Cómo generar un código QR para tu negocio

Los códigos QR han pasado de tener una presencia limitada a ser un elemento clave en los negocios para ofrecer información a los usuarios sin tener un contacto físico con ellos. ¿Te gustaría generar un código QR para tu negocio?

Folletos tan comunes como la carta del restaurante o el catálogo de ofertas han quedado en la sombra por las medidas de seguridad recomendadas a raíz del coronavirus, y han dado paso al auge de los códigos QR.

Generar un código QR para tu negocio es un proceso bastante simple, rápido y, además, gratis. ¡Aquí te contamos cómo configurarlo!

Antes de empezar: ¿cómo funcionan los códigos QR?

Los códigos QR es la evolución del código de barras tradicional. Esa mezcla de barras y cuadros, generalmente en blanco y negro, tiene la capacidad de almacenar datos codificados y transmitir información. La mayoría del tiempo los datos es un enlace a un sitio web (URL).

Para acceder a esta información, basta con abrir alguna aplicación que escanee códigos QR. Hay muchas aplicaciones gratuitas para leer códigos QR tanto para Android como para iOS. Algunas de las más conocidas son NeoReader, QRDroid, QuickMark o Quick Scan. Además, muchos smartphones ya cuentan con un lector de QR integrado en la aplicación de la cámara.

Cuando el escáner reconoce el código QR, accede directamente a una URL que este código tiene asociada y muestra un contenido concreto al usuario.

Primer paso: ¿a dónde quieres que lleve el código QR?

Como hemos comentado, el código QR llevará a los usuarios a un sitio web, es decir, a una URL. Así que debes tener claro qué URL quieres usar: puedes llevarlos a la página web de tu negocio, a una landing page, a tu tienda online, a tus redes sociales o a un PDF subido a la red. O si lo prefieres, también puedes configurarlo para que lleve a un número de teléfono, a un correo electrónico, a una ubicación en el mapa, a un formulario para cubrir, a un vídeo… ¡Existen muchas opciones!

Hay que tener en cuenta que los usuarios quieren encontrar la información lo antes posible, por lo que lo ideal es que la página de destino sea simple, se limite a compartir los precios de la carta, las últimas ofertas, los productos destacados… sin entrar en un exceso de información. Además, el tiempo de carga debe ser lo más bajo posible, para que no se cansen de esperar y abandonen.

Por otra parte, como la gran mayoría de los usuarios acceden desde un móvil, el diseño debe ajustarse bien a este dispositivo, no cortarse en los márgenes y tener un tamaño de letra adecuado.

Si tu negocio todavía no tiene página web o tienda online, puede que este sea el momento indicado para dar el paso, empezar a cuidar mejor tu presencia online y sacar más partido a este medio para vender más. Si eres cliente de ABANCA puedes disfrutar de un 20% de descuento al crear tu tienda online con Palbin.

¿Ya tienes lista tu página? ¡Pues empieza la implementación del código QR!

Segundo paso: usa un generador de códigos QR

Hay una gran cantidad de generadores de códigos QR gratuitos. GOQRme, Visualead o QR Stuff son algunos de los más populares, pero la lista de opciones es muy larga.

Aunque cada interfaz es diferente, el funcionamiento es muy parecido en todos los generadores de códigos QR:

  1. Selecciona a qué tipo de contenido quieres que dirija el código QR.
  2. Inserta la URL de destino: tu página web o una landing page, las redes sociales, el contacto o el contenido que hayas escogido.
  3. ¡Ya tienes código QR! Algunos generadores de códigos QR te permiten modificar el diseño y ajustar los colores a tu gusto antes de descargarlo.

Tercer paso: revisa y ponlo en marcha

¡No lances nada sin revisarlo antes! Prueba a escanear el código QR y a acceder en diferentes dispositivos. Si lo vas a usar impreso, comprueba que es fácil de escanear este formato, incluso bajo condiciones de demasiado sol o poca luz, si lo vas a usar en exteriores. Puede que si los colores del código QR son muy claros no se vean siempre bien, o si se imprime a un tamaño muy reducido algunas cámaras de móvil no lo puedan detectar.

Si vas a querer hacer seguimiento de los usuarios que entran a tu web desde el código QR, también debes comprobar que se estén recogiendo bien estos datos con antelación.

¿Ha superado todas las pruebas? Pues es el momento de colocar tus códigos QR en un lugar en donde estén visibles, se puedan escanear con facilidad sin interrumpir a otros usuarios y exista un buen acceso a internet.

No te olvides de indicar también para qué sirve el código QR con una llamada a la acción clara (CTA): nuestra carta, menú del día, cócteles y bebidas, últimas promociones, packs especiales… para que los usuarios tengan un incentivo para entrar.

Ahora que ya sabes cómo generar códigos QR, ¿vas a implementarlos en tu negocio? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.