Seguro de coche a terceros: ¿qué cubre?

El seguro de coche a terceros, también conocido como el seguro de coche obligatorio, tiene unas coberturas básicas que pueden ser suficientes o no. Esto dependerá de las características del coche y del uso que reciba.

En este post vamos a conocer mejor las coberturas del seguro de coche a terceros con la finalidad de que puedas determinar si tienes suficiente con las coberturas de este seguro o si necesitas una alternativa más completa.

Recuerda la importancia de comparar las modalidades de seguros de coche para elegir la más adecuada, así como seguir una serie de consejos antes de contratar este servicio con una compañía aseguradora.

Seguro de coche a terceros vs. seguro a todo riesgo

Los seguros de coches a todo riesgo suelen contratarse cuando se compra un coche nuevo y hasta que tenga alrededor de tres años. Una vez pasado este período el valor del coche se devalúa y puede no salir rentable contratar esta modalidad. A no ser que por el uso que se le da o por la gama del coche sea necesario ofrecer una protección adicional.

Después de los tres años se suele pasar a un seguro a terceros ampliado o, directamente, a un seguro de coche a terceros. Ofrece unas garantías básicas, pero a un precio mucho más bajo.

Este seguro también está recomendado para coches de segunda mano, si se usa poco el vehículo o si se tiene plaza de garaje.

¿Qué coberturas tiene el seguro de coche a terceros?

Ahora que ya conocemos los principales aspectos del seguro y sus diferencias respecto al seguro a todo riesgo, vamos a ver a fondo cada una de sus coberturas.

La Responsabilidad Civil

El seguro de coche a terceros ofrece una garantía básica, la Responsabilidad Civil Obligatoria, y es obligatorio tenerlo para poder circular y cubre los daños que el conductor pueda causar a otras personas o bienes.

Por otra parte, los seguros a terceros ampliados o a todo riesgo ofrecen una ampliación de la garantía básica, lo que se conoce como Responsabilidad Civil Voluntaria.

La asistencia en viaje

La asistencia en viaje, o asistencia en carretera, hace referencia a todos los gastos derivados de que el coche sufra una avería durante el viaje. Al contactar con la compañía aseguradora, esta enviará una grúa o asistencia mecánica a la zona donde tuvo lugar la avería.

La defensa jurídica

Los seguros de coche a terceros ofrecen cobertura frente a posibles procesos judiciales. La aseguradora pone a disposición del usuario servicios legales y honorarios para abogados, y asume los gastos derivados del proceso de estas reclamaciones que terminan en juicio.

Las indemnizaciones

En caso de que un accidente suponga una invalidez permanente, o incluso el fallecimiento, del asegurado, la compañía aseguradora puede ofrecer indemnizaciones.

Por otra parte, la invalidez temporal no suele estar incluida en los seguros de coche de este tipo.

Lunas

En caso de rotura de los cristales del vehículo que aíslan a los ocupantes del exterior, el seguro se encargará de repararlos o sustituirlos cuando corresponda.

Daños a los ocupantes

Los seguros de coche a terceros ofrece asistencia sanitaria no concertada. Es decir, el servicio médico estará garantizado en caso de necesitarlo a raíz de algún accidente con el coche.

Este seguro cubre los daños que ocasione el conductor causante del accidente, tanto a los ocupantes del otro coche como a sus acompañantes. Para que el mismo cubra también al conductor causante del accidente se deberá contratar a mayores una cobertura conocida como seguro del conductor.

Ahora que hemos hecho este repaso por las diferentes coberturas del seguro de coches a terceros, ¿crees que es suficiente para tu coche y su nivel de uso? ¿O tal vez necesitas más coberturas adicionales?

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.