente porque el producto que hemos comprado no nos termine de convencer. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recoge en este artículo algunos consejos muy interesantes que debes conocer.

Aplaza tus compras

Sabes de sobra que durante las rebajas hay ‘chollos’ que vuelan: es ahora o nunca. Son oportunidades que conviene no dejar escapar aunque el presupuesto sea mayor del que nos habíamos planteado en un principio. Con el servicio APPlázame de ABANCA podrás pagar tus compras cómodamente sin preocupaciones y gestionándolo todo a través de tu teléfono móvil. ¡Más fácil, imposible!

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados