Lotería de Navidad: así es cómo debes gestionar tu dinero si te toca el premio

Las probabilidades de que te toque el Gordo de Navidad son una entre cien mil. Pero… ¿sabías que tienes un 14% de posibilidades de ser el ganador de algunos de los premios de la Lotería de Navidad? Si has jugado, claro. Si eres uno de los afortunados y quieres sacarle el máximo partido al dinero y que no acabe pasándote factura a nivel económico -y también a nivel personal-, presta atención a lo que te contamos en este artículo. A continuación, siete consejos para gestionar tu dinero adecuadamente si te toca la Lotería de Navidad.

Has ganado la Lotería de Navidad: celébralo (pero con mesura)

Después de ganar un gran premio de la Lotería de Navidad te convertirás en el centro de atención de tu familia, de tu grupo de amigos, de tu empresa y, en definitiva, de todo el vecindario y la localidad. Y lo celebrarás con muchísimo gusto… ¡quién no lo haría! De todos modos, los festejos deben realizarse prudentemente y sin derrochar: celébralo como tú quieras, con quién tú quieras y durante el tiempo que estimes oportuno. Y ante todo, discreción: no reveles a diestro y siniestro que has sido premiado ni la cantidad que has obtenido. Escoge bien con quién compartes la noticia.

Además, es muy importante que dediques tiempo a pensar y a tomar conciencia de lo que supone ganar una cantidad de dinero como esta. Una correcta gestión del premio será imprescindible para evitar que la situación te acabe jugando una mala pasada.

Piensa antes de saldar tus deudas

Si las tienes, aprovecha parte del dinero del premio para acabar con tus deudas, fundamentalmente las ejecutivas (o lo que es lo mismo, aquellas que se generan cuando dejamos de pagar). Nos referimos a las hipotecas en mora, descubiertos en tarjetas de crédito, cuotas pendientes con la Administración, etc.

Con las deudas ordinarias, piensa antes de tomar la decisión. De hecho, existen préstamos que no permiten ser cancelados antes de tiempo y las hipotecas, a veces, conviene mantenerlas, y es que dependiendo del tipo de interés puede que te compense económicamente.

No adquieras compromisos los primeros días…

…y espera un poco antes de tomar las primeras decisiones. Seguramente recibas propuestas de todo tipo, por parte de conocidos y desconocidos, y te replantearás muchos aspectos relacionados con tu vida y tu futuro. ¿Dejar el trabajo? ¿Comprar una vivienda? ¿Montar un negocio? Valóralo bien y después decide.

…y aprende a decir no. No te sientas obligado a ayudar económicamente a todo aquel que te lo pida ni tampoco a apoyar todas las aventuras empresariales que te comenten, por muy cercano que sea quien te realice la propuesta.

Ponte en manos de expertos e invierte

Lo más probable es que no seas un experto en el mundo de las finanzas, por lo que deberás apoyarte en asesores financieros y fiscales para gestionar tu dinero adecuadamente y evitar disgustos más adelante. Lo mejor, que sean independientes y que no se conozcan entre ellos.

El dinero es una herramienta y no un fin en sí mismo. El tiempo devalúa el dinero, pero no por ello debes consumirlo todo y de golpe. En este sentido, las inversiones financieras (Deudas del Estado, fondos de inversión, etc.) y las inversiones inmobiliarias son la mejor opción, ya que podrás aprovecharte de los rendimientos que se vayan generando con el paso del tiempo. Con todo, procura no cometer el error de invertir todo en un único activo y diversifica. Así reducirás el riesgo de perderlo todo si las cosas no funcionan.

Ten en cuenta los costes de mantenimiento

Probablemente quieras comprar ciertas cosas con las que llevas tiempo soñando, pero nunca te habías podido permitir. Viviendas caras, coches de gama alta, animales… En estos casos, antes de tomar la decisión, piensa. Y es que existen bienes cuyos costes no finalizan en el momento de la compra, sino que supondrán un gasto constante. Y quizás acaben siendo una ruina.

Piensa en tu futuro y en tu salud

Existen hábitos de vida saludable que suponen gastos cotidianos, aunque esto ya no será un impedimento para llevarlos cabo. Cuídate e invierte en mejorar tu previsión para el futuro a través de, por ejemplo, los planes de pensiones, así podrás vivir bien durante más tiempo.

Disfruta de la vida y comparte

Ten claro que el Gordo de la Lotería o cualquier otro premio no borra los problemas. Piensa en aquellas personas que no supieron cómo administrarse: pensando que los aspectos negativos de sus vidas desaparecerían por arte de magia, terminaron peor de lo que estaban en un principio. Y no descuides lo más importante de la vida: tu hogar, tu familia y tus amigos.

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.