La caja negra (EDR) de los coches: ¿qué es y por qué será obligatoria?

A partir del año 2022, todos los fabricantes de automóviles deberán implementar el nuevo sistema EDR, en inglés Event Data Recorder, en sus vehículos. Un mecanismo de seguridad cuya funcionalidad es similar a la caja negra de los aviones.

Veamos a continuación, qué es exactamente este sistema EDR, cuál es su función, sus  características y beneficios.

Qué es el EDR

El sistema EDR tiene como objetivo recopilar información, tanto del vehículo como de sus ocupantes. En caso de accidente, registra y almacena todos los datos durante los 30 segundos previos al siniestro y los 5 segundos posteriores. De esta forma, obtiene información para poder esclarecer la causa del accidente y evaluar el funcionamiento de los sistemas de seguridad del vehículo y sus parámetros.

Por normativa europea, todos los coches nuevos homologados en la UE deberán implementar el nuevo sistema EDR. Se trata de uno de los ocho sistemas ADAS, los cuales, según la DGT, serán obligatorios a partir de julio de 2022.

De qué está hecho

Los EDR están hechos de acero. Contienen todos los datos del sistema de airbags y al mismo tiempo está conectado a la red de datos del habitáculo del coche. Otra pieza fundamental son los condensadores, ya que proporcionan el pulso de corriente y son los que activan el airbag en caso de accidente.

Por otro lado, hay un procesador principal y un chip de memoria. Este último es el encargado de grabar los 30 segundos previos y los 5 segundos posteriores.

Cómo funciona un EDR

Este dispositivo se colocará debajo del asiento del conductor. En este caso, el EDR irá registrando y borrando datos cada cierto tiempo. En cambio, las cajas negras de los aviones almacenan los datos durante más tiempo.

En el momento en el que se produzca un accidente y salte el airbag, el dispositivo se activará y recopilará la información general de los 30 segundos previos al accidente y los 5 posteriores al impacto. Con esto, se podrá trazar la trayectoria del vehículo.

Además, este sistema registrará otros datos diferentes que pueden ser importantes para analizar cómo y qué causó el accidente. Algunos de ellos son los siguientes.

  • Registrará la velocidad del vehículo
  • Registrará los movimientos de la dirección
  • Examinará la posición del acelerador
  • Analizará la desaceleración
  • Validará el funcionamiento de los cinturones de seguridad
  • Por último, registrará el ángulo del giro del coche

Toda esta información es anónima, un EDR guarda datos en situaciones concretas pero no guarda datos personales. Además, tampoco realizará grabaciones de imágenes ni audios del interior del vehículo.

Beneficios del sistema EDR

La Unión Europea, con la implementación de los EDR, quiere aumentar la seguridad de los automóviles e influir de forma efectiva en la conducción. Este mecanismo ayudará a generar vehículos de mayor calidad. Al obtener información relevante, se podrá analizar los puntos de mejora y aplicar nuevas tecnologías de seguridad y funcionamiento en los vehículos.

Por otro lado, ayudará a mejorar la seguridad pasiva. La información obtenida permitirá analizar las causas y daños físicos que puedan sufrir los ocupantes del vehículo en caso de accidente.

Cabe destacar que un EDR no sirve para determinar la culpabilidad en un accidente, sino para analizar las causas. Por eso, también será una herramienta muy útil para las compañías de seguros. Podrán analizar las causas del siniestro y conocer el desencadenante del mismo.

Quién accede a los datos

Normalmente, cuando ocurre un accidente de tráfico está presente esa incertidumbre de qué habrá pasado e incluso nos preguntamos de quién habrá sido la culpa. Pues bien, es aquí donde los EDR juegan un papel fundamental.

La información y los datos que este sistema recoge serán extraídos para esclarecer lo ocurrido. Dicha información está protegida, por lo que no todo el mundo tiene acceso a ella. Para extraer dicha información es necesario tener acceso físico al coche y un dispositivo preparado para conectarse a la toma de diagnosis (puerto EOBD) del EDR. Estos dos requisitos solo los cumple tu compañía de seguros y la policía.

No es de extrañar que las compañías de seguros tengan acceso a esta información, ya que en el momento de aceptar la póliza, la aseguradora podrá recopilar tanta información como considere necesaria para la investigación de un accidente.

Como hemos visto, los objetivos de la Unión Europea con este nuevo dispositivo son aumentar la seguridad vial y reducir lo máximo posible la siniestralidad en carretera. Sin duda, este tipo de mecanismos son un complemento más para garantizar una seguridad vial plena.

Del mismo modo, también es importante que mantengamos nuestro vehículo en buenas condiciones y le hagamos las revisiones pertinentes. Además, contar con un buen seguro de coche nos dará una mayor seguridad ante un posible siniestro. En ABANCA ofrecemos este servicio, por lo que si quieres saber qué tipo de coberturas ofrecemos, visita nuestra web.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.