Inventario muerto: qué es y cómo está perjudicando tu negocio

5/5 - (16 votos)

El inventario es uno de los pilares de cualquier negocio, tienda o marketplace. Es la gama de productos que tenemos disponibles para ofrecer a los consumidores, siendo el motor que impulsa las ventas y la rentabilidad. Pero, ¿qué sucede cuando parte de ese inventario se estanca, acumulándose sin generar ventas? Aquí es donde la mercancía se convierte en inventario muerto, un problema que puede erosionar la salud financiera y la eficiencia operativa de la empresa. En este post te explicaremos qué es el inventario muerto, cómo está perjudicando tu negocio y, lo más importante, cómo puedes prevenirlo y gestionarlo eficientemente.

¿Qué es el inventario muerto?

El inventario muerto hace referencia a esos productos en stock que, por diversas razones, han quedado obsoletos o han perdido relevancia en el mercado, llevando a una demanda prácticamente inexistente. Es decir, es la mercancía que nunca fue utilizada o comprada por los consumidores. Antes de considerarse como stock muerto, estos productos pasan por distintas etapas: primero quedan como mercancía que no se vendió como se esperaba, después hay un exceso de estos productos y, finalmente, quedan almacenados con bajas posibilidades de venta. 

Estos productos representan una inversión congelada y un espacio de almacenamiento mal aprovechado, que no genera retornos. Este fenómeno puede ocurrir en cualquier tipo de negocio, desde pequeñas tiendas hasta grandes corporaciones con operaciones de ecommerce

Inventario muerto: ejemplos

Una tienda de electrónica puede tener stock muerto, por ejemplo, cuando tiene inventario excesivo de un modelo antiguo de smartphone, justo cuando se lanza un modelo nuevo y mejorado. Este stock anterior se convierte rápidamente en inventario muerto, ya que los clientes van a preferir el modelo más reciente. En esta situación, el impacto es doble: no solo se pierde el valor del inventario antiguo, sino que también se pierde la oportunidad de hacer una mayor inversión en el nuevo modelo más demandado. 

Características del inventario muerto

A nivel operativo, el inventario muerto se caracteriza por

  • Baja rotación. Los productos que conforman el inventario muerto suelen tener una rotación muy baja o nula, lo que significa que permanecen en el almacén durante períodos prolongados sin ser vendidos. 
  • Capital inmovilizado. El stock muerto representa un capital que se ha invertido en mercancías que no están generando retorno, impidiendo su uso en otras oportunidades más rentables o necesidades urgentes del negocio.
  • Espacio de almacenamiento. Esta mercancía muerta ocupa espacio que podría ser utilizado para almacenar productos más rentables o con mayor rotación. 
  • Desfase en la demanda del mercado. Generalmente, estos productos han perdido su sincronía con las tendencias actuales del mercado o las necesidades de los consumidores, lo que resulta en una demanda muy baja o inexistente. 

Es importante distinguir el inventario muerto de aquellos productos que simplemente tienen una rotación lenta. Mientras que algunos productos pueden tener ciclos de venta más largos por naturaleza, el stock muerto se refiere a aquellos que han perdido casi toda posibilidad de venta debido a cambios en las preferencias del consumidor, obsolescencia, daños o errores en la planificación de la demanda. 

Principales causas del stock muerto

El propósito principal en la gestión del inventario es lograr que los productos conserven su valor hasta que llegue el momento de venderlos. Si en tu negocio te encuentras con inventario que no se mueve, es necesario saber identificar las causas para prevenir que ocurra. Entre los factores más comunes, se encuentran

  • Errores en la previsión de la demanda. Esta es, probablemente, una de las causas más comunes de la mercancía muerta. Estimar incorrectamente lo que los clientes van a comprar puede llevar a una acumulación de productos que no se venden (exceso de inventario). Estos errores pueden originarse por herramientas de análisis de mercado desactualizadas, una comprensión inadecuada de las tendencias del mercado, o errores humanos.
  • Cambios en las tendencias y preferencias. Lo que hoy es popular, mañana puede no serlo. Si los productos no se adaptan rápidamente a estos cambios, es probable que se queden almacenados sin venderse, especialmente en un mercado donde las preferencias cambian rápidamente.
  • Obsolescencia del producto. Un problema común en los sectores de tecnología y moda, donde la innovación continua puede hacer que los productos se vuelvan rápidamente obsoletos y, por lo tanto, no vendibles.
  • Problemas de calidad o defectos. Los productos con defectos o que no cumplen con los estándares de calidad, pueden ser motivo de devoluciones masivas o tener la necesidad de retirarlos del mercado, incrementando el stock muerto. 
  • Cambios externos. En ocasiones, los factores externos, como nuevas regulaciones gubernamentales o cambios económicos, pueden alterar de manera imprevista la demanda de ciertos productos. 
  • Falta de estrategias de marketing. Incluso los mejores productos pueden convertirse en inventario muerto si no se comercializan correctamente. Una estrategia de marketing deficiente puede llevar a que los clientes potenciales desconozcan el producto.
  • Gestión de inventarios ineficiente. Si no se hacen revisiones periódicas de inventario, y no se realizan ajustes basados en el rendimiento del producto, pueden llevar a una acumulación de stock no deseado. 

