Índice de precios de consumo: qué es y cómo te afecta

Índice de precios de consumo: qué es y cómo te afecta
3.8 (75.19%) 54 votos

Tu sueldo, el precio del alquiler, los impuestos que pagas, las pensiones… Todo depende del índice de precios de consumo. El IPC refleja la evolución de los precios de los productos y servicios básicos que se consumen en los hogares españoles. Dicho de otro modo: el IPC mide la variación de lo que cuesta la cesta de la compra básica y es una gran referencia para ver cómo evoluciona el coste de la vida.

El Instituto Nacional de Estadística lo calcula mensualmente (puedes calcular todas las variaciones anuales desde 1961) estableciendo como base el año 2002, momento en el que se introdujeron una serie de cambios que lo hicieron un indicador más realista y adaptado a la evolución del mercado.

Previsión del IPC 2019

Año nuevo, precios nuevos. El IPC concluyó 2018 con un alza del 1,2%, según el dato adelantado por el INE. Para 2019, el Banco de España augura una subida media del 1,6%. El dato oficial de todo el año se publicará a mediados de enero. Esta cifra es empleada con frecuencia para calcular cantidades pactadas como la pensión de alimentos o convenios colectivos.

Lo que sí se conoce ya es que el 2019 llega con subidas y bajadas de precios en determinados productos y servicios. Sube la luz, los carburantes, varios productos de telefonía, los sellos y los billetes regionales. Baja el gas natural, el IBI en una media del 1,92% y se mantienen las tarifas de Cercanías y las tasas aeroportuarias.

Además, todas estas variaciones en los precios vienen acompañadas de una subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros y un incremento del 1,6% en las pensiones.

Energía y carburantes

Los precios de la gasolina y el gasóleo inician el 2019 acumulando siete semanas de descensos, después de los máximos que registró el petróleo durante el mes de octubre de 2018. Sin embargo, llenar el depósito en 2019 saldrá más caro si finalmente sale adelante la igualación parcial del impuesto que se aplica al gasóleo y a la gasolina. Esto supondría una subida adicional al diésel de 3,4 céntimos de euro por litro, según se recoge en el plan presupuestario remitido a Bruselas.

El precio de la bombona de butano arranca el año sin variaciones y seguirá costando 15,33 euros, tras la subida del 4,93% en noviembre de 2018. Aún así, se revisará su precio durante el mes de enero.

Las tarifas de último recurso (TUR) del gas natural, que estrenan el año con un cambio de metodología en su cálculo, bajan de media un 4,6% para el primer trimestre del año.

La factura eléctrica, que terminó 2018 con un incremento del 9,26% el megavatio hora, dependerá de la climatología y de la evolución de los carburantes. Si el Gobierno vuelve a instaurar el impuesto que cobraba a las eléctricas por generar, la electricidad puede repuntar más del 4%. El aumento de los derechos de emisión de CO2 también puede disparar la factura.

Transporte

Renfe mantendrá las tarifas actuales para los servicios de Cercanías y Ancho Métrico, que suponen el 80% de los viajes en territorio nacional. Sin embargo, los billetes de Avant y Media Distancia subirán un 7% y 3,5%, respectivamente.

En cuanto a las tasas aéreas, Enaire, el gestor de la navegación aérea en España, baja un 12% el precio que cobra a las aerolíneas por las tasas de ruta. Sin embargo, habrá que ver si esta bajada repercutirá en el precio final de los billetes.

Vivienda

Casi 1.800 municipios actualizan el valor catastral de sus bienes inmuebles y aplicarán cambios en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Sube en cerca de 728 municipios, mientras que baja en unas 449 localidades. Los cambios oscilan entre caídas del 2% y subidas del 5%.

Medicinas

El 2019 comienza con una bajada en el precio de 1.200 medicamentos, entre los que destacan el ibuprofeno, fármacos para el asma, antidepresivos como el escitalopram, anticonceptivos orales como el levonorgestrel o el etinilestradiol, o medicinas para el Parkinson como el ropinirol.

Correo

Enviar cartas por correo también se encarece este 2019. El franqueo de la carta nacional ordinaria con un peso de hasta 20 gramos cuesta 5 céntimos y pasa a tener una tarifa de 0,60 euros.

¿Cómo se calcula el IPC?

Cada mes se registra cuánto cuestan los casi 500 productos que conforman la cesta básica. Para ello, el INE se pone en contacto con establecimientos de 177 municipios del país, y buscando que la muestra sea lo más representativa posible, no se tienen en cuenta liquidaciones o rebajas.

Los bienes y servicios que se analizan varían en función de los hábitos de consumo de los españoles, puesto que las costumbres de la sociedad también cambian con el tiempo. El alquiler de películas ya no se contempla, por ejemplo, y, en cambio, se han añadido a la cesta productos tecnológicos como las tablets. Todos ellos se clasifican en doce grupos con una ponderación diferente, que depende de su importancia en el mercado. Son los siguientes: alimentación y bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y tabaco, vestido y calzado, vivienda, menaje, medicina, transporte, comunicaciones, ocio y cultura, enseñanza, hoteles y restaurantes y otros bienes y servicios.

¿Para qué sirve?

El índice de precios de consumo es importante para conocer otros indicadores como la inflación, que se trata del aumento generalizado de los precios de los bienes y servicios de una economía durante un período de tiempo. Es un fenómeno realmente importante, ya que pone de manifiesto cómo varían los precios y el coste de la vida de un país. En este sentido, el IPC es el medidor de la inflación más empleado.

En segundo lugar, resulta imprescindible tenerlo en cuenta para la revisión de salarios, pensiones, primas de seguros y contratos de alquiler, ya que si los salarios no crecen al mismo ritmo que el IPC, se reducirá el poder adquisitivo de las personas y hablaremos de congelación salarial.

Además, permite analizar la economía de manera continuada, lo que permite al Gobierno y a las empresas privadas establecer predicciones, algo que se conoce como indicador adelantado del IPC.

¿Cómo nos afecta?

La importancia del índice de precios de consumo reside en que influye en la capacidad adquisitiva. Si los precios de la cesta de la compra básica crecen a un ritmo diferente que los ingresos, no podremos adquirir los mismos bienes y servicios, a pesar de que ganemos lo mismo.

Para que esto no suceda, el Estado y muchas empresas privadas aumentan los salarios de sus empleados a principios de año, en función de la variación del IPC del año anterior, con la intención de que el poder adquisitivo no varíe.

El índice de precios de consumo es, en definitiva, una radiografía muy representativa de la economía y de la sociedad, ya que tiene en cuenta los productos más consumidos por la población. Además, nos permite comparar con otros países, observar cómo aumentan los precios en el tiempo y tomar las medidas necesarias para que esto no influya en nuestra capacidad adquisitiva.

 

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.