Trucos para no dañar la batería de tu móvil y lograr que dure más

Vivimos hiperconectados a las nuevas tecnologías. Adictos al WhatsApp, a las redes sociales y locos por compartir todo lo que sucede a nuestro alrededor en tiempo real, vivimos con miedo a que se nos apague el teléfono en medio de la calle como si eso significase el fin del mundo… o casi. Por suerte, existen cargadores inalámbricos y para el coche, power banks, cinturones de carga y diversos trucos para no dañar la batería de tu móvil y lograr que siga durando tanto (o casi) como al principio.

En este artículo hablaremos de los hábitos con los que estás dañando tu smartphone sin darte cuenta: un problema que, en mayor o menor medida, afecta a todos. Además, te daremos las claves para alargar la vida útil de tu batería. ¿A quién no le interesa aprender sobre esto?

¿Qué hábitos dañan la batería de tu móvil?

Cargar la batería en el ordenador, exponerla a temperaturas extremas, encender el teléfono cuando está sin carga, dejarlo enchufado durante toda la noche, esperar a que la batería de tu móvil esté al 100%, tener el GPS y la búsqueda de redes WiFi activadas todo el tiempo… Estos son solo algunos de los hábitos con los que, sin darte cuenta, estás acortando cada día la vida útil de tu smartphone. A continuación te lo explicamos con más detalle.

Cargar la batería en el ordenador

Conectar tu móvil a través del cable USB para cargar la batería reduce su vida útil. Las corrientes entre las dos entradas USB varían mucho, por lo que el dispositivo se calienta más que cuando lo enchufas a la corriente. En este sentido, la mejor opción es emplear el cargador original.

Exponer tu teléfono a temperaturas extremas

Los smartphones emplean baterías de litio porque se cargan más rápidamente que las tradicionales. Con todo, cuando este material es sometido a temperaturas más altas o más bajas de lo normal, el rendimiento de la batería se ve afectado.

Encender el móvil cuando está sin carga

Aunque se encuentren al 0% de energía, las baterías de los smartphone guardan una pequeña reserva de energía que no conviene consumir. Por ello, tratar de encender el teléfono cuando se ha apagado es bastante perjudicial, puesto que correrás el riesgo de que no se vuelva a encender y tengas que llevarlo al servicio técnico.

Cargar la batería demasiado

Muchos no lo saben, pero cargar el móvil durante breves períodos de tiempo no afecta a la vida útil de su batería. De hecho, algunos estudios defienden que es preferible cargarlo varias veces al día aunque la batería esté a medias. En cambio, cargar el teléfono durante demasiado tiempo, esperar a que esté al 0% y dejar que alcance el 100%, sí le perjudica.

Activar la ubicación

Es conveniente que desactives el GPS de ciertas aplicaciones (por ejemplo, Twitter) que, por defecto, la emplean y la registran sin que te des cuenta.

Además, tener la ubicación activa en el teléfono durante todo el día consumirá la batería más rápidamente y, por tanto, acabará dañándola.

La mala cobertura 

Cuando el móvil trata de conectarse a una red WiFi o de establecer una conexión estable en zonas con baja intensidad de señal, consume más energía de lo normal. En estos casos, por ejemplo cuando viajas en tren o en metro, activar el modo avión es la mejor opción para no desperdiciar batería.

Diez consejos para que la batería de tu móvil dure más tiempo

A continuación te damos algunas recomendaciones para alargar la vida útil de tu smartphone y que la batería deje de ser un quebradero de cabeza cada día. ¡Atento!

  1. Evita cargar tu teléfono en el ordenador y emplea el cargador original.
  2. No lo expongas a temperaturas extremas: ni demasiado altas, ni demasiado bajas. Y si puedes prescindir del uso de fundas, hazlo, ya que contribuye al recalentamiento del terminal.
  3. Cuando tu teléfono esté apagado por falta de batería, no trates de encenderlo.
  4. No esperes a que la batería llegue al 0% para cargarla ni lo dejes enchufado hasta que alcance el 100%.
  5. Evita cargar tu teléfono durante largos períodos de tiempo. Es preferible conectarlo varias veces al día y durante menos tiempo que dejarlo cargando toda la noche.
  6. Desconecta la ubicación si no estás empleándola y desactívala de aquellas apps que la utilizan y la registran por defecto.
  7. Activa el modo avión si te encuentras en una zona con baja cobertura y desactiva el WiFi cuando estés utilizando la tarifa de datos.
  8. Reduce el brillo de la pantalla y el tiempo que tarda la luz en apagarse cuando dejas de utilizar tu teléfono, y prescinde del giro automático y del modo vibración.
  9. Actualiza tus aplicaciones y el sistema operativo (con WiFi, claro). Las nuevas versiones de las apps contribuyen a gestionar mejor la batería que consumen.
  10. Elimina de tu móvil aquellas apps y widgets que no utilices. Haciéndolo no solo liberarás espacio, sino que también ahorrarás en batería. En muchas ocasiones, aunque no las utilices, siguen consumiendo energía.

Con estos consejos podrás sacarle un mayor partido a la batería de tu móvil y evitar, de este modo, la terrible sensación de que se te apague cuando estás fuera de casa y sin un enchufe cerca que seguro que ya has experimentado más de una vez. En este sentido, llevar encima un cargador inalámbrico será de gran ayuda. ¡Las personas precavidas valen por dos!

Comentarios
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.