¿Cómo evitar el stock muerto?

El stock muerto es uno de los escenarios más temidos para cualquier negocio. Aunque puede parecer complicado, con las estrategias adecuadas, puedes transformar esta situación en una oportunidad. Para evitar la mercancía muerta y mantener tu inventario en constante movimiento, se pueden aplicar una serie de técnicas, tal como recomienda la plataforma de comercio internacional Shopify

  • Herramientas de gestión. Hoy en día, existen múltiples software de gestión, cada uno con características únicas para adaptarse a diferentes necesidades empresariales. De esta forma, la empresa tendrá información sobre tendencias de ventas, rotación de stock, alertas de pocas existencias y otros indicadores clave que previenen la acumulación de inventario. No puedes saber cuál es la demanda real del negocio si no sabes todo lo que entra y sale. 
  • Previsión de demanda. Utiliza datos históricos de ventas, tendencias del mercado y análisis predictivo para hacer proyecciones más precisas sobre qué van a pedir tus clientes. Esto te permite ajustar tu inventario para que no te sobre ni te falte mercancía.
  • Ciclo de vida del producto. Monitorea, gestiona y sigue de cerca el ciclo de vida de cada producto, así podrás identificar cuándo está comenzando a declinar en popularidad. 
  • Evaluación periódica. Realiza auditorías regulares y análisis del inventario para identificar productos que están en riesgo de quedar almacenados. Así podrás tomar medidas correctivas rápidamente. 

¿Cómo manejar el stock muerto?

Si ya tienes inventario muerto en tu almacén, aún hay varias estrategias que puedes aplicar para manejar la situación de manera efectiva. Este stock, aunque no se esté vendiendo actualmente, todavía tiene potencial que puedes aprovechar. Toma nota de estas técnicas para minimizar las pérdidas y aprovechar al máximo lo que ya tienes en almacenamiento

  • Promociones y descuentos. Si notas que algunos productos no se están vendiendo tan rápido como antes, una buena estrategia puede ser ofrecer promociones o descuentos. Esto puede reactivar el interés de los clientes y evitar que esos productos se conviertan en inventario muerto.
  • Revisión de precios. Analiza la estructura de precios y considera hacer ajustes. Esto puede implicar reducir los precios para hacer los productos más atractivos o reajustarlos según las condiciones del mercado.
  • Publicidad. Crea campañas de marketing específicas para aumentar la visibilidad y el atractivo de estos productos. Esto puede incluir publicidad en redes sociales, email marketing, o destacarlos en el sitio web de la empresa.
  • Redistribución. Si tienes oportunidad, mueve el inventario a otras ubicaciones donde la demanda pueda ser mayor. Esto puede ser especialmente efectivo en productos con mercados regionales específicos.
  • Liquidación o donación. En casos donde la recuperación del producto no sea viable, se puede optar por liquidar estos productos a precios muy bajos o considerar su donación a organizaciones benéficas.

¿Por qué el inventario muerto es malo para tu negocio?

El inventario muerto es más que un problema de espacio en el almacén. Sus repercusiones van más allá, afectando múltiples áreas de un negocio. Estas son las razones por las que debes evitarlo en tu negocio

  • Costos de almacenamiento. Tener productos almacenados conlleva a gastos continuos, incluyendo el alquiler, el seguro y el mantenimiento. Estos costos adicionales reducen el margen de beneficio del producto. 
  • Degradación. Con el tiempo, el stock almacenado puede deteriorarse, resultando en pérdidas totales si los productos se vuelven inservibles. 
  • Impacto en la gestión. El stock muerto puede complicar la gestión del inventario, haciéndolo aún más difícil de organizar y controlar. 
  • Pérdida de oportunidades. Los recursos invertidos en los productos almacenados podrían haberse utilizado en productos más demandados o en tendencias emergentes. Perdiendo oportunidades y competitividad en el mercado. 
  • Imagen de marca. Acumular inventario puede dar la impresión de que el negocio no está en sintonía con las necesidades actuales del mercado. Dañando potencialmente la imagen de marca y la relación con los clientes. 

El inventario muerto es un problema que todas las empresas deben evitar, porque puede consumir recursos y reducir la rentabilidad del negocio. Sin embargo, con una gestión adecuada se pueden evitar o minimizar estos problemas. Recuerda tener un plan de negocios que sirva como guía, pero que permita ajustes o cambios para poder adaptarse al mercado actual.  

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.