Ahorra en la cesta de la compra con los productos de temporada

Llenar la cesta de la compra es uno de los principales gastos del mes. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, los españoles destinamos un 14,6% de nuestro presupuesto a la alimentación, lo que representa un gasto medio de 4.123 euros anuales por hogar. Teniendo en cuenta la cifra, es importante seguir ciertas recomendaciones a la hora de ir al supermercado para poder ahorrar en la cesta de la compra.

Uno de los tips fundamentales es planificar el menú para toda la semana  calculando bien las cantidades, evitando así comprar de más. Y otra regla de oro es optar por los productos de temporada. Afortunadamente, tenemos a nuestra disposición una gran variedad de frutas, verduras y hortalizas. Comer sano no tiene por qué ser más caro si tenemos en cuenta los diferentes productos que podemos encontrar en cada estación.

¿Por qué optar por los productos de temporada para ahorrar en la cesta de la compra?

Las frutas, verduras y hortalizas son las protagonistas para ahorrar en la cesta de la compra. En los productos de temporada hay una mayor producción y por lo tanto una mayor cantidad, lo que produce una disminución de costes y finalmente una disminución en el precio.

Pero consumir frutas y verduras de temporada no sólo repercute en el bolsillo, también en nuestra salud y nuestro entorno:

  • Alimentación más sana. Cuanto menos tiempo pasa desde el periodo de recolección hasta su consumo, mejor se mantienen todas las propiedades de la fruta y verdura. Además de vitaminas y fibra, cuando se consumen recién recolectadas también aportan mayor hidratación al cuerpo. La naturaleza es sabia y nos trae en cada momento del año las frutas y verduras que más le convienen a nuestro organismo.
  • Consumen menores cantidades de energía para ser producidos, ya que siguen el ciclo natural de cultivo. Recorren menores distancias desde que salen de la tierra hasta que llegan a nuestra mesa, reduciendo emisiones contaminantes.
  • Apuesta por los cultivos autóctonos y evita que desaparezcan. En cada zona se cultivan ciertos productos que no se pueden encontrar en otros lugares, por lo que si los consumimos estaremos generando riqueza en nuestro entorno más cercano.
  • Mejor aroma y sabor. Los productos de temporada están más frescos y por eso son mucho más sabrosos.

¿Cómo identificar las frutas y verduras de temporada?

En cada estación del año encontrarás diferentes frutas y verduras en el mercado. Para que puedas identificar cuáles son de temporada y cuáles no, te ofrecemos esta pequeña guía de los productos que puedes encontrar en cada estación.

Primavera, la estación de la fresa

Durante los primeros meses de la primavera puedes optar por frutas como las naranjas, los limones, los pomelos, los kiwis, los nísperos y los fresones. A partir de mayo, también podrás incorporar a la cesta de la compra fruta como los melocotones, los albaricoques, las cerezas, los melones, las nectarinas y las sandías.

La primavera también es temporada de la col rizada Kale, los espárragos trigueros o las legumbres frescas como los guisantes y las habas.

En verano, desayuna con fruta fresca

Si quieres comprar frutas de temporada durante los primeros meses de verano, puedes optar por los albaricoques, el aguacate, las cerezas, las ciruelas, los melocotones, el melón, las nectarinas o la sandía. Durante el mes de agosto podrás incorporar mangos, manzanas e higos.

En cuanto a la verdura de verano, opta por los ajos, los calabacines, las calabazas, las cebollas, las judías verdes, las lechugas, los pepinos, los pimientos, los rábanos, la remolacha, los tomates y las zanahorias. A finales del verano también puedes incorporar espinacas y puerros frescos.

Frutas y verduras otoñales

Durante la temporada otoñal, podremos encontrar la uva de mesa, las granadas, los higos, las manzanas, las peras, los caquis y los kiwis de temporada. En cuanto a la verdura, opta por las acelgas, el apio, las berenjenas, las judías verdes, los pimientos rojos, los tomates, las alcachofas, el brócoli, los calabacines, los guisantes, el repollo, la coliflor, las coles de Bruselas y los grelos.

Invierno, estación de los cítricos

Las frutas más típicas de la temporada de frío son las cítricas: naranjas, mandarinas, pomelos y limas. Su alta concentración de vitaminas te ayudará a sobrevivir al invierno y mantener a raya gripes y resfriados. En cuanto a las verduras, se mantienen los productos que encontrábamos durante el otoño.

Ahorra montando tu propia huerta

Fincas sociales, espacios comunitarios en edificios, o minicultivos en la terraza o balcón. Los huertos urbanos han llegado para quedarse y cada vez son más los espacios destinados a tal fin en grandes ciudades y localidades. Si no te puedes escapar el fin de semana al pueblo, optar por un huerto urbano puede ser una buena manera de ahorrar en la cesta de la compra. Con un poco de tiempo cada día y fijándote bien en el tipo de producto a sembrar en cada momento del año, podrás producir aquellos alimentos que más te gusten, sumarte al autoconsumo y practicar el movimiento Zero Waste a tu manera.

Las ventajas de cultivar o comprar verduras y frutas de temporada son muchas, tanto para nuestro bolsillo como para nuestra salud.

¿Y una mariscada?

Las frutas y verduras son recomendables y necesarias en una dieta equilibrada, pero también los son el pescado y el marisco. Así que si te apetece celebrar el buen tiempo con una mariscada de productos de temporada, como un bogavante o una cigalas, con el servicio Applázame de ABANCA podrás dividir el pago en varios meses, para que lo único que te resulte pesado sea la digestión.

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.